Cómo usar (bien) el aceite de oliva para freír

Publicado en Blog, Nutrición | 2 Comentarios »

freir aceite oliva

Aceite de oliva virgen o zumo de oliva, lo utilizamos para aliñar, hacer salsas como mahonesa, all i oli, para elaborar dulces, para freír, etc. Tanto si lo vamos a utilizar en crudo como cocinado en rehogados o frituras la mejor opción es un aceite de oliva virgen extra junto con el aceite de coco sin refinar.

Debido a que el aceite de oliva virgen y virgen extra pueden aguantar temperaturas más altas que aceites refinados (como por ejemplo el aceite de girasol) antes de oxidarse y desnaturalizarse y ser perjudiciales para la salud, y debido a su contenido en antioxidantes, tanto el AOVE debería ser la primera opción que elijamos a la hora de freír los alimentos.

El aceite de oliva virgen puede ayudarnos a prevenir enfermedades cardiovasculares, la diabetes, reducir la inflamación o retrasar el envejecimiento, efectos muy beneficiosos para la salud debido a compuestos que contiene como los fenoles o las grasas monoinsaturadas.

Para aprovechar las propiedades del aceite de oliva, te aconsejamos que utilices aceite de oliva virgen extra ecológico y de primera presión en frío porque son los aceites que mayor contenido en fenoles poseen y cuya producción es la más sostenible para el medioambiente.

.

Cómo usar bien el aceite de oliva para freír

Cuando utilizamos el aceite de oliva virgen extra en frío no caben dudas. Se añade la cantidad que se va a utilizar durante la elaboración de la receta que estemos preparando y se consume a temperatura ambiente o fría y así no sólo se mantienen las propiedades y beneficios del aceite sino que además no se generan tóxicos.

Las dudas o malos usos aparecen cuando utilizamos el AOVE para frituras. Muchas veces no lo utilizamos correctamente y queremos darte unas pautas mínimas a seguir para que puedas utilizar correctamente el aceite de oliva.

ºº Si utilizas freidora, la encendemos una vez que hemos echado el AOVE. En la sartén lo mismo, primero añadimos el AOVE y posteriormente se pone a calentar a fuego medio.

ºº Añade suficiente AOVE para cubrir el alimento que vayas a freír. Además de que el alimento se va a cocinar de una manera más homogénea, éste va a absorber menos aceite y por lo tanto quedará menos aceitoso.

ºº No debemos esperar a que el aceite esté tan caliente que salga humo. Si vemos que está saliendo humo del aceite significa que éste se está quemando e incluso deberíamos desechar el aceite porque es tóxico para la salud.

ºº La temperatura del aceite no debería sobrepasar los 180ºC, su punto de humeo.

ºº Es muy útil tener una freidora con termostato con el que podemos regular la temperatura a la que está el aceite.

ºº No utilices más de tres veces el mismo AOVE para freír. Cuando el AOVE se ha sometido varias veces a altas temperaturas como en el caso de las frituras, aparecen compuestos tóxicos como la acroleína, acrilamida o las grasas trans. Otros tipos de aceite, como por ejemplo el de canola, genera más tóxicos a 180ºC, por lo tanto, son una opción a evitar.

ºº Después de usar el AOVE, se debe colar para eliminar pequeños restos de alimentos y guardar en un frasco de cristal y meterlo en la nevera o refrigerador donde lo podremos mantener hasta un mes.

ºº Incluso para los asados u otras preparaciones elaboradas en hornos, es más saludable usar aceite de oliva virgen que otros aceites como el de girasol o maíz porque, a altas temperaturas durante tiempos prolongados, produce menos productos de degradación.

ºº En cuanto a los microondas, los aceites se degradan en mayor medida debido a las altas temperaturas que se alcanza, incluso pueden degradarse componentes que resistirían al calentarse en una freidora o sartén.

Teniendo en cuenta que todos los aceites sufren cierta degradación con la temperatura, el aceite de oliva virgen a diferencia de otros aceites es capaz de mantener sustancias beneficiosas para la salud como los polifenoles y de limitar las sustancias tóxicas que se producen por la degradación causada por el calor.

Además recordar que ya sea el AOVE o cualquier otro tipo de aceite, se debe depositar en el contenedor del aceite usado y nunca se debe tirar por el fregadero. Pero también puedes reutilizar el aceite para elaborar jabón casero.

El consumo de alimentos fritos debe moderarse y no deben consumirse más de 3 ó 4 veces por semana.

2 respuestas a Cómo usar (bien) el aceite de oliva para freír

  1. Teresa a dicho en 29 mayo, 2017

    Para todas las carnes y pescados yo echo muy poquito AOVE en la sartén y lo hago a fuego lento y a veces hasta pongo tapadera… no necesito tirar aceite ni reciclarlo porque se consume todo en la fritura y si me sobra algo, lo dejo en la sartén para la fritura siguiente y así usas todo el AOVE sin necesidad de tirar nada nunca y sin quemarlo.

  2. buenas!! Yo siempre utilizo aceite de oliva para ABSOLUTAMENTE TODO, ya sea para freir, plancha, salteados o para degustar en crudo. Intento utilizar siempre aceites del “bueno´´, como se dice en mi casa jejeje. Ahora utilizo un aceite de oliva que viene de la Axarquía, Periana, tiene verdial y picual, y están riquísimos. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *