Cosmética ecológica

Un baño de tibia espuma y, después, toda una sesión de cuidados. O una vigorosa ducha matutina para empezar bien el día. ¿Hace cuánto que no te mimas? Cuando vayas a hacerlo, hazlo bien: tu cuerpo es un templo, y como tal, merece que le regales solamente pureza.

Las recetas cosméticas naturales más delicadas y exquisitas están a tu disposición con un único objetivo: hacerte sentir bien.

.

    ¿Por qué comprar y usar cosmética natural?

    La piel es un reflejo cristalino de lo que sucede en tu interior. No tenemos un «dentro» y un «fuera», el organismo es un «todo» que se comunica en ambas direcciones.

    Sucede lo mismo con el cabello. Un pelo sin vida, apagado, quebradizo o que se cae demasiado es una señal de alarma que no debes ignorar.

    ¿Cómo evitarlo?

    .

    Reactiva tu belleza y salud con cosmética natural

    Lo que has oído siempre es cierto: los milagros no existen.

    Existe la ciencia, los principios activos y los componentes de origen natural. Cuando los tres trabajan juntos, los resultados son evidentes.

    Siendo honestos, para conseguir verdadera efectividad se debe comenzar por revisar los hábitos alimenticios y el estado emocional. La cosmetología necesita una buena base sobre la que funcionar.

    Así es como podrás aprovechar toda la energía que la cosmética ecológica encierra en el corazón de sus fórmulas.

    Te ayudará si tienes la piel reactiva, con dermatitis o simplemente si no quieres usar productos artificiales. Además, no tiene género. Todos podemos beneficiarnos de sus bondades. ¿Hay un bebé en casa? Entonces sabrás que las pieles más sensibles requieren una atención extra.

    La cosmética ecológica no solo es mejor para toda la familia. También es sin duda mucho mejor para el medio ambiente. Esta es una forma más de consumir de manera responsable y sustentable.

    Algunos de sus ingredientes ya los usas en tu cocina, solo que aquí tienen una aplicación diferente (aunque igualmente apetecible). Por ejemplo, hojas, hierbas, semillas, frutos, aceites esenciales y flores. Se formulan con arcillas y otros extractos puros, y todo  es 100 % de origen natural.

    .

    ¿Cómo utilizar bien la cosmética ecológica?

    Lo primero, es olvidarte de los productos abrasivos cuando tengas eliminar el maquillaje. ¡No hacen falta! Prueba con nuestro aceite natural desmaquillante o con la loción limpiadora. Son suaves con la piel y retiran todas las impurezas, incluso las resistentes al agua.

    Si prefieres los jabones naturales te advertimos: los de nuestra selección son tan fabulosos que querrás darles un buen mordisco.

    Además, ¡limpian de maravilla!

    Con la tez impecable, utiliza agua tibia o vapor para abrir más los poros y permitir que reciban su buena dosis de indulgencia transformada en beneficios.

    Deja que las cremas para el cuidado facial penetren y actúen tersando e iluminando la piel. Sea cual sea tu condición hay una para ti: nutritiva, antiedad, revitalizante, regeneradora, hidratante, antiacné…

    ¿Cómo resistirse a este placer?

    No tienes por qué hacerlo, tampoco en el resto de tu cuerpo. Consiéntete con productos biológicos como la manteca de karité, la oliva, el aloe vera o la estevia.

    ¿Sabes lo mejor de todo? Que además huelen de maravilla. Sumérgete en un mundo de sensaciones gratificantes que te acompañarán todo el día o quizás durante tus sueños. Tú decides.

    Un último consejo de belleza ecológica: ¡sé constante y cuida de ti cada día!

    ¿Quieres empezar ya?