El reciclaje del vidrio: proceso, aplicaciones y ventajas

Publicado en Blog, Reciclaje DIY | Sin Comentarios »

reciclaje de vidrio

Antes de la época del Imperio Romano, ya se practicaba el reciclado de vidrio. Los vidrieros sabían que era más fácil fundir vidrio usado que obtener materias primas, procesarlas y fabricar vidrio nuevo.

El vidrio es un material que por sus características es fácilmente recuperable. El envase de vidrio es 100% reciclable, a partir de un envase utilizado puede fabricarse uno nuevo que tenga las mismas características. Los envases de vidrio admiten esta operación de reciclaje tantas veces como sea necesario.

El vidrio es una sustancia dura y frágil, generalmente transparente, muy resistente al agua, a la luz y a los agentes químicos, que se produce por solidificación de una masa fundida, más o menos compleja, de silicatos y en parte también de boratos. Esta masa se mantiene en estado amorfo una vez sólida y pasa por diversos estados intermedios, desde el muy fluido, a unos 1.000 °C, hasta el espeso o viscoso, a 400 °C. En este último estado puede dársele distintas formas por diversos procedimientos. Las materias primas más importantes son el cuarzo (arena) 70%, álcali (sosa o potasa) 20% y cal o roca caliza 10%, junto con diversidad de aditivos como el bórax, alúmina, ácido fosfórico, salitre y combinaciones de plomo, etc. Se encuentran también en la naturaleza, por ejemplo en la obsidiana, un material volcánico, y en las tectitas.

Si tenemos en cuenta el color los más empleados son:

  • El verde, un 60%, utilizado masivamente en botellas de vino, cava, licores y cerveza.
  • El blanco, un 25%, usado en bebidas gaseosas, zumos y alimentación en general.
  • El extraclaro, un 10%, que esencialmente está destinado a aguas minerales, tarros y botellas de decoración.
  • El opaco, un 5%, en botellas de cerveza y algunas de laboratorio.

 .

Reciclado del vidrio

El consumidor responsable es la pieza clave en la cadena del reciclado de vidrio. Sin su colaboración, separando en origen y depositando los residuos de envases de vidrio en los contenedores verdes correspondientes, no podría completarse esta cadena.

Los contenedores verdes de vidrio situados en las calles sirven para recoger únicamente los envases de vidrio (tarros, frascos y botellas) que todos consumimos. Hay otros materiales, como pueden ser la cerámica u otros tipos de vidrio (vasos, cristales de ventanas, etc.), que al tener una composición distinta a la del vidrio de los envases, deben ser depositados en los puntos limpios de los pueblos y ciudades.

  • La cerámica y porcelana necesitan más temperatura de fusión.
  • Los vasos y copas de cristal contienen óxido de plomo, que les otorga ciertas características como son el sonido y el brillo, y no pueden ser fundidos en los mismos hornos en los que se producen los envases de vidrio.
  • Los tarros y botellas de medicamentos entran en otro circuito diferente de reciclaje.

etapas proceso reciclaje vidrioLa recogida del vidrio doméstico se realiza en contenedores específicos y se transporta en camiones a los correspondientes centros de recepción que las industrias recuperadoras suelen tener en las proximidades de los núcleos de población.

En los centros de recogida se llevan a cabo las operaciones previas a la recuperación del vidrio, como separación de las fracciones extrañas, molienda y limpieza.

Para reciclar el vidrio, se fragmenta en partes pequeñas obteniéndose el calcín (vidrio seleccionado, limpio y molido), y no se pueden mezclar las botellas o envases de color diferente.

Las principales etapas en el proceso de reciclado del vidrio son:

  • Limpieza inicial, separación de tapas y separación por colores.
  • Reducción del volumen mediante trituración o rotura y separación de tapas y anillos metálicos que no han sido eliminados anteriormente. Es recomendable hacer la trituración o rotura del vidrio después de la separación por colores.
  • El vidrio triturado se pasa por una criba adecuada para obtener el tamaño granulométrico deseado.
  • Preparación y transporte. Por lo general, el vidrio se almacena hasta acumular la cantidad suficiente de un color que permita que su transporte a las fábricas de envases sea rentable.
  • El lavado final se realiza en fábrica mediante un equipo especializado que separa los materiales residuales como el plástico y las etiquetas de papel.
  • La última etapa consiste en mezclar los vidrios rotos con las materias primas utilizadas en la elaboración del vidrio. Seguidamente el lote se funde en un horno a una temperatura de unos 1.500 C. El fundido cae sobre una máquina moldeadora donde se sopla o se moldea hasta conseguir la forma final. Los nuevos envases ya formados se enfrían en un túnel de recocido. Finalmente, se inspeccionan para detectar posibles defectos, se embalan y se transportan hasta la compañía envasadora.

Los fabricantes de recipientes de vidrio incluyen vidrio triturado junto con materias primas como arena, ceniza y cal para reducir las temperaturas de los hornos de fusión.

El problema más común asociado al reciclaje del vidrio es la contaminación de la mezcla de colores y la presencia de materiales extraños. El material de vidrio mezclado no tiene valor real para los usuarios de calcín. Muchos metales, piedras, cerámicas y otros elementos no se funden en el horno junto con los materiales que forman el vidrio, creando bultos o burbujas en las botellas. Ello ocasiona problemas estéticos y también debilita la pared del envase. En el horno para vidrio, los contaminantes de hierro y plomo caen hasta el fondo del depósito y corroen su revestimiento de ladrillos.

 .

Aplicaciones

Aunque para la fabricación de envases de vidrio solamente se utilice el vidrio para envases, los vidrios rotos pueden emplearse en otros procesos de fabricación y en otras aplicaciones industriales como aislamientos de lana de vidrio, postes para líneas telefónicas y vallas fabricadas con mezclas de vidrios rotos y polímeros plásticos.

El vidrio reciclado se emplea para preparar material de pavimentación y productos de construcción como ladrillos, tejas de arcilla, azulejos y hormigón ligero espumado. También en pintura reflectante para señales viales, elaborada con pequeñas esferas de vidrio, abrasivos, enmiendas de suelo para mejorar el drenaje y la distribución de humedad y arena artificial para la restauración de playas.

 .

Ventajas

Entre las ventajas de reciclar el vidrio se incluyen la reutilización del material, el ahorro de energía, la reducción del espacio de los vertederos y en algunos casos, un compost más limpio o un mejor combustible derivado de residuos.

Como ejemplo, por cada 3.000 botellas de vidrio que se vuelven a fundir se consigue:

  • Reducir la contaminación del aire en un 20%, al no quemar nuevos combustibles para fabricar nuevos envases.
  • Ahorrar más de 1,2 toneladas de materias primas, reduciendo así la erosión de tierra por extracción.
  • Disminuir en 1.000 kg. la basura doméstica generada que va a los vertederos.
  • Un importante ahorro de energía, ya que la temperatura necesaria para fundir el calcín es un 26% menor a la exigida para fundir las materias primas originales.

Síguenos a través de TwitterGoogle +PinterestFacebook y recibe gratis el boletín semanal

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *