Razones para retirar el maíz transgénico de Monsanto Mon810

Publicado en Blog, Transgénicos | 2 Comentarios »

maiz transgenico
Todas las variedades transgénicas cuyo cultivo está autorizado actualmente en España son variedades insecticidas, portadoras del evento MON 810 propiedad de la compañía Monsanto. Producen una toxina fabricada en la naturaleza por una bacteria del suelo, el
Bacillus thuringiensis.
.
El maíz MON 810 ha sido modificado genéticamente mediante la técnica de bombardeo de partículas de ADN, cuyos resultados se consideran especialmente inexactos y problemáticos. Debido a ello, la falta de información sobre la caracterización molecular del evento MON 810 suscitó en su día objeciones por parte de algunos países a su autorización comunitaria. Estudios posteriores han puesto en evidencia que el ADN de esta línea de maíz ha sufrido reordenaciones y/o de lecciones a raíz de la transformación, con efectos impredecibles y potencialmente indeseados.
.
También se ha comprobado que los genes extraños incorporados al ADN de la planta se han fusionado con genes de la propia planta, por lo que es probable que la proteína producida en los cultivos MON 810 sea diferente de la toxina Bt natural. Esto invalidaría la mayor parte –si no todas– de las pruebas de “seguridad” realizadas para el MON 810.
.
Según informes hechos públicos por la compañía a partir de 2009, el seguimiento del MON 810 de Monsanto en 2008 y 2009 se ha limitado a:
Un cuestionario a una muestra de agricultores en el que se formulan únicamente 2 preguntas (de un total de 26) referidas a temas ambientales o de comportamiento animal; esta encuesta se considera la principal herramienta del plan de seguimiento. Las dos preguntas son:
– Impresión general sobre la presencia de vida silvestre en los campos de maíz (presencia normal, mayor o menor de insectos, aves o mamíferos).
– Impresión general sobre el rendimiento del ganado alimentado con maíz transgénico (normal, o diferente del alimentado con maíz convencional).
.
* Actividades de “custodia y responsabilidad sobre la utilización del producto”; en esta sección del informe Monsanto explica que la compañía insta a las empresas que ostentan licencia de venta del maíz transgénico a que notifiquen cualquier efecto nocivo imprevisto derivado de su utilización.
* Actividades de alerta sobre cuestiones ambientales, consistentes fundamentalmente en que Monsanto se esfuerza por detectar, analizar, compartir con las autoridades competentes “los comentarios de expertos” y divulgar sus conclusiones sobre cualquier información aparecida sobre posibles efectos nocivos del MON 810. Muy posiblemente esta sea la parte del seguimiento que Monsanto –y su potente departamento de relaciones públicas– ha cumplido con mayor diligencia.
.
.
En Junio 2009 la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) emitió un dictamen favorable a La autorización del maíz transgénico de Monsanto. Este documento ha sido duramente criticado, revelando graves errores y omisiones en su valoración de la seguridad de este maíz insecticida. Según un informe científico encargado por Greenpeace y Amigos de la Tierra, el dictamen de la EFSA:
.
O No exige una caracterización molecular detallada del evento (que Monsanto sigue sin proporcionar), ni investiga las consecuencias de las alteraciones genómicas ni de la presencia de fragmentos desconocidos de ADN y ARN derivados del proceso de transformación genética, ni la seguridad (o inseguridad) de las nuevas proteínas producidas por este maíz.
.
O Su análisis de la evidencia científica existente no es equilibrado, pues omite o cuestiona estudios científicos contrastados que demuestran los riesgos e inseguridad del MON 810, citando en cambio otros que indican que el riesgo es mínimo, aunque la solidez científica de algunos de ellos ha sido cuestionada por algunos estados miembros.
.
O Tampoco tiene en cuenta las incertidumbres científicas existentes en lo que se refiere a los efectos del MON 810 sobre el medio ambiente y la salud, obviando los numerosos estudios que reclaman más investigación. La evaluación toxicológica no es válida, pues se base en estudios referidos a otro OMG (el MON 863), no se sabe si por equivocación o porque no se dispone de estudios sobre el MON 810 que permitan demostrar la seguridad de este último.
.
O Se contradice en sus afirmaciones (reconoce la presencia de nuevas proteínas, pero afirma que no existen nuevos constituyentes que exijan una evaluación toxicológica).
.
O Ignora o resta importancia a los datos que evidencian que el insecticida producido por el MON 810 podría tener impactos negativos sobre especies de mariposas (lepidópteros) y sobre otros insectos (algunos de ellos especies predadoras o parasitoides, que juegan un importante papel en el control de plagas).
.
O Aunque reconoce la posibilidad de que la toxina Bt se acumule en los suelos, se permite asegurar que los efectos sobre la comunidad microbiana del suelo serán mínimos y efímeros, sin aportar evidencia científica sólida que respalde esta afirmación.
.
O No tiene en cuenta la diversidad de las regiones biogeográficas europeas, que requiere un enfoque regional en la evaluación del impacto de los cultivos transgénicos que permita tener en cuenta las diferencias en lo que se refiere a prácticas agrarias y agroecosistemas.
.
Según la propia Comisión Europea, el proceso de creación de organismos manipulados genéticamente (OMG) está rodeado de incertidumbres, que pueden dar lugar a multitud de efectos imprevistos.
.
.

 

Síguenos a través de TwitterGoogle +Pinterest, Facebook

Recibe gratis el boletín semanal de ECO agricultor

.

2 respuestas a Razones para retirar el maíz transgénico de Monsanto Mon810

  1. RAZONES SOBRAN PARA RETIRAR ESTE NOCIVO DIZQUE ALIMENTO….

  2. Ruiz a dicho en 15 junio, 2014

    El prof Eguiazu en el año 2000 tuvo una discusion en la TV en Rosario( el centro o el sitio con el dudoso merito de ser uno del los epicentros del cultivo trasngenico del mundo). En esa discusion aportaba elementos cientificos para dudar de la innocuidad del maiz Bt ( Bacillus thuringienses maize). El fue duramente atacado con argumentos banales e inclusive “ad homine” falsos. Ignoraron los defensores de lo transgenico que el profesor fue el primer Dr en ciencias agrarias de Argentina . Alli los defensores ( esta todo grabado) afirmaban que las proteinas del Bt no eran toxicas y no causaban ningun daño a quienes la ingerian .Hoy los hechos estan demostrando lo contrario. Han pasado 14 años Eguiazu tenia razon. No obstante la discusion televisiva ( y otras agresiones de personas de la CONABIA) el publico sus argumentos (“Aspectos tecnopatogenologicos de la Ingenieria Genetica”). en el año 2001 Esto fue demasiado en el año 2002 cerraron violentamente su Instituto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *