Biohabitabilidad: la herramienta para potenciar la vitalidad del espacio que habitamos

Publicado en Bioconstrucción, Blog | Sin Comentarios »

biohabitabilidad

Desde hace casi veinte años que GEA –Asociación de Estudios Geobiológicos- emprende su andadura, ha dedicado su actividad al análisis, investigación, asesoramiento y divulgación de todos los temas relacionados con la salud y el hábitat en el marco de la vivienda y su entorno. Se ha centrado en todos aquellos aspectos (radiaciones) que de una manera u otra interfieren en el nivel de salud de sus moradores. Para ello, ha unido el conocimiento ancestral de diferentes culturas del planeta a las investigaciones modernas que desde principios del siglo pasado se vienen realizando en torno a aquellas radiaciones que interfieren en la vitalidad del ser humano.

Estos descubrimientos científicos enlazan enfermedades como  la fatiga crónica,  la depresión o el cáncer, junto con otras muchas, al lugar donde vivimos y sobre todo al lugar donde dormimos. Y fueron este tipo de descubrimientos los que llevaron a investigadores de la talla del Dr. Hartmann  a realizar afirmaciones como esta: “Puedo asegurar con plena consciencia que en prácticamente todas las enfermedades localizadas en el transcurso de mis investigaciones, pruebas y mediciones en las que el paciente había dormido en el mismo sitio por largo tiempo, aparecía un cofactor causal claramente constatable mediante un diagrama geopático”.
.
En este caminar, ha ido creando y unificando una estructura de formación en  el ámbito de  la Geobiología en colaboración con el Instituto Hartmann Alemán, que por tener en su haber una trayectoria más larga (ochenta años desde su fundación), ha contribuido a consolidar la formación de Prospectores Geobiológicos culminando en una mayor y más completa profesionalidad en este ámbito.
.
A nivel práctico, la Geobiología en su aplicación nos lleva al término de Biohabitabilidad que abarca un espectro más amplio de cara a detectar todos los factores de riesgo que puedan influenciar el espacio vital en el que el ser humano se desenvuelve como son las radiaciones provenientes de la tierra: radiación natural, alteraciones telúricas (venas de agua, fisuras o grietas, cavidades, betas minerales, etc), redes geomagnéticas (Hartmann y Curry entre otras); y las radiaciones generadas por la actividad humana: campos eléctricos y electromagnéticos, microondas, y las radiaciones artificiales provenientes de los materiales utilizados en la construcción entre otros. Dentro de su estudio contempla el análisis de otros factores como son la contaminación  sonora y lumínica, la humedad ambiental y también de las radiaciones provenientes de las emisiones de forma que concurran en el medio a analizar.
.
El Estudio de Biohabitabilidad conforma a su vez una excelente base de apoyo de cara a la redacción de proyectos de construcción sanos ya que gracias a ello es posible fijar la más adecuada ubicación de la futura vivienda en un lugar que realmente nutra a sus moradores, un lugar exento de contaminación tanto natural como artificial.
.
Cuando hablamos de la importancia que tiene el espacio donde dormimos no podemos olvidarnos de todo su entorno, tanto a nivel de lo referido anteriormente  como de los propios materiales que se usan en la construcción y sus sistemas de ejecución. Y es aquí donde la Geobiología y la Bioconstrucción deben de unirse perennemente si buscamos cuidar y potenciar nuestra Salud y Vitalidad, junto con la sostenibilidad  de nuestro planeta.
.
En un comienzo la Bioconstrucción surge como respuesta a una necesidad de vivir de una forma más saludable, centrándose en la búsqueda de la casa sana, en un afán de protegernos nosotros y los nuestros. Pero en estos últimos años  hemos podido constatar que cada vez más, nuestra salud va unida a la salud del planeta que nos sostiene y que cuando nuestra acción toma un sentido más global y potencia la  biodiversidad y la armonía del planeta, sabemos que estamos participando en la construcción de la gran casa que es el hogar de la vida. Es entonces cuando surge  un nuevo o más amplio concepto de la Bioconstrucción que nos lleva a un nuevo sentido del HABITAR, en resonancia armónica con nuestra vitalidad  y con la biodiversidad y sostenibilidad del planeta.
.
Para dar una visión más concreta y precisa de la Bioconstrucción vamos a analizar una serie de factores que consideramos primordiales de cara a elaborar un proyecto constructivo de Bioconstrucción o por extensión, de Bioarquitectura.
.
Un factor básico lo constituye la realización de un Estudio de Biohabitabilidad para la idónea  ubicación de la futura construcción y es también de vital importancia que la nueva construcción  tenga en cuenta su orientación solar redundando en un importante ahorro energético al utilizar las denominadas energías  pasivas (Arquitectura Bioclimática). En este sentido es importante resaltar que realizar una Arquitectura Bioclimática no supone Bioconstrucción ya que la misma  abarca muchos otros factores y la Bioclimática es sólo uno de ellos.
.
La Arquitectura tradicional nos sirve de ejemplo por su simbiosis con el medio por sus formas armónicas e integradas con el paisaje y  la utilización de materiales procedentes del entorno cercano, lo cual contribuye también a la permeabilidad de las radiaciones cosmotelúricas que nos nutren. En Bioconstrucción utilizamos materiales que resuenan frecuencialmente con la naturaleza energética humana lo que va a contribuir al nutrimiento de nuestros sistemas energéticos; además estos materiales van a poder ser reciclados al finalizar su ciclo de vida útil, amén de que en su fabricación se ha tenido en cuenta la minimización del coste real energético que la misma supone. Es también primordial que los sistemas constructivos sean sencillos, de fácil ejecución y bajo coste.
.
En lo concerniente a instalaciones termo-acústicas se utilizan sistemas biocompatibles que nos permiten un confort térmico con un mínimo coste energético teniendo en cuenta la cualidad y disposición de los materiales. En instalaciones eléctricas se utilizan sistemas y diseños para la eliminación de posibles campos de contaminación.
.
Una armónica utilización del color y la decoración van a potenciar un espacio saludable y vital que permitirá contribuir, junto con lo expuesto anteriormente, a la calidad del aire que respiramos.
.
Por último, se tiene en cuenta un factor no menos importante como es de la depuración y reutilización de las aguas residuales.
.

.

Síguenos a través de TwitterGoogle +Pinterest, Facebook y recibe gratis el boletín semanal


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *