MENUMENU

¿Cómo te alimentas en invierno para no enfermar? Los mejores alimentos y otros consejos para cuidarte

Publicado en Blog, Nutrición | Sin Comentarios »

salud invierno

El invierno puede ser una época del año dura porque el tiempo es frío, hay días nublados y menos sol, anochece pronto, hace viento, llueve, nieva, graniza… Estar expuestos a todos estos elementos durante varios meses puede poner en riesgo nuestra salud.

.

¿Qué podemos hacer para cuidarnos en invierno?

Vamos a ayudar a nuestro organismo y fortalecerlo ante la amenaza que suponen las enfermedades comunes y frecuentes durante el invierno, como las infecciones, la gripe o resfriado y el catarro, causadas por virus y bacterias que deprimen nuestro sistema inmunológico.

Reforzar nuestras defensas puede ser muy sencillo y es tan solo cuestión de saber qué debemos hacer.

Vamos a tratar tres factores que pueden ser los más relevantes a la hora de poder gozar de buena salud: Alimentarse de manera sana, dormir bien y el manejo del estrés.

Toma nota de los consejos que te proponemos para que estés sana como una manzana todo el invierno.

.

¿Cómo te alimentas?

El factor más importante para que nuestro organismo esté sano: una alimentación saludable y adaptada a nuestras necesidades.

Basa tu alimentación en alimentos frescos, ecológicos y de temporada (un poco más abajo tienes un cuadro en el que puedes verlas).

Las frutas y verduras de invierno son ricas en micronutrientes como las vitaminas y los minerales, algunos de ellos con acción antioxidante y otros efectos muy beneficiosos que protegen nuestro organismo.

Incorporando en tu dieta habitual alimentos naturales de cara al invierno y reduciendo el consumo de comida basura y productos ultraprocesados, azúcar y harina refinadas estarás cuidándote sin darte cuenta.

Aquí tienes una muestra de algunos alimentos de temporada en invierno

ALIMENTOS DE INVIERNO

Además durante el invierno no podemos dejar de lado alimentos tan saludables como las legumbres (garbanzos, lentejas, alubias o judías, guisantes y las habas), los frutos secos (nueces, almendras, anacardos, etc.) y las semillas (de sésamo o ajonjolí, de lino o linaza, chía).

Todos estos alimentos resultan ser muy beneficiosos para el invierno porque, además de que nos aportan fibra, proteína vegetal, grasas beneficiosas y carbohidratos, también poseen nutrientes que fortalecen nuestro organismo, como por ejemplo las vitaminas A o betacarotenos, del grupo B, C, D, E y minerales como el magnesio, el zinc y el selenio.

Prepara más recetas de cocina para el invierno que te ayudan a mantenerte caliente y bien nutrida:

  • Guisos
  • Estofados
  • Potajes o pucheros de legumbres
  • Sopas y caldos
  • Cremas y purés

Es muy interesante incorporar a nuestros platos especias que vienen muy bien durante el invierno porque combaten el frío y nos hacen entrar en calor:

  • jengibre
  • canela
  • orégano
  • tomillo
  • romero

Todas ellas son estupendas para ayudarnos a combatir las temperaturas bajas propias de esta época del año.

Además puedes beber infusiones que sientan muy bien como por ejemplo la infusión de regaliz, de rooibos, de menta y el té verde, té rojo, té negro y té blanco.

.

¿Estás estresada?

Procura manejar los episodios de estrés lo mejor posible: realiza algún deporte, apúntate a un taller o curso de una actividad que te atraiga, queda con amigos, lee, medita, escucha tu música favorita, cultiva un huerto o un jardín, ve al cine, al teatro…

Está comprobado que el estrés mantenido de forma continua deprime el sistema inmunológico, por eso, es importante saber relajarse, canalizar el estrés y poder reducirlo para mantener una buena salud.

.

¿Duermes bien?

Un buen descanso y dormir las horas que necesitamos es otro factor a tener en cuenta.

Durante la noche nuestro organismo está llevando a cabo multitud de funciones relacionadas con la renovación de todo tipo de estructuras y tejidos que forman parte de órganos, músculos, huesos, articulaciones, sistema inmune, etc. No dormir bien y tener trastornos en el sueño puede alterar estas funciones tan importantes.

.

El tabaquismo, el alcoholismo y el sedentarismo también hacen mella en nuestra salud y puede debilitar nuestro sistema inmunológico.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *