Cómo conseguir una vivienda más ecológica y sostenible

el 15 enero, 2013 en Bioconstrucción, Blog | 7 Comentarios »

casasostenible

Una vivienda ecológica es una vivienda en la que se intentan cerrar al máximo los ciclos de energía y materia. Es decir, reducir al máximo la entrada en el sistema (nuestra casa) de energía y materia provenientes del exterior, con lo que conseguiremos un importante ahorro económico, y en consecuencia directa un aumento de nuestra libertad e independencia con respecto a las grandes corporaciones energéticas y agroindustriales.

En otras palabras una vivienda ecológica, es una vivienda libre.

Para conseguir dicho fin, tendremos que aplicar una serie de medidas, ya aplicadas desde tiempos inmemoriales por nuestros antepasados, con el fin de conseguir dicha independencia enérgica y alimentaría. Medidas que resumiremos en el concepto de las 5-R: REDUCIR, REUTILIZAR, RECICLAR, RENOVABLE Y RAZONAR.

casa-paja

En primer lugar, REDUCIR nuestro consumo individual de energía, agua y recursos naturales; mediante una serie de medidas de ahorro y mejora de la eficiencia tanto de nuestra tecnología (electrodomésticos), como de nuestros hábitos. Además de REUTILIZAR todo lo que sea posible (reparaciones), y RECICLAR todo lo demás (compostaje).  Sin olvidar, el uso de energías RENOVABLES autónomas y descentralizadas, como la solar (luz del día), eólica (tender ropa) o biomasa (leña, alimentos). Y finalmente, RAZONAR para saber en que mundo queremos vivir, y como poder llegar a obtenerlo (decrecimiento).

Pero el presente artículo quiere tener un carácter práctico, así que a continuación os expondré una serie de medidas prácticas para conseguir dicha independencia enérgica y alimentaria.

 

CERRAR CICLOS DE ENERGÍA

1.1) ENERGÍA TERMICA:

1.1.1) Calefacción:

A) Mejora el aislamiento de tu vivienda: Mediante la instalación de aislantes autoadhesivos (10 €) en los marcos de puerta y ventanas, la utilización de persianas y cortinas por la noche. Y si tienes mas presupuesto, mejorar el aislamiento de paredes  y techo (500 €), y la instalación de ventanas de doble cristal o ventanas S.A.V. (250 €), que regularan la radiación solar diurna y la sirven a su vez de aislantes térmicos por la noche (invierno).

B) Mejora el aislamiento personal: Mediante la utilización de ropa de abrigo dentro del hogar, y de las inmemoriales mantas (60 €) de toda la vida. Y cómo no, el calor humano; ¡ahi todos apretaditos !!!!

C) Utilización de estufas: Las mejores son las de pellets con ventilación forzada (2.000 €), que tienen un rendimiento 80 veces superior a la estufa de leña de toda la vida. Pero si no nos alcanza, las calefacciones de leña (300 €) y butano (60 €) son más baratas, que las calefacciones eléctricas y de bomba de calor. Tanto en compra inicial, como en consumo y mantenimiento.

1.1.2) Agua Caliente Sanitaria (ACS):

 

A) Energía Fototérmica: Dotar de un sistema termosolar de calentamiento de agua para uso doméstico a una vivienda es muy rentable. Ya que a pesar de que la inversión inicial es un poco elevada (entre 2.000 y 4.00 €), a la larga resultara una inversión muy ventajosa, a causa del continuo aumento del precio del kWh eléctrico, el gas y el petróleo; amortizándose la instalación en menos de 8 años.

 


gray-water

Y puesto que estas instalaciones para la producción de agua caliente a baja temperatura son una tecnología estándar bien conocida y difundida, nos permiten un suministro energético fiable, limpio, seguro y rentable. Además al aprovechar un recurso renovable como es la energía solar; se consigue un gran ahorro energético y económico. Sin olvidar, la energía solar pasiva, es decir que por el día entre la luz solar por las ventanas, y mediante el conocido efecto invernadero se caliente nuestro hogar, porque como dice un refrán checo: “El la casa que no entra el Sol, entra el doctor”.

Si no tenemos ese dinero, los calentadores a gas, son más eficiente que los eléctricos.


cocina-solar

1.1.2) Cocinar:

A) Cocinas Solares: Tiene un coste de entre 50 y 150 €. Y para los días nublados o la noche, siempre podemos guardar comida preparada por el día, o comer alimentos crudos (frutas, verduras y embutidos) o conservas (típico bote de fabada). Pero si no queda más remedio, siempre podemos utilizar las estufa o hallares de leña para cocinar, o la recurrente cocina de butano. Mucho más baratas y eficientes que las electricas.

 

1.2) ENERGÍA ELÉCTRICA:

1.2.1) Producción de electricidad de origen renovable:

 A) Sistemas Fotovoltaicos: Son una nueva tecnología aplicada a la obtención de energía eléctrica, al menor coste medioambiental y económico. Estos equipos presenta dos características especialmente atractivas, por un lado son equipos pequeños y fiables y duraderos, y por otro, cabe destacar su  nulo coste de mantenimiento debido principalmente a que son elementos fijos y pasivos, sin elementos en movimiento, y por tanto de desgaste reducido.

.

sistemafotovoltaico

Además son sistemas  con un alto grado de automatización (que reduce a cero los costes indirectos derivados de la puesta en marcha y parada) y de gran autonomía energética. Ya que obtiene su energía primaria directamente de la radiación lumínica solar con un precio de obtención y abastecimiento nulo.

Esta clase de equipo puede alcanzar los 30 años de vida media útil, a causa de su solidez y simplicidad de diseño. Consecuentemente, nos encontramos ante una innovadora técnica que cuenta con numerosos resultados prácticos y datos reales. Y Por lo tanto se trata de una infraestructura energética descentralizada que asegura el suministro de energía a largo plazo, contribuyendo al desarrollo local y evitándose el impacto ambiental (sin contaminación atmosférica, acuática, ni acústica), fomentando la cultura del consumo responsable y la creación de nuevos puestos de trabajo. Su coste ronda los 8.000 €, pero hay que pensar que nunca más vamos a pagar un recibo de electricidad, por mucho que suba anualmente la factura.

B) Energía eólica: Los aerogeneradores son sistemas de conversión de la energía eólica en electricidad. Un aerogenerador no es más que un rotor provisto de palas que capta la energía cinética del viento y mueve un generador eléctrico. Los principales inconvenientes que presenta la energía eólica es la inconstancia de la fuerza del viento.

Los generadores necesitan viendo de fuerza y velocidad lo más constantes posibles, siendo estas necesidades función del aerogenerador instalado. Si la velocidad (aunque también es función de la densidad del viento) está por debajo de la velocidad mínima del aerogenerador, el viento no tiene fuerza suficiente para mover el rotor. Si está por encima de la velocidad máxima, el rotor debe detenerse para evitar que se rompa. Es necesario un estudio muy concienzudo de las condiciones de viento de la zona. En zonas adecuadas, el porcentaje de horas de funcionamiento a pleno rendimiento puede estar incluso por encima del 50%. Estas instalaciones tiene un coste de unos 2.000 €, con una duración de unos 15 años. Por lo tanto, es una solución profesional económica, limpia y satisfactoria, para potencias superiores a 5 kW, principalmente en zonas rurales o áticos con terraza.

 C) Sistema híbrido fotovoltaico-eólico: Utiliza la energía eléctrica de los paneles solares combinada con una fuente de energía de origen eólico. Los sistemas híbridos, que utilizan simultáneamente varias fuentes de energía, presentan  una mayor fiabilidad para producir energía eléctrica que los sistemas puros, que solamente utilizan una fuente de energía. Pero, siempre es recomendable disponer de algún sistema de generación auxiliar como medida de seguridad.

1.2.2) Aumento de la Eficiencia Eléctrica:

Cabe recordar que la electricidad de origen convencional procede en su mayoría (95%)  de centrales eléctricas, que utilizan como materias primas combustibles fósiles (centrales térmicas) y uranio (centrales nucleares). Para conseguir obtener energía eléctrica a partir de estas materias primas (contaminantes y no renovables), es necesario realizar un conjunto de procesos de conversión sobre la energía desde sus fuentes de origen hasta su uso final, que denominaremos sistema energético. Cuyas fases son: Extracción o captura (minas y pozos), transporte primario (barcos y gaseoductos), destilado (refinerías), transporte secundario (trenes y camiones), transformación (central eléctrica), distribución (tendido eléctrico) y consumo final (bombeo de agua).

Cada proceso de conversión dentro del sistema energético, conllevará numerosas perdidas energéticas, como por ejemplo, el 60% de la energía eléctrica se pierde en forma de calor al atravesar el tendido eléctrico, o  el rendimiento energético de una central térmica es del 45%  (pérdidas de calor en calderas, turbinas, condensador, tuberías, etc.). Por lo tanto este tipo de electricidad  tiene un rendimiento neto del 27%.

Además estos procesos energéticos (insostenibles) suponen grandes costes ocultos:  de construcción, mantenimiento, desmantelamiento y eliminación del impacto ambiental producido por su construcción (centrales nucleares y minas a cielo abierto), impactos ambientales indirectos (“mareas negras”, cambio climático, “efecto invernadero”, lluvia ácida, fugas radiactivas,…), guerras y conflictos bélicos por el control de yacimientos de materias primas, etc.


cableluminoso

Por lo tanto, es  más eficiente, sostenible  y económico, ahorrar energía que producirla. Este ahorro se puede conseguir mediante:

A) Auditorias energéticas: Con el objetivo de saber cuánta energía consumimos mensual y anualmente (tanto de electricidad, como de hidrocarburos), mediante facturas y/o recibos. Para posteriormente realizar un análisis estadístico simple de los datos (medias mensuales y anuales, graficas). De este modo sabremos si hemos reducido nuestro  consumo y en que medida.

B) Diversificación de las fuentes de energía: La utilización racional de todos las fuentes de energía sostenible disponibles aumentando la seguridad y eficiencia de suministros. Ya que para cada aplicación existen unos recursos mas apropiados que otros. Como por ejemplo para el caso de energía eléctrica es más eficiente la utilización de aerogeneradores y módulos fotovoltaicos, mientras que para generar energía térmica la biomasa y los colectores solares son la elección mas apropiada.

C) Sistema de gestión de consumos: Una estrategia de gestión racional de los consumos es tan importante como la eficiencia de los equipos y de sus componentes. Como adaptar las conductas de consumo a las de generación de energía y el aprovechamiento de la energía en los periodos excedentarios. Por ejemplo, en horas diurnas de gran irradiación solar se debe aprovechar la energía solar fototérmica y lumínica.

C.2) Evitarse consumos “parásitos”: Como aparatos encendidos en situación de espera.

C.3) Revisar y mantener en buen estado de los electrodomésticos: Limpieza del hielo del frigorífico, del polvo de las placas y colectores solares, etc.

C.4) Utilizar electrodomésticos de alta eficiencia (categoría A): Consumen 3 veces menos.

C.5) Utilizar lámparas de bajo consumo: Ahorran un total de 400 kWh durante su toda su vida. O mejor aun utilizar la luz solar por el día.

 

contador

C.6) Mejorar la orientación de las ventanas: En la fachada norte hay  evitar la colocación de ventanas, para evitar las pérdidas de calor en invierno. Mientras que en la fachada oeste hay  que minimizar su tamaño, para evitar un exceso de las temperaturas en verano, a causa de las largas tardes, y de pérdidas térmicas en invierno, debido a los vientos dominantes.

Por lo tanto, la mayoría de las ventanas se colocaran en la fachada sur y este, aprovechando la mayor incidencia de la radiación solar durante todo el día y todo el año.

C.7) Utilizar protecciones solares fijas (voladizas) o móviles (toldos): Que ofrecen protección solar y control de la iluminación interior. Aprovechando la luz solar directa en invierno (27º ), y evitándola en verano (50º).

C.9) Recurrir a ventilación bioclimática: Abrir el balcón y las ventanas por la noche en verano. Y dejar entrar la luz solar por el día en invierno..

huerto_urbano

1.3) ENERGÍA QUÍMICA:

 1.3.1) Alimentos:

 A) Huerto domestico: Fabricar un huerto doméstico, ya sea en el jardín o con macetas en la terraza o balcón, es la manera más idónea de luchar contra las grandes corporaciones agroalimentarias. Porque sin soberanía alimentaria, no hay ningún tipo de soberanía. Su coste puede estimarse entre 50 y 400 €.

 

 CERRAR CICLOS DE MATERIA

En Europa ya se han construido casas de fardos que están tan bien aisladas, que no necesitan calefacción, aun en días con temperaturas bajo cero.

 

casapajainterior

 

2.1.) Reutilizar y Reciclar Alimento

Aparte de las comunes croquetas, hay muchas maneras de reutilizar alimentos; como el pan rallado. Además te puedes comprar un par de gallinas y/o conejos que se alimentaran de los restos alimentos que ya no son aptos para el consumo humano, transformándolos en maravillosas proteínas, sin olvidar el estupendo abono de sus heces. Y aun más, con un compostador (reciclaje in situ de la materia orgánica gracias a lombrices),  para reciclar nuestros residuos orgánicos, orina y heces fecales. Ahorrándote el agua del WC (80 % del consumo domestico de agua) y obteniendo abono para tu huerto doméstico. Su precio, unos 150 €.

.

proceso-agua

 2.1.) Reutilizar y Reciclar Agua

Mediante aireadores para nuestros grifos (6 €), ahorraremos una gran cantidad de agua. Reutilizar las aguas grifes (agfua del fregadero, lavadora, lavabo y ducha) también es un gran opción, la cual de puede utilizar para el WC o para regar el huerto. Con respecto a la limpieza domestica y personal, ya que como: “No es más limpio el que más limpia sino al que menos ensucia”. Por mi parte, me gustaría recordar que el jabón, vinagre, limón y bicarbonato, son productos de limpieza tradicionales, y por tanto baratos y ecológicos, al alcance de todos nosotros. Finalmente el disponer de un aljibe, donde almacenar el agua de lluvia puede de ser de gran utilidad, como demostraron nuestros antepasados, durante los asedios a los castillos, con un precio aproximado de 2.000 €, pero un valor incalculable, ya que el agua es vida.

 

.

elproyectomatriz

@EcoAgricultor