Propiedades medicinales de la Malva

Publicado en Blog, Plantas medicinales | 1 Comentario »

malva

La Malva es una planta herbácea bianual o perenne que crece espontáneamente en los bordes, zonas incultas y al lado de caminos, en terrenos nitrificados. Cultivo fácil. Se ha de podar con regularidad o su follaje se llenará de roya. Florece en primavera y verano, incluso todo el año. Pleno sol o semi-sombra. Muy resistente a las heladas. Aunque acepta cualquier tipo de suelo, prefiere el fértil y bien drenado, profundo, ligero, rico en humus, seco o algo húmedo. Necesita riegos frecuentes, excepto durante la floración.

MULTIPLICACIÓN:
Por semillas en otoño (octubre), o bien en pleno suelo en abril-mayo. En semillero protegido en febrero-marzo, con trasplante a finales de abril, mayo o junio (con 4-5 hojas). Riegos frecuentes. Germinación en 10-15 días. También por división de la mata en otoño.

RECOLECCIÓN:
Las flores (sin pedúnculo), se recogen desde mayo a septiembre a medida que van apareciendo. Al parecer, son más ricas en glucósidos hacia el mediodía y la caída de la tarde. Se secan al resguardo del sol, en local bien aireado o con estufa, o bien al aire y al sol recubriéndolas al principio con papel y completando en local cubierto lo más rápidamente posible, mejor con estufas. Las hojas, que no deben estar marchitas ni afectadas por la roya, se recogen antes de la floración avanzada, cogiendo sólo el limbo, con tiempo estable y soleado; deben conservar el color verde. Las raíces se recolectan en septiembre-octubre, partiéndose por la mitad y secándose al sol.

PARTES ÚTILES: Hojas,  flores y raíces.

PROPIEDADES MEDICINALES:
Para su uso en medicina se recolectan las hojas y las flores (también las raíces). Al secarse a la sombra, las flores son de color azul. En toda la planta se encuentra presente un mucílago que da cierta viscosidad a las preparaciones a base de malva. Este mucílago tapiza las paredes de los órganos y recubre las mucosas, atenuando las irritaciones del aparato digestivo, regularizando las funciones intestinales  y facilitando la cicatrización de heridas internas, lesiones en mucosas y úlceras de estómago. Para ello, se hierven las hojas con agua y se aderezan con aceite de oliva. Se emplea en el tratamiento de afecciones de las vías respiratorias superiores, al aplacar la tos; se suele usar la flor, en infusión o cocimiento, para tratar resfriados o catarros. También se puede usar como colirio para los casos de sequedad, inflamación, enrojecimiento, infección, tensión ocular, vista cansada, etc.. Sólo tenemos que realizar una infusión con una cucharadita de planta seca por vaso de agua. Dejar enfriar y colar. La malva se usa también como laxante ligero, y como antídoto en caso de absorción de ácidos o bases. En aplicación externa, sirve para la preparación de baños y apósitos contra las úlceras y erupciones cutáneas. Las hojas se cocían, se metían en un trapo y todavía caliente se aplicaba sobre heridas, picaduras o diviesos.

CURIOSIDADES:
Durante siglos fue cultivada para el consumo humano. Un viejo refrán español reza: “con un huerto y un malvar hay medicinas para el hogar”. Se solían comer los frutos inmaduros, recolectados en primavera cuando coexisten en la planta flores y frutos aún verdes, y se consumían directamente en el campo sin ninguna preparación. Por su parte, las hojas se solían comer rehogadas con ajo, cebolla, pimienta, etc. tras un hervido previo.

missaromatica

.

Síguenos a través de TwitterGoogle +Pinterest, Facebook

Recibe gratis el boletín semanal de ECO agricultor
.

1 respuesta a Propiedades medicinales de la Malva

  1. se comen tambien lo que yo llamo panecillos. incluso ahora me gusta y paseando siempre voy comiendo que si arceras, moras , malvas , campanillas ,la crema de los tapaculos, andrinas ,tallos de zarza , hojas y tallos de parra silvestre, algunas de estas pueden perjudicar la salud ..?las puedo reconmendar? un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *