Bebidas vegetales

Las bebidas o leches vegetales llevan a tu alimentación la diversidad y el bienestar que necesitas. Saludables, ligeras, ricas y ecológicas, sirven tanto para beber como para acompañar a las infusiones, el café o el cacao. ¡Y para cocinar!

¿Cuál vas a probar hoy?

.

¿Qué bebidas vegetales querrás comprar?

No te confundas: las leches vegetales no son ni zumo ni jugo. Son el resultado de triturar, prensar, extraer y filtrar, y luego diluir ciertas partes de las plantas.

¿Qué partes? Fíjate, existen bebidas vegetales:

  • De cereales. De trigo, avena o arroz, por ejemplo.
  • De semillas y frutos secos. La leche de almendra, claro. Y también la de avellana, anacardo, coco, sésamo, cáñamo, lino…
  • De tubérculos. Por ejemplo, la de chufa que conoces de toda la vida. ¡La horchata!
  • De legumbres. Como la leche de soja, seguramente la primera en popularizarse.

La diversidad de las leches vegetales es tal que por fin podemos dejar atrás «lo clásico». ¿Por qué tomar la misma cada día durante años o toda la vida?

Pruébalas y descubre la que mejor te va por sabor y salud.

Eso sí, asegúrate de comprar bebidas vegetales ecológicas. Así te aseguras de tener todos los beneficios y ninguno de los problemas derivados de las sustancias químicas sintéticas de la agricultura convencional.

Además, por ser ecológicas tenemos la tranquilidad de que su cultivo ni daña espacios forestales ni contamina el entorno. Y ayudamos a sostener el tejido social del campo.

.

Pero ¿es bebida vegetal o leche vegetal?

Aunque en el día a día solemos llamarlas leches vegetales, estos alimentos aparecen en nuestra tienda y en cualquier otra como «bebidas vegetales».

Ambos nombres son válidos en un contexto informal, pero desde el año 2013 es obligatorio referirse a ellas como bebidas vegetales cuando se comercializan. El motivo no es otro que la precaución, ya que se intenta evitar la confusión con la verdadera leche, la de origen animal.

Es una manera de garantizar tu derecho a la información sobre lo que comes y evitar errores. En nuestra tienda, bebidas vegetales. En tu casa y en el día a día, llámalas como más te guste.

.

¿Qué bebida vegetal es mejor?

Ya has visto que hay muchos tipos de bebidas vegetales diferentes. Cada una procede de un tipo de semilla y, entonces, cada bebida vegetal tendrá unos beneficios diferentes.

Por lo tanto, no es posible decir qué bebida vegetal es más sana, sino que una leche vegetal es mejor para ti. Depende de tus circunstancias y necesidades.

Puede ser que tengas intolerancia a la lactosa. Puede que te siente mal.

Puede que, sin más, quieras probar algo nuevo.

O puede practiques el veganismo y tomar leches vegetales sea, además de todo lo anterior, una cuestión de ética.

.

Las recetas con leche vegetal

Las leche vegetales están pensadas para ser bebidas, claro. Pero, al igual que la leche animal, también puede formar parte de tu cocina. Existen muchísimas recetas donde puedes usar las leches vegetales que compres.

Utilízalas para preparar cremas y sopas y ligar salsas. Por ejemplo, una bechamel vegetal. O una veganesa, mayonesa vegana para acompañar aperitivos, aderezar ensaladas o estar en un buen bocata.

Pero donde las leches vegetales encuentran su sitio es en la repostería. Introdúcelas en tus natillas, flanes, púdines y cremas. Que rellenen tus tartas y pastelitos. Que hagan tu chocolate caliente o que te ayuden con los bombones caseros.

Y no podemos olvidar los refrescantes batidos. Con frutas y verduras, las leches vegetales son lo que necesitas para un desayuno, merienda o tentempié nutritivo, original y divertido.