7 Formas de propagación o reproducción de las plantas

el 22 enero, 2013 en Agricultura Ecológica, Blog | 3 Comentarios »

reproducir plantas

Tener una diversidad de plantas implica disponer de semillas adecuadas. Aunque siempre puedes empezar por semillas comerciales estándar, lo más interesante es conseguir semillas con certificación de producción ecológica. También puedes recurrir a los contactos con agricultores ecológicos y al intercambio de semillas que promueven algunas asociaciones o grupos de agricultura ecológica.

Puedes realizar semilleros domésticos en pequeños recipientes reciclados, cajas de envases desechables, etc., y mantenerlos en un sitio caldeado. Para un huerto tal vez la forma más adecuada es reservar un espacio para un semillero, donde se siembran las semillas y tras crecer los planteles, se trasladan a su sitio definitivo en el huerto. Aquí tienes más información sobre la germinación de semillas y almácigos.

Semillas

Una semilla es un símbolo del milagro de la vida, porque es capaz de darnos desde kilos de frutos a un árbol de más de 20 metros de altura y todo gracias a la tierra. Debes contemplar la posibilidad de ser autosuficiente con las semillas, pues con ello conseguirás una mejor calidad y la preservación de determinadas especies. Guardar las semillas te ahorrará dinero y te dará calidad de especies que además se habrán formado en el propio suelo y lugar. Para guardar semillas hay que tener en cuenta algunos consejos:

  • Hay que dejar que la planta se seque bien antes de arrancarla.
  • Recolectar las semillas siempre a media mañana en día soleado y seco y nunca en días húmedos. Si no hay más remedio, porque los días húmedos son seguidos, es recomendable arrancar la planta entera y colgarla en un cobertizo aireado hasta que acaben de secar bien.
  • Las semillas de frutas y verduras pulposas se guardan separando la pulpa primero y dejándola secar bien esparcidas sobre un papel de periódico en un lugar fresco y aireado.
  • Las semillas, una vez secas, se guardan muy bien en frascos oscuros y herméticos. No te olvides de etiquetarlas con fecha.
  • La caducidad de las semillas varían entre dos o más años dependiendo de la variedad.

Encuentra información más detallada sobre las semillas.

Los cruzamientos

Uno de los problemas más frecuentes en los huertos pequeños es el frecuente cruce entre variedades de la misma especie causado por el polen transportado por los insectos o el viento. Puede darte sorpresas desagradables de un año a otro en incluso hacerte perder variedades que tenías muy bien adaptadas. Por ello, no es aconsejable poner juntas variedades de la misma especies.

Planteles

La siembra de plantel requiere primero de una preparación bien sea en cajones, en suelo acondicionado o en bandejas para tal fin. Para realizar la siembra de planteles es importante que la tierra sea adecuada para que germinen las semillas que pongamos, además de garantizar un buen alimento y nutrientes para el desarrollo de las plantas.

Los planteles nos permiten preparar el terreno y acondicionarlo para cuando efectuemos el trasplante en el momento en que los planteles tengan el tamaño adecuado.

Los planteles deben cuidarse vigilando el riego y no deben de estar expuestos a pleno sol especialmente antes de germinar.

El trasplante de los planteles al huerto es una operación delicada pero fácil de realizar, en la que lo más importante es dañar lo menos posible las raíces y que no falte el riego hasta su nuevo enraizamiento en el  huerto. También puedes recurrir a las plantitas que venden en los viveros, aunque, a menudo, tanto la procedencia de las semillas como el uso de abonos químicos y plaguicidas las desvitaliza y es fácil que den problemas, además de no ser muy recomendadas para el consumo.

Otras formas de reproducción

En algunos casos no podemos reproducir las plantas por medio de semillas porque apenas las producen o porque de hacerlo perderían las características de la planta madre, se alargaría el periodo hasta la cosecha, etc. Este tipo de reproducción se denomina vegetal o asexual, y comprende las siguientes formas: bulbos, esquejes, estelones, acodos o división de pies.

- Bulbos: El bulbo, como son los cultivos de ajos o flores como los gladiolos o los ranúnculos, se entierra casi por completo en el suelo. Tras su germinación crece una o múltiples plantas, como es el caso de las cebollas, que una vez desarrolladas pueden dividirse y transplantarse dando nuevas cebollas.

- Esquejes: La ramitas de algunas plantas, cuando se cortan y se plantan en un buen terreno o en un sustrato húmedo producen raíces que permitirán el rebrote de la planta seccionada. El esqueje realizado con ramas maduras y leñosas, de 15 a 20 cm, se llama estaca y con yemas jóvenes ya brotadas esqueje. Los esquejes se preparan eliminando todas las hojas de la mitad de la rama en su parte inferior. Después se entierran en un sustrato (en semillero o bandeja), que no aporte muchos nutrientes, hasta las primeras hojas y se riegan. Los esquejes tendrán raíces en 20 – 30 días.

- Estolón: Es un tallo que se desplaza por el suelo y de cuyos nudos nacen raíces y hojas que darán origen a nuevas plantas. Así se propagan por ejemplo los fresales. Cuando las nuevas plantas han alcanzado el suficiente desarrollo en el suelo, se arrancan cortando los restos de tallos que aún las unen con las madres y se trasplantan.

- Acodos: Se trata de una especie de esqueje aéreo o terrestre que se realiza sin cortar la rama de la planta madre. Consiste en practicar un pequeño corte o incisión en una zona de la rama que se recubre de mantillo o sustrato húmedo y se envuelve con un plástico bien sujeto en caso de los acodos aéreos, o se entierra en el suelo en caso de los acodos terrestres. Una vez desarrolladas las raíces, se corta por su parte inferior, separándolo de la rama madre y se trasplanta.

- División de pie: Algunas plantas se reproducen más fácilmente y más rapido por la separación de raíz. A principios de otoño o primavera se desentierra alguna mata ya adulta con sus raíces correspondientes y se separan manojos o puñados de raíces con sus tallos. Los tallos separados se podan dejándolos con una altura de 4 o 5 cm y se entierran en su sitio definitivo o en macetas, regándolos abundantemente.

 

huertoecologico

@EcoAgricultor

.

Otras cosas que quizá te interesen

0 respuestas a 7 Formas de propagación o reproducción de las plantas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× ocho = 8

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>