Complementos ecológicos

Con los complementos ecológicos puedes equilibrar los macro y micronutrientes esenciales que te faltan. ¿Tu organismo pide un pequeño aporte para funcionar y tener mejor salud? Aquí lo tiene.

 

¿Por qué comprar complementos alimenticios naturales?

No hace falta que te convenzamos de la importancia de seguir una dieta equilibrada, ¿verdad?

Somos lo que comemos y es esencial que nos alimentemos de forma sensata. Una alimentación que cubra todas las necesidades del organismo y que permita un desarrollo y un funcionamiento normales.

Sin embargo, incluso cuando seguimos una buena dieta, es posible que haya carencias nutricionales. ¿Por qué?

Esto se debe a:

  • Circunstancias externas, como el cambio de las estaciones, el clima, la contaminación ambiental.
  • Circunstancias internas, como el estrés y los esfuerzos puntuales en el trabajo.
  • Características de los propios nutrientes, ya que algunos son más escasos, nuestro metabolismo los asimila de manera deficiente o los excreta más que a otros.

En esas circunstancias, o si no seguimos una dieta adecuada, los complementos alimenticios naturales o ecológicos son de gran ayuda. Mueven la balanza hacia el lado adecuado.

.

¿Qué son los complementos alimenticios ecológicos? ¿Qué contienen?

Los populares complementos vitamínicos son solo una de las posibilidades de estos suplementos.

Las píldoras, cápsulas, ampollas, bolsitas y polvos de estos productos pueden contener diferentes tipos y combinaciones de vitaminas, minerales, aminoácidos, fibra, ácidos grasos esenciales y diversos macronutrientes complejos.

¿Y de dónde salen estas sustancias? Los complementos que puedes comprar aquí proceden de plantas ecológicas. Se cultivan sin fertilizantes ni pesticidas sintéticos potencialmente tóxicos y contaminantes, y se procesan para extraer lo que sí nos interesa: sus propiedades.

Es una manera estupenda de poder beneficiarse de las plantas medicinales sin tener que prepararlas en comida o infusiones.

Ahora bien, los complementos son productos extraordinarios con los que hay que tener precaución.

¿Qué precauciones hay que tomar con los complementos alimenticios?

  • Considera siempre estos puntos:
  • Los complementos no son comida

Son lo que dice su nombre: un suplemento. Se utilizan para completar la ingesta de ciertos nutrientes de los que puede que tengas carencias.

Están para ayudarte, no para sustituir a la comida. Ten esto siempre en cuenta.

  • No son una chuchería sin importancia

Dado que no es fácil diagnosticar las carencias nutricionales, al menos a ojo y de manera personal, deberías consultar con tu médico de cabecera o nutricionista antes de tomar complementos alimenticios.

¿Por qué? Porque igual que no te conviene un déficit nutricional, tampoco te conviene un exceso de ciertos nutrientes o, quizá, combinaciones que en tu caso concreto no te sienten bien.

Los especialistas también pueden recomendarte cómo tomarlos y en qué momento. Por ejemplo, ¿cuándo conviene reforzar los antioxidantes? ¿Qué tipo de alimentos deberían acompañar a cierto suplemento?

  • La dosis es importante

Debes respetar las dosis recomendadas en los recipientes y aquellas que te indique tu médico o nutricionista. Si son tres píldoras al día, pues tres píldoras. Si son dos, dos. No más.

Siempre es mejor pecar por defecto que por exceso.

En definitiva, cuando compres complementos alimenticios, asegúrate de elegir bien: que sean ecológicos, naturales y, por supuesto, adecuados para ti.

.