6 formas diferentes de cultivar patatas

Publicado en Agricultura Ecológica, Blog | Sin Comentarios »

plantar patatas


6 formas diferentes de cultivar patatas ecológicas tanto en contenedores como directamente en la tierra

1.- En Hilera:

Realiza surcos a lo largo del bancal de unos 15 a 20 cm de profundidad y deja una distancia de separación entre éstos de 30 cm a 50 cm. Ve colocando las patatas en hileras dejando una distancia entre una y otra de 30 cm. Luego las cubres con unos 7 ó 10 cm de tierra mezclada con humus.

Cuando las patatas ya han brotado y miden aproximadamente 25 cm de alto vamos aporcando las plantas, es decir, vamos amontonando tierra rodeando el tallo. Esta labora la iremos repitiendo según va creciendo la planta para mantener los tubérculos cubiertos y siempre bajo la tierra.

Beneficios: no necesitas containers ni macetas. Es una forma sencilla y tradicional de cultivo. Es especialmente interesante para plantaciones a gran escala.

Inconvenientes: si la tierra tiende a compactarse o tiene poca materia orgánica puede dar poca cosecha

.

2.- Acolchado o mulch de paja

Prepara el terreno añadiendo materia orgánica antes de la siembra. Sigue las distancias de plantación del método anterior pero en esta ocasión cubre las patatas con 10 cm de paja suelta y bien repartida (mulch o acolchado). A medida que las plantas van brotando y creciendo ve colocando más paja alrededor del tallo.

Beneficios: el acolchado ayuda a conservar la humedad de la tierra y hace que se elimine o reduzca la aparición de plantas no deseadas. Además no es necesario llevar a cabo labores como por ejemplo cavar y manipular la tierra. También es una forma agroecológica de evitar o reducir los ataques del escarabajo de la patata.

Inconvenientes: Normalmente las cosechas con este método de cultivo son algo menores que con el cultivo en hilera

.

3.- Bancal elevado o profundo

Prepara la tierra para cultivar en bancal elevado o profundo. Ésta debe estar aireada y suelta. Después coloca las patatas rellenando toda la superficie pero dejando una distancia de 25 cm2. Cubrimos con 10 cm de tierra.

Según van creciendo las plantas debes añadir más tierra alrededor de los tallos si fuera necesario.

Beneficios: podría ser el método más productivo y las patatas son más grandes. El cultivo en bancal elevado es una buena opción de cultivar hortalizas especialmente si la tierra tiene poco drenaje y tiende a apelmazarse

Inconvenientes: se necesita bastante tierra

.

4.- Bolsas de cultivo

En el fondo de la bolsa de cultivo pondremos la primera capa de no menos de 15 cm de grosor, que será una mezcla a partes iguales de tierra y compost. Luego ponemos varias patatas y cubrimos con otra capa de tierra de 10 cm. Volvemos a echar algunas patatas y cubrimos con otra capa de tierra y compost a partes iguales de 10 cm. Seguimos repitiendo la misma operación hasta que hemos llenado la bolsa de cultivo. Cuando vamos a cosechar sólo tenemos que tumbar la bolsa y sacar las plantas fácilmente.

Beneficios: Las bolsas de cultivo son muy prácticas y se pueden tener tanto en zonas rurales como en zonas urbanas, siendo muy útiles y fáciles de usar en huertos en terrazas o patios. Las bolsas de cultivo son resistentes y te duran varias temporadas. Las que son de color negro ayudan a acelerar el crecimiento, ya que, tienen facilidad para captar el calor. Otro beneficio es que las raíces tiene más aireación que en macetas o directamente en la tierra. Además las cosechas suelen ser bastante buenas y abundantes teniendo en cuenta el poquísimo espacio que se necesita para cultivar.

Inconvenientes: hay en el mercado muchas bolsas de cultivo, pero normalmente están realizadas a partir de petróleo. Busca las que estén hechas a partir de fibras naturales o de otros materiales orgánicos y biodegradables.

.

5.- Cajas sin fondo de madera

Simplemente hacemos una caja sin fondo, puedes reutilizar palets o incluso ramas de podas. En un principio sólo necesitas poner ramas o maderos en las paredes más bajas y próximas al suelo y vas incorporando más listones de madera a medida que vas añadiendo más tierra y patatas.

Cuando cosechamos lo hacemos retirando las maderas o ramas más cercanas al suelo o también lo podemos hacer tumbando la caja y poniéndola en horizontal.

Beneficios: es un cultivo similar al bancal elevado, y de hecho las cosechas son similares en cuanto a cantidad a este otro método de cultivo. También está recomendado para tierras con poca materia orgánica

Inconvenientes: tienes que ir construyendo la caja y, aunque son sólo 4 estacas verticales y unas cuantas maderas o ramas para ir haciendo las paredes, si no estás acostumbrada/o puede llevarte bastante tiempo.

.

6.- Cilindros de alambre

Con malla de alambre elaboramos un cilindro de unos 70 cm de diámetro y 1 metro de alto. Después añadimos 15 cm de tierra con humus en el fondo, ponemos unas 4 ó 5 patatas rodeando el borde externo y las cubrimos con 6 cm de tierra. Continúa añadiendo capas de patatas y de tierra hasta que llegues a la superficie del cilindro.

Para cosechar las patatas sólo tienes que levantar el cilindro.

Beneficios: esta forma de cultivo es especialmente interesante en zonas con lluvias constantes o durante periodos del año con lluvias frecuentes, ya que, el drenaje es excelente y se evitan problemas relacionados con el estancamiento de agua como por ejemplo la podredumbre de las raíces y el mal crecimiento.

Inconvenientes: las cosechas son más limitadas que otras formas de cultivos.

.

Únete a otros hortelanos que ya están disfrutando de sus huertos ecológicos con la ayuda de nuestro libro “Huertos urbanos y macetohuertos” en el que encuentras mucha información útil sobre horticultura ecológica urbana, ¡consíguelo ahora!.

.

Síguenos a través de TwitterGoogle +PinterestFacebook y recibe gratis el boletín semanal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *