El manejo de adventicias o plantas no deseadas en agricultura ecológica

Publicado en Agricultura Ecológica, Blog | Sin Comentarios »

adventicias malas hierbas huerto

El control de las plantas no deseadas o adventicias en nuestras parcelas de cultivo es, junto con la recolección, es la actividad que exige más tiempo en la horticultura ecológica. Esta ficha pretende ser un acercamiento a su correcta gestión; recopila un gran abanico de técnicas preventivas y de control de forma breve y concisa para su mayor divulgación, pero orientadas principalmente al cultivo hortícola ecológico.
.
Se ha evitado la expresión malas hierbas, hoy día en desuso, y en el texto se emplean indistintamente plantas no deseadas o adventicias. Hay que tener en cuenta que, entre las adventicias, podemos encontrar tanto plantas aromáticas como medicinales, sirven de alimento y cobijo a la fauna auxiliar, protegen al suelo de la erosión y en algunos casos captan nutrientes de capas profundas del suelo que dejan disponibles en superficie tras su muerte y descomposición. Además, la presencia de determinadas adventicias en nuestra parcela puede indicar desequilibrios minerales o del suelo. Es el caso de la ortiga, exceso de nitrógeno; la acedera, exceso de acidez o la verdolaga que indica desequilibrios de potasio.
.
.
Métodos de control de las adventicias
.
A. Evitar el cultivo de hortícolas en zonas marginales y en parcelas infestadas de adventicias.
.
B. Cobertura del suelo elevada.
Tener el suelo siempre ocupado, con cultivos, con abonos verdes o acolchado, dificulta el desarrollo de las plantas no deseadas y el grado de infestación.
.
C. Elección de variedades.
Utilizar variedades de crecimiento rápido y con una buena cobertura del suelo.
.
D. Sembrar en líneas.
Es una forma de ahorrar trabajos posteriores. La siembra a voleo exige el desherbado a mano, por ejemplo con escarificador de púas flexibles. En líneas podemos utilizar el escardador o en huertos grandes la azada de rueda.
.
E. Plantar en lugar de sembrar directamente.
Si plantamos en vez de sembrar, por supuesto siempre y cuando el suelo esté libre de plantas no deseadas, el cultivo se beneficia de un mayor desarrollo frente a las adventicias que aparezcan más tarde.
Para los cultivos de siembra directa escoger las parcelas que presenten un menor grado de infestación, teniendo en cuenta la rotación de cultivos.
.
F. Emplear plántulas vigorosas.
Escoger plantas vigorosas, siempre de buena calidad y procedentes de un vivero de confianza.
.
G. Fertilización equilibrada.

Una buena fertilización de la parcela es esencial para el desarrollo rápido del cultivo. Si fertilizamos únicamente las líneas de cultivo, favoreceremos a éste en detrimento de las plantas no deseadas que aparezcan entre línea.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que en Agricultura Ecológica el objetivo debe ser siempre la fertilización del suelo más que de la planta. Además, muchos cultivos desarrollan sistemas radiculares potentes que necesitan nutrientes disponibles más allá de las líneas de cultivo.
.
H. Evitar las labores profundas.
Las labores preparatorias demasiado profundas pueden llevar semillas indeseadas a la superficie.
.
I. Evitar la propagación de las adventicias.
En el proceso del compostaje el calor de la fermentación suele impedir que sobrevivan las semillas y órganos reproductivos que inicialmente pudieran estar presentes.
Así mismo es muy importante mantener las máquinas y aperos limpios, sobre todo si se utilizan en común.
.
J. Evitar el semillado de las adventicias.
Hay que impedir que las plantas no deseadas semillen, ya que al hacerlo aumentará la cantidad de semilla en el suelo y por consiguiente el nivel de infestación en años sucesivos. Si regamos, emplear agua exenta de semillas, utilizando en la medida de lo posible filtros. En los márgenes son preferibles los setos a la invasión de las adventicias, que luego nos semillarán los campos ayudadas por la acción del viento y otras acciones mecánicas. Es importante que la semilla que utilicemos para la siembra esté limpia y libre de semilla no deseada.
.
.
Pero además
El manejo de las adventicias se debe iniciar antes del cultivo mediante técnicas como: Reequilibrio del suelo, trabajo del suelo, rotación, labor temprana, falsa siembra…
.
La preparación del lecho de siembra y el manejo de las adventicias desde el principio son decisivos para el éxito del cultivo.
.
Durante el cultivo, las diferentes intervenciones se harán lo más pronto posible.
.
Se tendrá en cuenta el período sensible a las adventicias en función del cultivo. En general, los cultivos son más sensibles a las adventicias cuando las plantas son pequeñas. En aquéllas especies de crecimiento y germinación más lenta (zanahoria, cebolla…) este período sensible será más largo por lo que habrá que realizar más intervenciones.
.
El correcto manejo de las adventicias es un trabajo a largo plazo, un terreno que se mantiene “limpio” será cada vez más fácil de manejar.
.

.

Síguenos a través de TwitterGoogle +Pinterest, Facebook

Recibe gratis el boletín semanal de ECO agricultor

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *