Huevos ecológicos

Comprar huevos ecológicos es tener un as en la manga. Pocos alimentos son tan versátiles y fáciles de comer. El huevo ecológico alimenta, está riquísimo y viene de gallinas felices. ¿Se puede pedir más?

 

¿Por qué comprar huevos ecológicos?

En la industria avícola convencional, las gallinas están hacinadas sin poder moverse en pequeñas jaulas. Apenas hacen otra cosa que comer y poner huevos.

Estas gallinas sufren dolores, heridas, altas temperaturas, estrés y se alimentan de pienso.

Tampoco conocen el aire libre ni la luz del sol. Viven apresadas.

En definitiva, se convierten en máquinas de poner huevos en serie hasta que mueren de agotamiento, mucho antes de lo normal en su especie.

Por suerte, existen explotaciones avícolas en las que las gallinas viven como manda su naturaleza. Y de ellas salen los huevos con los que podemos romper la cadena.

,

¿Qué son los huevos ecológicos?

Son los que vienen de las granjas que anualmente consiguen la certificación oficial bio. Para obtenerla, deben:

  • Garantizar un suelo para vivir espaciosamente

Además de un espacio cubierto, tienen acceso libre a un parque exterior en el que caminar, picotear hierba y bichitos y alimentarse.

La densidad de gallinas en el exterior es de una por cada 4 m². En el interior, se pueden agrupar hasta seis gallinas por metro cuadrado.

  • Asegurar condiciones de vida saludables

Comen alimentos ecológicos, como cereales orgánicos. Además, se les permiten ocho horas ininterrumpidas de oscuridad para descansar. Nada de forzar su ciclo vital.

  • Respeto ambiental

En la explotación se permiten los productos químicos sintéticos, pero en  cantidades mínimas y según los límites aprobado en el reglamento de este tipo de industria. Es decir, la contaminación está minimizada.

Además, dado que el estiércol de las gallinas es rico en nitrógeno y esto podría contaminar el subsuelo y los acuíferos, es obligatorio que la explotación tenga un máximo de 250 gallinas por hectárea de superficie agrícola.

Parece que hay diferencia, ¿verdad?

Ahora bien, ¿cómo elegir? ¿Cómo diferenciar huevos ecológicos y huevos normales?

,

¿Cómo saber si son huevos ecológicos?

El origen de los huevos debe estar marcado en su etiquetado. Esto te permite elegir adecuadamente.

Si quieres comprar huevos ecológicos, debes fijarte en:

  • La etiqueta del sello ecológico europeo, una hoja verde con estrellitas blancas.
  • El logotipo de la entidad acreditadora (Ver organismos de control)
  • El código numérico en la cáscara.

Y ahí está la clave. Atiende a ese código y mira con qué número empieza:

  • 0: huevo de gallina realmente ecológica, que vive como hemos descrito arriba.
  • 1: huevo de gallina campera, que vive casi como la anterior. En tierra y con acceso libre al exterior, pero con nueve animales por metro cuadrado en el interior y sin alimentación bio.
  • 2: huevo de gallina criada en suelo. Eso no quiere decir que viva en tierra, sino en espacios acotados donde puede moverse, aunque no al aire libre y con hasta nueve gallinas por metro cuadrado.
  • 3: huevo de gallina enjaulada. El peor de los casos.

Ahora ya sabes cómo elegir bien. No te dejes confundir por eslóganes e imágenes bonitas y ve directamente a la auténtica información del etiquetado al comprar huevos ecológicos.