Sembrar semillas de tomate y preparar los planteles

Publicado en Agricultura Ecológica, Blog | Sin Comentarios »

sembrar tomates

Si te has animado a empezar a cultivar tus propias hortalizas ya sea en un huerto urbano o en el campo, ten en cuenta algunos consejos que te contaremos a continuación a la hora de sembrar las semillas de tomate y preparar los planteles o semilleros.

Para empezar a sembrar las semillas de tomate (al igual que muchas otras hortalizas) debemos tener en cuenta en qué momento del año es más propicio preparar los planteles o semilleros. En general, es preferible hacerlo entre finales del invierno y el comienzo de la primavera, como podrás ver en el calendario de siembra. Además si vamos preparando los planteles de forma escalonada iremos recogiendo los tomates durante todo el verano, espaciando y escalonando también las cosechas.

.

Cómo sembrar semillas de tomate y preparar los planteles

Vamos a ver qué utensilios y materiales necesitaremos para preparar los semilleros de tomate:

* Sustrato: una mezcla que podemos usar para los planteles o semilleros sería 1 parte de humus de lombriz como capa más superficial, 2 partes de tierra como capa intermedia y 1 capa de arena en la base.

* Almácigos o bandejas en las que sembrar (las puedes comprar o bien improvisarlas reutilizando recipientes que tengas por casa). En cualquier caso, siempre deben tener agujeros en la base y/o en la parte inferior a los lados para que se pueda drenar perfectamente el exceso de agua y evitemos la aparición de hongos en los semilleros.

* Semillas ecológicas de tomate. Las puedes conseguir de varias formas: una opción es sacar las semillas de tomates ecológicos, puedes comprarlas o adquirirlas en algún encuentro de intercambio de semillas entre hortelan@s.

.

Lee otros artículos interesantes sobre huerto ecológico

.

Toma las bandejas o recipientes en los que vas a sembrar las semillas de tomate. Si no tienen agujeros para drenar el exceso de agua haremos 4 ó 5 en la base o a los lados en la parte inferior. Puedes usar cualquier objeto punzante limpio. Ten cuidado de no cortarte.

Llena las bandejas o los recipientes que uses con el sustrato. Con llenar los recipientes con un total de 5 cm de alto del sustrato es suficiente. Después prensa ligeramente el sustrato y mójalo con un poco de agua pero sin excesos.

Si usas bandejas o recipientes pequeños, con cuadrados de unos 3 cm pon una o máximo dos semillitas de tomate por cada cuadrado. En caso de usar otros recipientes con el doble o más de espacio puedes poner entre 3 y 5 semillas en cada uno.

No entierres las semillas a demasiada profundidad pues se reducen las posibilidades de que puedan germinar correctamente. Las semillas de tomate son muy pequeñas y con enterrarlas a una profundidad igual al doble o triple de su tamaño es más que suficiente. Después presiona con cuidado la superficie de los semilleros.

Las semillas necesitarán una temperatura para la germinación de alrededor de 20ºC y germinarían en un periodo de 8 a 14 días.

.

Únete a otros hortelanos que ya están disfrutando de sus huertos ecológicos con la ayuda de nuestro libro “Huertos urbanos y macetohuertos” en el que encuentras mucha información útil sobre horticultura ecológica urbana, ¡no te quedes sin él!.

.

Coloca los planteles sobre una bandeja u otro recipiente en el que pondremos agua para que se vaya absorbiendo gradualmente y el sustrato de los planteles esté siempre con cierto grado de humedad.

Ubicaremos los semilleros en una zona que reciba luz.

Ten en cuenta que es muy importante evitar las heladas si tienes pensado trasplantar las plántulas en el exterior (ya sea directamente en el suelo o en macetas) para evitar daños graves en éstas. Por eso debemos hacerlo una vez haya pasado el peligro de heladas. Los semilleros o planteles los podremos mantener en un vivero o en el interior para preservar una temperatura óptima para la germinación de las semillas y el posterior  crecimiento de las plantas.

El trasplante de la plántula del semillero a su lugar definitivo se realiza cuando ésta ya tiene 4 hojas o alcanza una altura aproximada de 15 cm.

Si las plantas reciben los cuidados adecuados y dependiendo de la variedad de tomate que estemos cultivando en nuestro huerto, podemos empezar a cosechar los tomates en unos 4 a 5 meses.

Más abajo puedes ver artículos relacionados


.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *