MENUMENU

Artrosis: ¿Qué plantas medicinales son buenas para el dolor e inflamación en las articulaciones?

Publicado en Blog, Plantas medicinales | Sin comentarios »

artrosis tratamiento

Artrosis de rodilla, artrosis de cadera, artrosis en las manos… es muy común escuchar estos términos porque la artrosis se sitúa entre las 4 enfermedades que más calidad de vida resta a quien la padece. Se estima que, al menos, 1 de cada 30 personas en el mundo padece esta enfermedad y esta cifra sigue aumentando. Las mujeres son más propensas que los hombres a padecer artrosis.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) estableció el 12 de octubre como el Día Mundial de la Artrosis.

En este artículo te contamos qué es la artrosis, diferencia entre artritis y artrosis, las causas y síntomas y las mejores plantas medicinales para la artrosis.

.

¿Qué es la artrosis?

La artrosis es una enfermedad degenerativa que afecta al cartílago de las articulaciones y a los tejidos que lo rodean. También se la denomina osteoartrosis, osteoartritis o enfermedad articular degenerativa.

La definición científica indica que la artrosis es “una afección de las articulaciones móviles, caracterizada por estrés celular y degeneración de la matriz extracelular, iniciada por micro y macrotraumatismos que activan respuestas de reparación inadecuadas con inclusión de las vías proinflamatorias de la inmunidad innata”.

Es decir que la enfermedad comienza por anomalías a nivel metabólico en los tejidos articulares y se producen alteraciones por las que se degrada el cartílago, producen remodelación ósea, formación de osteofito, inflamación, dolor y finalmente pérdida de la movilidad normal.

.

¿Qué diferencia hay entre artrosis y artritis?

Es frecuente confundir ambas dolencias, y no es de extrañar por que las dos dañan a las articulaciones. Las principales diferencias se encuentran en el origan y las causas:

  • Artrosis: afecta al cartílago de los huesos de una articulación. Cuando, con el paso del tiempo, el cartílago se desgasta por el roce, son los huesos los que empiezan a rozarse entre sí. El sedentarismo y el consumo de tabaco y alcohol pueden empeorar la artrosis.

 

  • Artritis: es la inflamación de la membrana que contiene el líquido sinovial (este líquido hace de lubricante entre las articulaciones para que los huesos no se rocen). Puede aparecer debido a un golpe, al consumo de tabaco o a enfermedades autoinmunes, entre otras causas.

.

Artrosis: Posibles causas y síntomas

Aunque las causas últimas no están establecidas, si existe acuerdo en cuanto a que hay una serie de factores de riesgo que pueden influir en el desarrollo de la enfermedad.

No es una consecuencia inevitable de la edad, pero factores como obesidad, inestabilidad articular, anormalidades anatómicas, disminución de la actividad física, laxitud articular, alteraciones del equilibrio y propiocepción, pueden aumentar el riesgo de padecer artrosis con la edad.

Hay otros factores: genéticos, mecánicos, metabólicos y traumáticos, que también desencadenan la degradación de cartílagos y hueso subcondral. Las etapas avanzadas, con pérdida de movilidad en las articulaciones, pueden tardar décadas en desarrollarse.

En la artrosis sintomática el dolor provoca una importante limitación, las funciones de la articulación, y en la calidad de vida de la persona afectada.

La medición del dolor es indispensable para conocer el tipo de tratamiento. Para ello se utilizan diferentes escalas unidimensionales y multidimensionales. Las primeras son de intensidad; las segundas son escalas psicométricas que permiten evaluar el contexto, como la frecuencia del dolor, el grado de incapacidad y las horas de sueño, entre muchas otras.

Otros síntomas pueden presentarse como facilidad a las caídas, debido a la inestabilidad articular, procesos inflamatorios como tumefacción o derrame, deformidad articular, rigidez o crujidos.

.

Tratamiento de la artrosis

Los especialistas recomiendan el tratamiento de la artrosis en dos aspectos: el alivio del dolor, por un lado, y por otro, la mejora de la calidad de vida, orientada a reducir los síntomas y prevenir la discapacidad.

Para el tratamiento enfocado en la prevención y reducción de síntomas se recomienda:

  • La formación o educación: la artrosis es un proceso degenerativo que avanza con la edad, no es maligno; no tiene cura específica, pero un adecuado tratamiento individualizado puede aliviar el dolor y mejorar la capacidad de la articulación afectada; hay circunstancias negativas que influyen en la enfermedad de manera y otras, como la protección articular, que pueden mejorar la calidad de vida.

 

  • Normas de protección articular: buscan evitar la sobrecarga en las articulaciones afectadas a través de: Técnicas de conservación y redistribución de la energía (equilibrio y reposo con descansos de cada 30 minutos de actividad o interrupción antes de la fatiga; evitar posturas incorrectas y adoptar posturas fáciles de mantener; racionalizar las actividades y tareas). Ayudas ortopédicas para evitar sobrecarga (bastón, plantillas de amortiguación, cuñas correctoras, entre otros). Reducción de la obesidad y el sobrepeso.

 

  • Ejercicios: estos se individualizan según el paciente y las características de la enfermedad. Por lo general se busca mejorar la potencia y resistencia muscular con ejercicios isométricos e isocinéticos para mejorar la flexibilidad. La actividad física debe estar adaptada a la persona que la practica.

.

10 plantas medicinales que pueden aliviar el dolor de la artrosis

El tratamiento de la artrosis con plantas medicinales por lo general interactúan con los tratamientos de la medicina convencional. Los tratamientos con plantas medicinales para la artrosis que se enumeran aquí son los recomendados por la European Scientific Cooperative on Phytotherapy (ESCOP), monografías que se recomienda leer para conocer más especificaciones sobre cada especie y usos.

Cabe recordar que ninguna de las siguientes opciones está recomendada para niños, embarazadas y durante el periodo de lactancia. Igualmente importante es consultar con un profesional de la salud que pueda indicar qué planta es mejor para cada caso particular y en qué dosis se debe tomar.

Grosellero negro (Ribes nigrum)

Arbusto originario del norte y centro de Europa y Asia septentrional, utilizado en la medicina tradicional como diurético y para el tratamiento de problemas inflamatorios y reumáticos. Los componentes fenológicos (ácidos fenólicos, flavonoides y antocianinas) tienen una gran capacidad antioxidante.

ESCOP recomienda para adultos una dosis diaria de 250 a 500 ml de infusión de hojas desecadas (de 20 a 50 g/l), ó 2 a 4 gramos por taza 3 veces al día, ó 160 mg de extracto seco 7:1 en agua 1 a 3 veces al día.

Precaución: por los efectos diuréticos, quienes estén bajo otro tratamiento médico no es recomendable. Duración máxima del tratamiento: 4 semanas.

.

Harpagofito (Harpagophytum procumbens DC y zeyheri Decne)

Se obtiene de dos especies de plantas herbáceas que crecen de manera espontánea en el sur y suroeste del continente africano. Ha sido empleado en la medicina tradicional para el tratamiento de afecciones digestivas e inflamatorias músculo-esqueléticas mediante aplicación tópica.

ESCOP recomienda la raíz pulverizada (para decocción e infusión 4,5 g en 500 ml de agua hasta 3 veces al día).

Precaución: puede ocasionar molestias gastrointestinales, y se desaconseja su uso mientras esté bajo tratamiento con anticoagulantes, antiarrítmicos, cuando existe cera gastroduodenal o litiasis biliar. Duración máxima del tratamiento: 4 semanas.

Lee más sobre las propiedades del Harpagofito

.

Ortiga mayor o verde (Urtica dioica y Urtica urens L.)

Se obtiene de las hojas y flores de dos plantas nitrófilas que se encuentran en áreas templadas. La ortiga tiene propiedades antiinflamatorias e inmunosupresoras, por lo que se utiliza para tratar diversos procesos inflamatorios, alteraciones del sistema inmune y para incrementar el volumen de orina.

ESCOP recomienda hojas en infusión 3 a 5 g hasta tres veces al día.

Precauciones: El contacto con los tallos y hojas libera histamina, serotonina y leucotrienos que pueden originar picor o alergias. No posar hojas o tallos sobre zonas húmedas, mucosas, irritadas o sensibles. Duración máxima del tratamiento: 4 semanas.

Descubre otros muchos beneficios de la Ortiga

.

Sauce (Salix purpurea, Salix daphonoides Vill. y Salix fragilis L.)

Corresponde a numerosas especies de árboles o arbustos. El Sauce tiene actividad analgésica, antiinflamatoria, antipirética y antiagregante plaquetario. Además de dolores, el sauce se utiliza para tratar cefaleas, estados gripales y febriles.

ESCOP recomienda su uso en infusión 1 a 3 gramos 3 ó 4 veces al día.

Precauciones: No debe usarse si tiene hipersensibilidad a los derivados salicilados, puede generar alergia de contacto y puede ocasionar molestias gastrointestinales. Duración máxima del tratamiento: 4 semanas.

Lee más sobre el Sauce.

.

Ulmaria o Reina de los Prados (Filipendula ulmaria)

Es una herbácea que crece en toda Europa- La Ulmaria es utilizada como antiinflamatoria, analgésica y antipirética, con actividad diurética. La reina de los prados también es una planta medicinal indicada para el resfriado común y procesos gripales.

ESCOP recomienda infusión de flores desecadas 2,5 a 6 gramos al día en 1 a 3 dosis.

Precauciones: No debe usarse en casos de hipersensibilidad conocida a los derivados salicilados, ni en interacción con anticoagulantes. Duración máxima del tratamiento: 4 semanas.

.

Uña de gato (Uncaria tomentosa DC)

Originaria de la Amazonia peruana. La uña de gato es utilizada como antiinflamatoria y antioxidante, así como en el tratamiento de afecciones osteomusculares.

ESCOP recomienda su uso en decocción al 2% durante 20 minutos en 2 o 3 tazas al día.

Precauciones: debido a que los compuestos varían según el proceso extractivo, se recomienda iniciar con dosis bajas para verificar la tolerancia. Su uso prolongado puede ocasionar problemas en páncreas y riñones. No administrar en interacción con fármacos inhibidores de la proteasa, de la transcriptasa inversa  o ciclosporina.

Descubre más Propiedades de la Uña de Gato

.

Plantas medicinales para la artrosis que se utilizan sólo de uso tópico (externo)

Árnica (Arnica montana)

Utilizada tradicionalmente para el tratamiento de hematomas, esguinces e inflamación, tanto por golpes como por picaduras de insectos. La Árnica se consiguen extractos para preparar o también se emplea como ingrediente principal en geles, ungüentos y cremas, como esta crema para piernas cansadas.

Lee sobre los Beneficios de la Árnica

.

Cayena (Capsicum annuum L var. minimun)

Se pueden usar emplastos con extracto sólo una vez al día durante 4-12 h. E

n forma semisólida 2 a 4 veces al día durante 3 semanas como máximo y descansando mínimo 2 semanas.

.

Romero (Rosamarinus officinalis)

Un baño de agua al que se añade 1 litro de decocción de 50 g o 10 a 27 mg de Aceite Esencial de Romero.

Puedes preparar este Linimento de Romero y este Alcohol de Romero, preparados caseros y naturales muy útiles para la artrosis.

Lee más sobre las Propiedades del Romero.

.

Menta (Mentha piperita)

Las preparaciones pueden tener del 5 al 20% de aceite esencial aplicándolas 1 a 3 veces al día.

Descubre más Beneficios de la Menta

.

Aunque sean plantas medicinales, como ven, algunas no son recomendadas para la vía oral, por lo que debe considerarse seriamente el tiempo máximo del tratamiento para evitar intoxicaciones u otros efectos adversos.

Esta es información general y en ningún momento sustituye el consejo profesional. Consulta con tu médico antes de tomar cualquier planta medicinal.
.

Fuentes

  • “Aspectos epidemiológicos de la artrosis y la osteoporosis”, Monserrat Romera Baurés. Revista Clínica Electrónica en Atención Primaria. 2003.
  • “Dolor en la artrosis” XVI Reunión de expertos 2016, Cátedra Extraordinaria del Dolor. Fundación Grünenthal, Universidad de Salamanca. 2016.
  • “Guía de Buena Práctica Clínica en Artrosis”, Organización Médica Colegial de España, Ministerio de Sanidad y Consumo. 2008.
  • “Patología musculoesquelética”, Curso básico sobre fitoterapia. Ma. Antonia Diez, M. Luz Lázaro, Jesús A. Nuñez, Margarita Olagorta, Begoña Regil, Irene Herrero. Hospital Universitario de Álava. 2016.
  • “Plantas medicinales para enfermedades reumáticas”. Centro de Investigación sobre Fitoterapia.

.




.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete gratis a ECOagricultor

Únete a más de 100.000 personas que ya reciben cada semana las últimas publicaciones.
Debe introducir un email válido
Acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento a ECOagricultor para que me mantenga informado vía el email que introduzco de las novedades, noticias y productos presentes en la página.
Si deseas revocar tu consentimiento o dejar de recibir información de ECOagricultor, puedes anular tu suscripción pulsando el enlace que hay al final de cada una de las newsletters que son enviadas. Valoramos y respetamos tus datos personales. Recuerda que siempre puedes consultar nuestra Política de Privacidad para saber cómo tratamos tus datos.
Debe aceptar la Política de Privacidad para suscribirse