Plantar habas en maceta

Publicado en Blog, Maceto Huerto | 1 Comentario »

haba-en-crecimiento


Es el momento de las habas. Antes de que lleguen las heladas, tenemos que tenerlas germinadas. Así que, a plantar. Tal como indica, nuestro calendario de cultivos de octubre, es entre septiembre y noviembre la época más adecuada, pero dependiendo de la zona geográfica, puede extenderse un poco más, siempre que no haya helado. Una vez germinadas, aguanta muy bien el frío.

El haba es típico cultivo de otoño, son muy productivas y no requieren cuidados especiales. Únicamente, al igual que los guisantes, requiere un tamaño de maceta mínimo de unos 30 cm de diámetro y 25 de profundidad. En primavera, nos sorprenderá con sus múltiples vainas repletas de ricas habas, que aportan a nuestro organismo minerales como magnesio, hierro y calcio, y vitaminas B y C.

El haba es una leguminosa originaria de Oriente Medio que muy pronto se extendió por toda la cuenca mediterránea. Es unos de los principales alimentos durante la primavera en todas las culturas agrícolas. En España es un cultivo arraigado desde épocas prehistóricas.

Las variedades de haba se clasifican por la duración de su ciclo y el tamaño de la planta. Para cultivar en el huerto urbano son recomendables las variedades de ciclo corto y de menor crecimiento.

Antes de sembrar, las semillas necesitan estar a remojo durante un día para que una vez sembradas sea más fácil su germinación. Las semillas las sembraremos de forma directa en un marco de plantación de 50 x 50 cm. La germinación se producirá a los 10 días desde su siembra. Las semillas necesitan de una temperatura inferior a los 20 grados para poder germinar.

Sus raíces son profundas, así que necesitaremos macetas con cierta altura, mínimo de 25 cm, mejor si son mayores.

Respecto al riego, necesita riegos continuos pero cortos, es importante tener el terreno húmedo, pero sin excesos

Sus plagas más importantes son el pulgón negro y los trips. Y las enfermedades que más les afectan, el mildiu y la brotitis.

La recolección  se realizará a los 3-4 meses de la siembra y no hay que dejarlas en las vainas mucho tiempo, pues se endurecen y pierden sabor.

Sus asociaciones de cultivos favorables son las lechugas, el apio y las patatas.  Y, por el contrario, le perjudican otras leguminosas (judías, guisantes…), las cebollas, los puerros y los ajos.

 

vía jardineriaon

.

Síguenos a través de TwitterGoogle +Pinterest, Facebook y recibe gratis el boletín semanal

 

1 respuesta a Plantar habas en maceta

  1. me parece muy interesante la informacion,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *