Cabello

El champú ecológico le da a tus duchas un nuevo significado. Un pelo y un cuero cabelludo más sano y cuidados, y un medio ambiente más protegido. Dale a tu cabello el goce de los extractos de plantas bio, ¡y a lucir pelazo!

.

 

¿Sabes qué ingredientes debes evitar en los champús convencionales?

La publicidad nos muestra modelos con un pelo fabuloso y radiante, perfectamente liso o rizado, y por eso da la impresión de que el champú es un producto mágico y saludable. Si deja tan bien el cabello, ¿cómo va a ser nocivo?

Lo cierto es que en la publicidad las modelos tienen un equipo de estilistas, un set de rodaje, maquillaje y manipulación digital de la imagen. El resultado no es real y, aunque lo fuera, es consecuencia del uso de un producto que tiene poco de inocente.

Los champús convencionales son bombas químicas que van mucho más allá de un simple jabón. Contienen una cantidad extraordinaria de sustancias químicas sintéticas para las que cada vez más y más estudios descubren efectos tóxicos graves. Desde la propia caspa que combaten hasta cáncer.

¿Sabes cómo evitarlos? Hay centenares de elementos tóxicos, pero puedes localizarlo, principalmente, como parte de estos grupos:

  • Sulfatos

Como el sodium lauryl sulfate (SLS) y sodium laureth sulfate (SLES), que actúan limpiando y formando espuma, pero que son irritantes de la piel y la resecan. Pasan al torrente sanguíneo y se acumulan en el cuerpo, y podrían fomentar el cáncer.

  • PEGs

Le dan la textura cremosa al champú y tienen efectos para la salud similares a los sulfatos.

  • Siliconas

Cubren cada cabello y le dan suavidad, lo que viene a ser que lo plastifican. Taponan los folículos del cuero cabelludo e impiden su correcto funcionamiento. De ahí vienen los picores, la caspa y la irritación.

  • Perfumes sintéticos

Detrás del atractivo aroma de los champús están los compuestos aromáticos artificiales. Suelen producirse a partir del petróleo y muchas veces su composición es desconocida para el público. Entre sus efectos tóxicos suele estar problemas respiratorios y neurológicos, así como cáncer.

  • Parabenos

Son un conservante que evita la proliferación de bacterias y hongos en el producto. Pero es tan tóxico que se está sustituyendo por otras alternativas (que tampoco son más saludables). Por eso cada vez se ven más cosméticos convencionales con la etiqueta «sin parabenos».

.

Comprar champú ecológico, la alternativa

Escapar de los químicos sintéticos en los cosméticos no es fácil. Pero es posible si empezamos por incorporar alternativas más respetuosas para la salud y el medio ambiente.

¿Cuál es la esencia de los champús ecológicos?

Básicamente, los fabricantes de estos jabones apuestan por los ingredientes de origen orgánico, principalmente extractos de plantas de cultivo ecológico.

Ya sabes lo que esto significa: una agricultura respetuosa y sostenible, que no utiliza métodos agresivos ni productos químicos artificiales para fertilizar o eliminar a las plagas.

Sustancias que, por lo tanto, no van a pasar a los ingredientes del champú ni al medio ambiente.

Además, así evitamos también verter las sustancias artificiales de los champús convencionales por el desagüe en cada ducha. Reducimos el impacto ambiental desde la fabricación hasta el aclarado.

El champú ecológico limpia tu cabello y refresca tus ideas sobre la ducha.

¡Te lo mereces!

.