Ecolecera

ecoleceraLos agricultores y productores socios de Ecolecera llevan unos veinte años trabajando la tierra en Lécera, una pequeña villa del Campo de Belchite, en Zaragoza.

Es una zona de condiciones extremas, donde el clima es exigente y el suelo poco amigable. Sin embargo, esta empresa ha convertido las dificultades en una virtud. ¿Cómo? Abrazando el producto de la tierra sin pelear contra ella.

Ecolecera cultiva legumbres, cereales y vides de variedades bien adaptadas al duro entorno de la estepa aragonesa. Esas condiciones implican menor rendimiento, pero en cambio disfrutamos de una gran calidad nutricional y gran sabor. Por ejemplo, con sus variedades de lenteja pardina, garbanzo pedrosillano y judía blanca de riñón, legumbres sabrosísimas de textura suave y cremosa.

Querrás preparar un potaje en cuanto lleguen a tu casa.

Con su trigo duro Ecolecera elabora pastas blancas e integrales con su propio trigo. La pasta es un alimento común en todos los hogares, así que poder tenerla ecológica es de mucha ayuda.

Ecolecera trabaja siempre con los imprescindibles métodos de la agricultura ecológica. Nada de pesticidas ni fertilizantes sintéticos en sus campos, menos emisiones de gases de efecto invernadero y la correspondiente revitalización del medio rural.

¿Verdad que así esos garbanzos que te comerás sabrán todavía mejor?

.