Aceite de oliva virgen extra

¿Necesita presentación el oro líquido de España? Comprar aceite de oliva virgen extra ecológico es siempre una garantía de éxito. Este tesoro de nuestro país, el mejor del mundo, es una joya culinaria que sirve para lo más sencillo, como unas tostadas, y para lo más selecto, como la más excelsa receta gourmet de alta cocina.

En tu casa, para lo que quieras. Elijas el que elijas, va a revolucionar tus platos.

.

¿Cómo comprar aceite de oliva virgen extra?

Antes de pensar en nada más, ¿sabes qué quieres comprar? ¿Sabes qué es el aceite de oliva virgen extra?

El aceite que se extrae de la oliva puede tener diferentes calidades, que se determinan según el tipo de tratamiento que haya tenido en su elaboración.

La oliva regala su jugo mediante presión y molienda (como si fuera una fruta para hacer zumo), pero de la pulpa se extrae todavía más aceite cuando se la somete a ciertos procesos químicos y térmicos. Pero eso empeora la calidad del aceite.

Por lo tanto, en las tiendas puedes encontrar:

  • Aceite de oliva virgen extra. Se consigue en las almazaras por métodos mecánicos en exclusiva. Es el aceite puro, sin alterar ni tratar. Por eso es «virgen». Y como se usan las mejores olivas, es «extra». Es de baja acidez (máximo 0,8 %). Extraordinario para comer en crudo.
  • Aceite de oliva virgen. Igual que el anterior, pero procedente de olivas de peor calidad. Su acidez va de 0,8 % a 2 %. Es un buen aceite, pero mejor para cocinar que para comer en crudo.
  • Aceite de oliva. Es una mezcla de aceites vírgenes con aceites refinados. El refinamiento se consigue con métodos térmicos y químicos. Estos cambian el sabor, el aroma, el color y la acidez, aunque estos detalles pueden alterarse de manera artificial.

Existen aceites de calidad inferior, pero nos quedamos aquí con la idea de que, si quieres disfrutar de un aceite de oliva excepcional, debes asegurarte de comprar aceite de oliva virgen extra.

¡Y también de que sea ecológico!

.

Comprar aceite de oliva ecológico es la mayor garantía

El aceite de oliva es un alimento mágico y muy delicado. Los pequeños detalles modifican su calidad y sus características. Cada variedad de aceituna aporta su toque y la forma de cultivo marca la diferencia.

La tierra, la altura, las horas de sol, las precipitaciones… todo se expresa al final en el aceite. No hay dos iguales.

Por eso, muchos pequeños productores que veneran su producto saben que la agricultura ecológica es un valor diferencial de calidad y prestigio. Se consiguen aceitunas más sanas, que no han estado expuestas a sustancias sintéticas que alteren su calidad. Además, también es más saludable.

.

¿Y qué aceite de oliva prefieres?

Ahora que ya sabes que las características, el sabor y las propiedades del aceite de oliva virgen extra ecológico son mejores, solo te queda elegir la variedad.

En España existen más de 200 variedades, ¡casi nada! Sin embargo, las más comunes son las siguientes:

  • Arbequina. Dulce, con muy poco amargor y con sabor afrutado. Para ensaladas suaves, tostadas, marinados poco intensos y repostería.
  • Cornicabra. Aromático, con toques herbales y de fruta como manzana. Un poquito amargo. Ensaladas, frituras y asados de pescado o carne.
  • Hojiblanca. Toques de hierba fresca, almendra y plantas aromáticas. Dulce y con picantillo final. Para salsas, salteados, marinados y pasta.
  • Picual. Algo más intenso, con notas de tomate, aceituna verde y un punto amargo y picante. Va muy bien para cocinar (sofritos, guisos, conservas…).

¿Con cuál te quedas?