Preparación y aplicación de plantas curativas

Publicado en Blog, Plantas medicinales | 2 Comentarios »

remedios

Las plantas medicinales se emplean individualmente o en mezclas, y pueden ser administradas de manera interna (es decir, por vía bucal) o externamente, en este caso aplicadas sobre la epidermis (baño, cataplasma, compresa, emplasto, crema, pasta, polvo); introducidas en los orificios del cuerpo (nariz, oído, cavidad bucal, saco lagrimal, etc.), respiradas (inhalaciones). En el uso externo casi siempre van acompañados de otro que sirve como vehículo.

Para utilizarlas por vía bucal, se preparan aceites medicinales, extractos, cocimientos, envasadas (en polvos, tabletas, cápsulas, etc.), esencias, fluidos, infusiones, jarabes, productos macerados, tisanas, tinturas, vinos y licores, zumos, jugos, de los cuales los más usados son: extractos alcohólicos, cocimientos, infusiones, jarabes, tisanas y vinos y licores medicinales; los otros no se preparan en forma casera, sino industrialmente). De los de uso externo, podemos mencionar los baños, cataplasmas y compresas; para ser introducidos en los orificios en general los productos preparados de igual modo como los de empleo bucal; para inhalación se los utiliza solamente en forma de vapor.

Se citas expresamente la nomenclatura y detalles relacionados con la nutrición Ayurveda.

A. Hierbas preparadas con agua
a) Cocimiento (Kvatha)

Este procedimiento permite obtener los principios activos de las partes duras de las plantas, tales como raíces, tallos, cortezas, semillas, e incluso hojas, cuando son muy recias. Para todos los casos se puede utilizar un recipiente barro o en su defecto, vidrio. Para los problemas kapha, puede usarse utensilios de cobre; para pitta, de plata o bronce; y para vata, de oro o hierro. Jamás utilizar el aluminio.

Preparación: En un recipiente adecuado, se coloca la parte correspondiente de la planta, agregando agua fría. Se hace hervir a fuego lento durante 5 a 10 minutos; se retira del fuego y se filtra en un colador o en una tela fina.

Aplicación: El cocimiento puede utilizarse tanto interna como externamente. Para su aplicación interna se lo puede endulzar con miel, bebiéndolo de acuerdo a las indicaciones de cada caso. La aplicación externa varía según la afección que se está tratando.

Algunas formas de aplicación del cocimiento:

1. Enemas, lavativas Por esta vía se efectúan lavados de la sección terminal del tracto digestivo, para afecciones como el estreñimiento. Dependiendo de la parte de la planta por emplear, se recurre a cocimientos o infusiones ligeramente tibios, a los que se agrega una cucharada de sal de cocina. El procedimiento consiste en lo siguiente:

a) Poner el líquido en el recipiente especial para enemas que se vende en farmacias, el cual tiene una salida en la parte inferior, conectada con una manguera de goma que termina en una punta plástica redondeada.

b) Acostar al paciente sobre su lado derecho, con las piernas encogidas sobre el abdomen.

c) Con la ayuda de vaselina u otro lubricante, introducir la punta terminal de la manguera en el ano, procurando que el líquido no se salga. El recipiente debe estar a una altura casi vertical con respecto al paciente.

d) Se puede administrar hasta un litro de líquido, a la velocidad que soporte el paciente. En general, los enemas se utilizan para limpiar el organismo por medio de la evacuación intestinal.

Atención: No poner enemas a personas con úlceras intestinales o con peritonitis.

2. Gargarismos, enjuagues, buchadas Estos métodos sirven para combatir infecciones e irritaciones de boca y garganta. Primero se prepara un cocimiento o infusión de la hierba, se retira del fuego y se deja un rato en reposo; cuando está tibio, se cuela. Luego se introduce una pequeña cantidad de líquido tibio en la boca, de modo que se ponga en contacto con la parte afectada, sin tragarlo; después se lo expulsa. Se recomienda hacerlo varias veces al día, y a lo menos por la mañana y antes de acostarse.

3. Inhalaciones Generalmente se acude a este procedimiento para atacar afecciones de la cara, descongestionar fosas nasales y aliviar ataques de asma. Se utilizan hierbas ricas en aceites esenciales, a las que se hace hervir en un recipiente. Se retira éste del fuego, y el enfermo debe mantener la cara expuesta al vapor, con la cabeza cubierta por una toalla grande.

4. Baños Se realiza el cocimiento de las hierbas recomendadas. Cuando el agua medicinal está tibia, se aplica el baño en la región afectada, o bien, en todo el cuerpo. Los baños son usados generalmente para tonificar el organismo, para relajarlo y para diversas afecciones. Así, pueden aplicarse en formas de baño propiamente tal, de asiento, de lavado vaginal, etc.

5. Compresas Pueden efectuarse en frío o en caliente, dependiendo del efecto deseado. Se hace un cocimiento de la hierba, la que se deja enfriar o se mantiene caliente; tras sumergir en él un paño limpio, éste se exprime y se coloca en el lugar afectado. Cuando se lo utiliza caliente, las compresas se cambian en el momento en que se enfrían; éstas últimas se aplican generalmente para madurar abscesos, curar infecciones externas, descongestionar inflamaciones y, en general, aliviar problemas de la piel.

b) Infusión

Es la forma más frecuentemente usada para obtener los principios activos de las partes suaves de la planta medicinal (flores y hojas).

Preparación: El Ayurveda, normalmente utiliza 1 parte de hierbas por 8 a 10 partes de agua.

Poner las partes de la hierba en un recipiente adecuado (no de aluminio). Agregar agua hirviendo, tapar y dejar reposar durante 3 a 5 minutos. Filtrar o colar, y utilizar la infusión de acuerdo a las indicaciones para cada hierba en particular.

Aplicación: La infusión es principalmente de uso interno, endulzada con miel. También puede ser empleada externamente, cuando se trata de las partes suaves de la planta, y de la misma forma como el cocimiento; es decir, en baños, compresas, enemas, etc.

c) Jugo

Denominamos así al producto líquido que se obtiene después de machacar la parte fresca de las hierbas recomendadas, o bien, de exprimir las frutas jugosas.

Preparación: Se machaca la parte fresca de la planta o de la fruta. Luego se exprime o cuela el jugo a un recipiente, utilizando una tela fina y limpia.

Aplicación: Por lo común, los jugos se usan internamente en forma fresca. Externamente, se puede emplear la parte fresca machacada y aplicada de manera directa a la parte afectada.

d) Maceración

El Ayurveda, utiliza normalmente 1 parte de hierbas por 4 a 6 partes de agua y se reposa toda la noche.

Este procedimiento consiste en dejar remojando la hierba en agua hervida fría (maceración acuosa), o bien, en alcohol diluido (maceración alcohólica).

Preparación: Poner la planta en un recipiente de vidrio oscuro; agregar agua fría o alcohol diluido, dejar en reposo durante 6 a 8 horas. No debe prolongarse por más tiempo, ya que el preparado tiende a descomponerse y puede ser peligroso para la salud. Se filtra y se utiliza de acuerdo con las indicaciones de cada hierba y afección qué se está tratando.

Aplicación: La maceración acuosa o la alcohólica pueden ser utilizadas internamente, tomando en copitas el número de veces necesario, según la planta y la enfermedad que se desea curar. Externamente, se puede usar para afecciones de la piel, aplicándola de modo directo.

e) Mermeladas

El Ayurveda usa profusamente las mermeladas como medio recuperativo de la salud. Las mermeladas son preparaciones endulzadas, semisólidas o sólidas que se hace formando una pasta o polvo de los ingredientes principales, cocinándola en agua, con el añadido de ghee, jarabe de azúcar y ciertas cantidades de hierbas y especias. A muchas mermeladas se usan como vehículos de otros preparados terapéuticos naturales.

Una mermelada está en su punto, cuando se le puede estirar formado un cordón entre los dedos y se hunde en el agua sin disolverse.

Las mermeladas más comunes de uso terapéutico son muchas. Algunas de las más usadas son: mermelada laxante (con Sen o Aloe), mermeladas astringentes (contra diarreas y disentería), mermeladas fortalecedoras del fuego digestivo o agni (con Jengibre), mermeladas tonificadoras femeninas (con Areca), mermeladas tonificantes de las vías respiratorias, mermeladas rejuvenecedoras o de las 40 hierbas, el tahini es casi una mermelada o pasta muy agradable (sésamo)que también contiene el rasa salado, es utilizado para el tratamiento de las hemorroides sangrantes.

f) Vinos

Los vinos Arishtas se hacen a partir de decocciones y los asavas a partir de jugos exprimidos. A ambos se los hace fermentar. Se les usan con frecuencia como vehículos para otros preparados y para avivar el fuego digestivo.

B. Hierbas preparadas con alcohol
a) Elixir

Es un preparado líquido hidroalcohólico; o sea, tiene una parte de agua y otra de alcohol. Eventualmente se lo endulza. Se usa internamente.

Preparación: Hacer primero un jarabe disolviendo seis partes de azúcar en cuatro de agua, calentándolas a fuego lento, hasta que se espese y disuelva bien. Preparar en seguida un cocimiento o infusión de la hierba y colarlo. Mezclar siete partes de la infusión o cocimiento con 1,5 parte de alcohol puro (90 grados) y 1,5 de jarabe. Filtrar a través de una tela limpia y fina. Guardar en un recipiente de vidrio oscuro, bien cerrado, y etiquetar. Puede conservarse así por tres meses.

Aplicación: Se usa internamente tomándolo en copitas. Las veces que se ingiere dependen de la hierba y de la afección.

b) Jarabe

Se trata de una solución concentrada de sacarosa (azúcar) en agua, en la cual se disuelve un cocimiento o infusión de hierbas.

Preparación: Hacer un jarabe simple; retirar del fuego, y filtrar con una tela muy fina. Preparar un cocimiento, infusión o jugo de la hierba o fruta deseada, y agregar al jarabe. Añadir 5% de aguardiente de 50 grados. Guardar en un recipiente adecuado, 8 días como máximo.

Aplicación: Se utiliza internamente, tomando en copitas o en cucharadas, dependiendo de la hierba y de la afección.

c) Tintura

Este procedimiento consiste en dejar la hierba desmenuzada en alcohol etílico (50%) o aguardiente por cierto tiempo (generalmente, 15 días).

Preparación: Poner en un recipiente, que se pueda cerrar herméticamente, la hierba desmenuzada. Agregar alcohol o aguardiente, en relación de una parte de planta por 9 partes de alcohol. Tapar el recipiente y dejar reposar durante 15 días, agitándolo diariamente. Se mantiene la mezcla a una temperatura de 22 a 25 ‘C, sin exponerlas al sol. Después de ese tiempo, exprimir las hierbas; añadir el jugo al líquido, completar el alcohol evaporado para recuperar el peso del comienzo, y filtrar con una tela fina. Guardar en un recipiente de vidrio oscuro y con tapa hermética. Se puede mantener por varios meses.

Aplicación: Para uso interno, se toma por gotas eventualmente disueltas en agua tibia; para uso externo, pueden diluirse algunas gotas de la tintura en agua y aplicar-se en forma de fricciones, dependiendo de la afección que se está tratando.

C. Productos preparados con grasa vegetal
a) Pomada, ungüento

Estos son preparados semisólidos para aplicación externa. Su consistencia cremosa permite untar más fácilmente la piel en las partes afectadas. Se puede utilizar como base manteca de coco, de carité, mezclando con extracto o jugo de planta.

Preparación: Disolver la grasa  en el bañomaría. Aparte, en un recipiente, también en bañomaría, colocar la planta con un poco de aceite vegetal y hacer hervir un momento a fuego lento, removiendo. Retirar del fuego, filtrar con una tela fina y añadir a la vaselina o manteca derretida. Se mezcla bien, utilizando una cuchara de madera, hasta lograr un producto semisólido que se pone en un recipiente de boca ancha tapado y rotulado.

b) Aceites medicinales

Son preparaciones donde los principios activos de una o más plantas se disuelven en aceite para facilitar su aplicación y su absorción por el organismo. El vehículo es corrientemente el aceite de oliva puro; a veces, el aceite rectificado tres veces de eucalipto; en caso contrario se especifica el que se utiliza.

Preparación en caliente: 1) Se agregan 250 gr de la hierba seca o 750 gr de la hierba fresca por cada 500 ml de aceite (p.e. maravilla). 2) Se ponen el aceite y la hierba en un recipiente de cristal y se calienta a baño-maría alrededor de 3 horas. 3) Se cuela la mezcla a través de un filtro (para gelatina). 4) Se guarda el líquido en botellas limpias y herméticas.

Preparación en frío: 1) Se llena un frasco de vidrio con la hierba bien apretada y se cubre por completo de aceite (prendado en frío). Se tapa bien y se deja en una ventana asoleada durante 2-3 semanas. 2) Se vierte la mezcla a través de un filtro (para gelatina). 3) Se escurre el aceite apretando la bolsa de filtrar que contiene la mezcla. 4) Al cabo de una semana se vuelve a filtrar y se almacena.

D. Preparados en polvo (Churna).

En el Ayurveda, lo ideal es utilizar botánicos en la estación y en lugar donde se trate la afección de un individuo. Sin embargo, no todas las hierbas se consiguen en todos los sitios ni durante todo el año. Esto es parte de la razón de que se las someta a procesamiento para ayudar a conservarlas. La mayoría de los preparados mantienen su potencia durante u año o más, si contienen minerales.

Al triturar la planta con líquido se obtiene una pasta; sin liquido, un polvo o churna. El pulverizado de las hierbas debe realizarse con el cuidado necesario para no destruir por el medio calor del proceso a los principios activos sensibles de las plantas. Convertidas en polvo pueden consumirse ya sea directamente o moldeadas en tabletas o envasadas en cápsulas digeribles. La dosificación media de hierbas en polvo equivalente a las formas más tradicionales es 400 mg – 750 mg (1/2-1 cucharadita en un vaso de agua=2-3 cápsulas) al día.

plantas-medicinales
.

Síguenos a través de TwitterGoogle +Pinterest, Facebook

Recibe gratis el boletín semanal de ECO agricultor
.

2 respuestas a Preparación y aplicación de plantas curativas

  1. El Agricultor nos brinda una información exaustiva de la propiedad y aplicacion de las yerbas medicinales. Es importante esta información porque no solamente nos proveee del conocimiento de la aplicación de las medicinales en favor de salud sino también de la vida misma. En este sentido, nos hace mirar con amor y valor a la madre naturaleza que nos brinda todo lo necesario para una vida digna y con calidad. Me gusta esta página y a partir de hoy pienso recurrir a ella y compartirla con mis amistades

  2. gracias por el boletin de informacion un saludo y muy bueno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *