Jazmín, cómo cultivarlo en el huerto o jardín

Publicado en Agricultura Ecológica, Blog | Sin Comentarios »

plantar jazmin

El Jazmín, Jasminum officinale, también conocido popularmente como jazmín blanco o jazmín común, es una planta que merece la pena cultivar en el huerto o jardín por varios motivos: podemos aprovechar las propiedades medicinales del jazmín para cuidarnos, es una planta con una flores bellísimas que darán vida a cualquier rincón de nuestro jardín o de nuestra casa si decidimos plantar jazmín en interiores y además sus flores desprenden un aroma muy agradable que perfuma todo lo que rodea.

El jazmín es un arbusto trepador perenne de la familia de las Oleaceae que puede llegar a medir 10 metros de altura.  Pero el jazmín no es sólo una planta ornamental, con sus flores podemos elaborar infusiones e incluso incluirlas en la preparación y decoración de recetas dulces.

.

Cómo cultivar jazmín en el huerto o jardín

Esquejes, semillas:  podemos comenzar a plantar jazmín a partir de esquejes (puedes ver cómo hacerlo aquí) o también adquiriendo las semillas de jazmín y preparando los semilleros o plantones nosotros mismos (mira aquí cómo realizarlo). Principalmente se hacen en otoño y en primavera.

Clima: es una planta que originariamente crece de forma óptima en climas tropicales y subtropicales.

Temperatura: su temperatura óptima de crecimiento ronda entre los 15 y 30 ºC, aunque el jazmín es capaz de aguantar incluso heladas si ubicamos este arbusto resguardado de vientos y protegemos las raíces con acolchado o mulch.

Luz: ubica tus plantas de jazmín en un lugar en el que reciban la luz del sol directo, aunque puede estar en zonas con semisombra.

Viento: es sensible al viento. Evita colocar el jazmín en una zona que reciba vientos del norte.

Sustrato: esta planta requiere sustratos profundos, sueltos y ligeros. Es importante que tengan buen drenaje para expulsar el exceso de agua.

Abonado: durante el invierno es buen momento para aportar materia orgánica utilizando humus de lombriz o compost. En verano se repite la operación.

.

Únete a otros hortelanos que ya están disfrutando de sus huertos ecológicos con la ayuda de nuestro libro “Huertos urbanos y macetohuertos” en el que encuentras mucha información útil sobre horticultura ecológica urbana, ¡no te quedes sin él!.

.

Riego: evita regar demasiado. El jazmín no aguanta bien el exceso de humedad, por eso es mejor controlar bien los riegos para que nuestras plantas crezcan de forma adecuada. Mediante el riego por goteo puedes controlar muy bien la cantidad de agua que aportas a las plantas y es una forma de usar de forma responsable el agua. Si ves que a tu planta de jazmín se le caen muchas hojas, una causa puede ser el exceso de riego.

Tutorado: si dejas crecer libremente este arbusto, ten en cuenta que es una planta trepadora, por lo que, o podas el jazmín o lo vas guiando con tutores. Otra opción es colocarlo en muros, paredes, vallas, arcos, enrejados, etc. para decorarlas y a la vez decorar.

Poda: es un arbusto trepador que crece vigorosamente y de manera rápida va ocupando más extensión. Si quieres limitar su crecimiento a pequeños espacios debes podar la planta cada pocos meses. La poda se hace principalmente después de la floración y durante el invierno también.

.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *