Eneldo: cómo cultivar esta planta aromática y medicinal

Publicado en Agricultura Ecológica, Blog | Sin Comentarios »

plantar eneldo

Eneldo, Anethum graveolens, una planta aromática originaria de la cuenca del Mediterráneo. No sólo podemos aprovechar las excelentes cualidades aromáticas del eneldo en recetas de cocina, también es una planta que podemos incluir en elaboraciones de cosmética casera y de remedios naturales por sus propiedades medicinales beneficiosas para la salud.

El eneldo es una planta herbácea anual que pertenece a la familia botánica de las Umbelíferas que incluye otras plantas medicinales y aromáticas como la alcaravea, el perejil, el anís y el cilantro y plantas hortícolas como el apio, la chirivía, el hinojo y la zanahoria. Cuando florece tiene pequeñas flores amarillas que se agrupan en umbelas.

Los cuidados del eneldo son sencillos y seguro que puedes mantener esta planta culinaria sin muchos problemas con los consejos que te proporcionamos en ECOagricultor para que conozcas todo sobre los cuidados del eneldo.

.

Cómo cultivar eneldo

Siembra del eneldo: para mejorar y estimular la germinación de las semillas, procura mantenerlas a una temperatura de entre 16 y 20 ºC y a partir de las dos semanas tras la siembra empezarán a brotar. Puedes sembrar directamente o preparar semilleros. Si vives en una zona con clima templado a partir de marzo ya puedes sembrar directamente y si es una zona fría opta por semillero protegido o bien puedes incluso esperar a abril.

Para otras hortalizas y aromáticas puedes consultar aquí el calendario de siembra.

Trasplante del eneldo: si has optado por preparar plantones o semilleros de eneldo, cuando las plántulas han sacado ya 4 cotiledones puedes trasplantarlas a la maceta o al espacio en tu huerto o jardín donde quieres que crezca la planta del eneldo. Trasplantar puede ser muy sencillo, sólo has de tener en cuenta algunos pasos importantes para no dañar a la plántula, te los cuento aquí.

Multiplicación del eneldo: la manera más común y sencilla de propagar esta planta es a través de su semilla. Se suele sembrar entre marzo y abril.

Sustrato o suelo para el eneldo: es una planta que se puede estropear si tiene demasiada agua, por eso debes asegurarte de que la tierra no se apelmaza, está esponjosa, drena bien y expulsa el exceso de agua. Pon en la maceta una primera capa con algunas piedras (4 serán suficientes) y posteriormente añades una capa de unos 3 ó 4 cm de arena y rellena el resto de la maceta con tierra rica en materia orgánica o bien con una mezcla de 1 parte de humus de lombriz con 5 partes de tierra. El pH que mejor viene para cultivar eneldo está entre 5.5 y 6.5.

eneldoClima: el eneldo es una planta que crece muy bien de manera espontánea en zonas con climas templados a cálidos. Protege la planta del frío y del viento.

Luz: necesita exposición al sol, preferentemente sol directo. Procura ubicar tu planta de eneldo en un rinconcito donde pueda recibir unas 4 a 6 horas de sol y tu planta de eneldo estará feliz.

Riego del eneldo: esta aromática previere los sustratos con cierto grado de humedad. Para que no te pases con el agua, cuando vayas a regar introduce el dedo en la tierra y si la notas seca riega la planta y procura mantener la tierra con un poquito de humedad constante. Durante el periodo de floración deberemos regar más.

Plagas y enfermedades del eneldo: durante el cultivo del eneldo pueden surgir enfermedades producidas por hongos y plaga de caracoles y babosas o limacos.

Cosecha del eneldo: a partir de las 8 ó 10 semanas tras haber sembrado la planta del eneldo ya puedes empezar a cosechar. Corta las hojas del eneldo con cuidado. Si las vas a utilizar en remedios caseros para mejorar la salud, es recomendable cosechar las hojas durante la floración, que es cuando la planta posee mayor concentración de aceite esencial. También podemos cosechar las semillas y guardarlas para sembrar el siguiente año o bien usarlas en recetas de cocina o remedios caseros. Antes de usar las semillas de eneldo para remedios caseros o para tus recetas de cocina, éstas deben estar marrones.

.

Usos del eneldo en la cocina

Como hierba culinaria y aromática, podemos utilizar las hojas y semillas del eneldo en recetas de cocina como:

  • Salsas para todo tipo de platos: pastas, arroces, verduras, carnes, pescados, etc.
  • Si pones unas semillas u hojas de eneldo en la aceitera o en la vinagrera después de unos días el aceite o el vinagre tendrá el aroma del eneldo muy agradable y queda muy bien para aderezar platos tibios y fríos como ensaladas.
  • Eneldo para aromatizar carnes, pescados y mariscos.
  • Las patatas al horno quedan muy ricas con un poco de sal, pimienta, aceite de oliva virgen extra y eneldo.
  • Usa el eneldo en guisos, estofados, purés y sopas.
  • Es una planta que se suele incluir a la hora de hacer encurtidos y conservas.

Tanto en cocina como en remedios caseros puedes utilizar las hojas secas o frescas del eneldo, aunque en el caso de las recetas de cocina, el eneldo fresco es más aromático.

Al igual que la gran mayoría de hierbas culinarias, procura añadir el eneldo al final de la elaboración de la receta.

.

Lee otros artículos sobre huerto ecológico

.

Propiedades medicinales y usos del eneldo en remedios caseros

El eneldo es una planta con interesantes cualidades medicinales: antiséptica, carminativa, digestiva, estimulante, estomacal, tónica, diurética, antiespasmódica y sedante. Al igual que en el caso de las recetas de cocina, del eneldo utilizaremos las semillas y las hojas con fines medicinales cuando elaboremos remedios caseros.

Las semillas y las hojas se pueden preparar en infusión. Para hacer una infusión de eneldo ponemos una cucharadita de hojas o de semillas ligeramente machacadas y añadimos agua muy caliente. Tapamos la taza y dejamos reposar 4 minutos. Después colamos y bebemos poco a poco cuando se va enfriando.

El eneldo es una planta medicinal que se ha utilizado tradicionalmente en infusión para los casos de cólicos, malas digestiones, gases, tos, mal aliento (haciendo buches o enjuagues) y aplicando la infusión de forma externa para limpiar cortes y heridas.

No está recomendado su uso durante el embarazo ni en menores de 2 años.

Únete a otros hortelanos que ya están disfrutando de sus huertos ecológicos con la ayuda de nuestro libro “Huertos urbanos y macetohuertos” en el que encuentras mucha información útil sobre horticultura ecológica urbana, ¡consíguelo ahora!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *