8 consejos para un uso sostenible del agua en el huerto y el jardín

Publicado en Agricultura Ecológica, Blog | Sin Comentarios »

como regar

El riego es una de las labores comunes y habituales en el huerto y en el jardín. Hacer un uso sostenible o sustentable del agua es muy importante en la horticultura y jardinería ecológica y para ello se debe aprender a manejar el agua de una forma eficiente y sacar mayor provecho del riego.

Si ya en su momento te hablamos de la xerojardinería como una opción sostenible a la hora de tener un jardín con requerimientos hídricos bajos, en este artículo queremos darte más ideas para que puedas tener un huerto o jardín que no desperdicie uno de los recursos naturales más preciados: el agua dulce.

Además de conocer en este artículo cómo poder ahorrar agua en los riegos, te recomiendo que leas sobre captación y almacenamiento de agua de lluvia, también encuentras otras lecturas muy interesantes en la sección de agricultura ecológica.

.

8 consejos para un uso sostenible del agua en huertos y jardines

1.- Diseña tu huerto o jardín reuniendo por grupos las plantas que tengan los mismos requerimientos hídricos. Esta es una de las bases de la xerojardinería y así logramos aprovechar mejor el agua. Podemos dividir la huerta o jardín en tres zonas según el requerimiento de riegos: zona de necesidades bajas, zona de necesidades medias y otra zona en la que cultivamos las plantas y árboles con mayores necesidades hídricas.

2.- Elige variedades de plantas, ya sean hortícolas u ornamentales, que requieran un bajo consumo de agua y evita o minimiza el uso de las que requieren mayores riegos. Si vives en zonas con pocas o moderadas lluvias, buscas las especies tradicionales y autóctonas que ya están adaptadas y tienen bajos requerimientos hídricos. Algunas de estas especies están incluso adaptadas a periodos de sequías, como por ejemplo el romero, la lavanda o espliego, la salvia o el olivo. Por otra parte, es recomendable evitar o reducir el cultivo de plantas que requieren más agua, como es el caso del césped.

3.- Utiliza plantas tapizantes o rastreras. Las plantas que recubren o tapizan el suelo ayudan a reducir la pérdida de agua por evaporación, mantienen la humedad del suelo y además visualmente son muy útiles para crear espacios verdes muy bonitos tanto en huertos como en jardines. Como ejemplos de plantas tapizantes podemos nombrar a la manzanilla romana, el trébol rojo, la capuchina o la verbena.

4.- Conoce el tipo de suelo de cultivo. Dependiendo del tipo de suelo de nuestro huerto o jardín éste será más propenso a necesitar más o menos cantidad de agua de riego. Hay suelos que no tienen capacidad para retener agua (arenosos), mientras que otro tipo de suelos impide o reduce la filtración del agua (arcillosos).

5.- ¿Cuál es el mejor sistema de riego? La forma más sostenible de regar nuestro huerto o jardín es mediante un sistema de riego por goteo. Está especialmente indicado para zonas o meses del año con temperaturas elevadas, ya que, no se pierde agua por evaporación debido al calor. Es la forma más sostenible de usar el agua tanto en el huerto como el jardín.

6.- ¿Cuál es el mejor momento para regar? Es importante evitar regar durante el momento de mayor calor del día. El calor hace que se evapore el agua y ésta se desaprovecha. Preferentemente regaremos al final del día, así maximizaremos el uso del agua y los riegos.

7.- Utilizar de forma estratégica las zonas con sombra y los paravientos de nuestro huerto o jardín. El sol directo es uno de los factores por los que el suelo puede perder agua. Si ubicamos las plantas en zonas con sombra o semisombra estaremos reduciendo la pérdida de agua. Otro factor muy común que aumenta la pérdida de humedad del suelo es el viento. Podemos aprovechar paravientos como muros, vallas, etc. para mitigar la acción del viento y también podemos recurrir a otros elementos orgánicos como los arbustos para conseguir una huerta o jardín de bajo consumo de agua.

8.- Otra práctica muy común en agroecología y permacultura es el mulch o acolchado. Lo que se hace es cubrir la superficie del suelo con materiales naturales como pinaza, serrín, cortezas de árboles, restos de poda, etc. con el objetivo de prevenir la pérdida de agua por la evaporación, mejorar la fertilidad y humedad de la tierra y controlar la aparición de plantas no deseadas o adventicias. Lee más sobre el acolchado.

.

Aprovecho para recordarte que en nuestro libro “Huertos urbanos y macetohuertos” tienes mucha información útil sobre horticultura ecológica urbana que te puede interesar.

.


.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *