Cultivar Caléndula o maravilla

Publicado en Blog, Maceto Huerto | 2 Comentarios »

plantar calendula


La Caléndula, Calendula Officinalis, o también llamada popularmente Maravilla, copetuda, flamenquilla, culo de vieja, mercadela, flor de muerto o difunto, Marigold, entre otros.

Esta planta es originaria de Egipto y actualmente se cultiva por todo el mundo, formando parte de jardines y huertas. Parte de su gran extensión por todo el mundo la tienen las propiedades medicinales de la caléndula, conocidas y usadas desde la antigüedad.

Además de estar muy extendida como planta ornamental, el uso de la copetuda es muy común en la medicina tradicional para tratar afecciones de la piel, quemaduras, picaduras de insectos, por su acción cicatrizante, fungicida, antibiótica y antiinflamatoria. Incluso se utiliza en agricultura ecológica para repeler algunas plagas en la huerta y el jardín y por ser muy útil para atraer a los depredadores del pulgón.

La caléndula o maravilla es una planta herbácea de la familia de las Asteraceae. Puede alcanzar los 70 cm de altura y tiene un tallo bastante ramificado ya desde la base. Sus flores son muy vistosas, en tonos que van desde el amarillo al naranja. Tiene unas hojas con forma ovalada que pueden medir más de 10 cm. La flamenquilla se planta mucho porque puede florecer, prácticamente, todos los meses.

.

El cultivo y cuidados de la caléndula o maravilla

Se pueden empezar a preparar los semilleros protegidos a finales del invierno, para evitar daños por el frío y acelerar la germinación de las semillas. Las semillas necesitarán una temperatura aproximada de 16 ºC para germinar.  Otra opción es realizar la siembra directa a comienzos de la primavera.

Posteriormente, una vez han germinado y ya tenemos nuestras plántulas, durante el comienzo de la primavera empezamos a trasplantar.

La raíz de la caléndula suele alcanzar los 30 cm, así que debes tenerlo en cuenta a la hora de elegir una maceta lo suficientemente grande como para que tenga suficiente espacio.

La maravilla tolera bien el clima de montaña y los climas secos y es una planta resistente a las temperaturas bajas.

Esta planta requiere de suelos ricos en materia orgánica, por lo que deben estar bien abonados. La tierra debe estar bien aireada, evitando los apelmazamientos que podrían perjudicar el desarrollo de las raíces.

En cuanto al riego, la caléndula necesita riegos constantes, especialmente durante los meses más calurosos. La tierra debe estar húmeda (que no empapada) en todo momento.

Cuando la planta tiene un año se poda para eliminar todas las ramas marchitas y para favorecer que las nuevas flores salgan con más fuerza. Tambén se le cambia la tierra de la maceta, aportando un poco de humus nuevo a ésta para que no le falten nutrientes.

En cuanto a las necesidades de luz, la flamenquilla necesita sol directo para desarrollarse en todo su esplendor. Pero gracias a su adaptabilidad, la caléndula también será capaz de crecer en zonas con semisombra.

Una de las características de la caléndula es su gran capacidad de adaptación, una de las claves de que se cultive esta planta por todo el mundo.

Durante el cultivo, la caléndula puede verse afectada por enfermedades como el mildiu, y por plagas como los trips, orugas, araña roja o mosca blanca.

¡Ya no tienes excusas para no plantar caléndula!

Síguenos a través de TwitterGoogle +PinterestFacebook y recibe gratis el boletín semanal

2 respuestas a Cultivar Caléndula o maravilla

  1. Distinguidos terapeutas:
    Me gustaría que me dieran a conocer una receta para las manchas de la cara, producto de un embarazo, porque ninguna de las cremas me ha hecho efecto
    Muchas gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *