Cómo cocinar las legumbres, especias que facilitan su digestión y 6 recetas de diferentes países para disfrutarlas | ECOagricultor
Iniciar sesión
Ver carrito

Cómo cocinar las legumbres, especias que facilitan su digestión y 6 recetas de diferentes países para disfrutarlas

Publicado en Blog, Legumbres, Nutrición | Sin comentarios »

cocinar legumbres

Las semillas de las leguminosas son parte de los hábitos alimentarios tradicionales de muchos países, con un valor cultural y nutricional trascendente.

Por denominación genérica, las legumbres son semillas secas, limpias, sanas y separadas de la vaina, procedentes de las plantas de la familia Leguminosae. Entre otras, garbanzos, alubias (frijoles, judías o porotos), lentejas, soja, judías verdes (vainas, chauchas o ejotes), habas o habichuelas y los guisantes o arvejas.

Estos alimentos presentan numerosas ventajas, pues son económicas, de fácil y duradero almacenamiento y versátiles, además de contar con una composición con importante valor nutricional.

La mayoría de las legumbres se comercializan secas, en grano entero o molidas, pero también se las consigue en forma de harina o incluso frescas, como las habas, los guisantes y las alubias durante la temporada de cosecha.

Al comprarse secas, se recomienda conservar las legumbres en un recipiente opaco para que no pierdan color, se oxiden o humedezcan.

.

Tiempo de remojo previo

Antes de cocinar las legumbres, a la mayoría, habrá de ponerlas a remojar entre 10 y 12 horas. Se trata de rehidratar las semillas para que recuperen el agua que perdieron durante el secado. Además, esto ayudará a reducir a la mitad el tiempo de cocción.

> Encuentra Frutas y Verduras Ecológicas

La dureza del agua de cocción es muy importante en el caso de las legumbres, debido a que durante este proceso el ácido fítico y las pectinas solubles que contienen las semillas interactúan con los iones calcio y magnecio del agua, formando complejos solubles que facilitan la cocción.

Cuanto más dura es el agua, más iones de calcio y magnesio contiene, por lo que la cantidad de ácido fítico no será el suficiente para captar lo iones y éstos terminarán por interactuar con las pectinas solubles, impidiendo la penetración del agua en la semilla y se dificulta y alarga su cocción.

> Lee 24 Remedios Caseros para el Estreñimiento

A medida que las paredes celulares se debilitan y el agua va entrando en la semilla y almidón empieza a ablandarse cuando la temperatura llega a los 70 grados. Por este motivo, es importante ponerlas en agua fría y que la cocción sea lenta.

.

Ahora, a la olla…

Las legumbres pueden hervirse tanto en agua o caldo como en guiso o estofado. Se cuecen fácilmente en una cazuela, adicionando ingredientes que añadan sabor y abundante agua. Se llevan a ebullición y se cuecen a fuego lento hasta que estén blandas.

> Encuentra Plantas Medicinales Ecológicas

Aunque habrá que considerar las instrucciones del empaquetado según el producto, para prevenir tiempos y temperaturas, para las legumbres secas (una vez remojadas) puede establecerse:

  • Olla normal o cacerola: el tiempo no es menor a entre 30 y 40 minutos.
    • Lentejas, guisantes, alubias, no superan los 45 minutos de cocción;
    • Garbanzos, soja y habas, llevan entre 60 y 120 minutos de cocción.

.

  • Olla Express o a Presión: el tiempo se reduce a la mitad que en olla normal.
    • Lentejas, guisantes, alubias, entre 10 y 25 minutos como máximo.
    • Garbanzos, soja y habas, entre 20 y 80 minutos.

.

  • Olla Slow cooker o crockpot: al contrario de la anterior, la cocción es mucho más lenta.
    • Lentejas, guisantes, alubias, a partir de las 3 horas de cocción y más.
    • Garbanzos, soja, habas, a partir de las 8 horas de cocción y hasta 10 para los garbanzos.

.

  • Germinados: debido a que se trata de semillas, una forma alternativa de aprovechar sus nutrientes es germinándolas. Esto se hace después del remojo, una vez limpias y húmedas, se las deja en un recipiente tapado con una tela, remojándolas 2 o 3 veces al día hasta que germinan de manera natural. De esta manera resultan más digestivas y, en algunos casos, pueden incluso comerse directamente en crudo.

.

cocinar las legumbres

.

Trucos para que las legumbres no te den gases

La rafinosa, hidrato de carbono presente en las legumbres y que forma parte en la composición de oligosacáridos no digeribles, es la responsable de la generación de flatulencias.

Los oligosacáridos resisten el ácido gástrico y llegan al intestino sin alteraciones, haciendo que las bacterias de éste fermenten y produzcan los gases.

> Lee Descubre los beneficios de los Alimentos Fermentados

.

Existen algunos pasos que pueden resultar útiles para minimizar las flatulencias:

  • Realizar una cocción previa: si bien en este proceso permite extraer la refinosa, al desechar esa primer agua de cocción también se pierden proteínas y minerales.
  • Remojarlas durante las 12 hojas y desechar el agua de remojo: esto hace que la actividad enzimática se inicie y estabilice antes proporcionando una consistencia más difícil de digerir.
  • Eliminar el agua de remojo: además de eliminar impurezas (como polvo y tierra) que pueden quedar del secado, se elimina allí una parte de los oligosacáridos.
  • Pasarlas por un colador chino: a fin de eliminar los hollejos (la piel), que es la fibra más difícil de digerir.
  • Agregar la sal al agua una vez finalizada la cocción: esto permite que la piel se ablande completamente, con la sal se endurece y resulta más difícil su digestión.
  • Romper el hervor: incorporando un vaso de agua fría cuando el agua de cocción está en hervor, a excepción de garbanzos y alubias a los que se les puede agregar agua tibia.

.

Especias que puedan facilitar su digestión

Aderezar los paltos que incluyen legumbres, además de matices olfativos, ayudan a subsanar la función carminativa del intestino contribuyendo a minimizar la producción de flatulencias y mejorar su digestión.

> Lee Remedios Naturales para Vientre Hinchado

Algunas de las especias y condimentos recomendados para cocinar las legumbres son:

  • Comino: antimicrobiano, estimulante digestivo y carminativo.
  • Laurel: combina muy bien con tomate, es carminativo, estimulante del aparato digestivo y previene la acidez de estómago.
  • Clavo: es carminativo, aunque pude también irritar las mucosas digestivas.
  • Tomillo: de agradable aroma, estimulante digestivo, antipútridas y carminativo.
  • Pimienta blanca: reconocida por sus propiedades carminativas, estimula también las papilas gustativas.

La cebolla, que también tiene efectos carminativos, puede utilizarse para refritos con ajo, pimentón y aceite cuidando de añadirlos al rehogado cuando el aceite ya está templado y sin que se frían. En algunos países orientales es muy común añadir algas a las recetas de legumbres.

.

Preparaciones y recetas con legumbres

Las legumbres son muy versátiles y se encuentran entre los platos tradicionales de muchos países.

¿En qué Recetas de Cocina se usan las legumbres? Desde preparaciones calientes, como potajes y cocidos, hasta hummus, ensaladas, e incorporadas en la preparación de hamburguesas, albóndigas, croquetas y diversos bocadillos o incluso postres y dulces (como es el caso del tamarindo y la algarroba, que también son legumbres).

Entre los platos más famosos y tradicionales se encuentran:

  • Potaje de garbanzos y bacalao (España): Cocer ½ kg de garbanzos; Cocer 2 manojos de espinacas y picarlas; Mezclar las espinacas con 2 huevos batidos, piñones tostados y perejil picado, forman bocados y dorarlos en aceite a fuego fuerte; Agregar a los garbanzos 1 cebolla, 1 puerro, 3 dientes de ajo y 1 zanahoria; Freír una rebanada de pan; Machacar todo y añadir todo a la cazuela, dejándolo cocer por ½ hora; añadir 500 gr de bacalao desalado y desmigado.

 

  • Hamburguesas de lentejas rojas (Turquía): Cocinar 500 g de lentejas rojas (no necesitan remojo) cubiertas de agua en una cacerola hasta que se quede casi sin agua; Agregar 250 g de bulgur fino (similar a la sémola) y cocer unos minutos; Saltear 1 cebolla en dados con aceite y añadir 30 g de pasta de pimiento rojo, mezclar este preparado con las lentejas, añadir jugo de ½ limón, 100 ml de melaza de granada, comino, pimentón, paprika y perejil fresco picado. Formar las hamburguesas y servir con lechuga.

 

  • Hummus (Marruecos): Remojar 450 g de garbanzos durante 6 horas (hasta que se hinchen), escurrirlos y ponerlos en una olla con agua al fuego; Cuando el agua empieza a hervir, reducir el fuego y cocinar a fuego lento durante 1 hora y media. Con los garbanzos escurridos y un poco de agua de cocción, pasarlos por la licuadora agregando 3-4 cucharadas de tahini (pasta de sésamo), 1 diente de ajo, 2 cucharadas de zumo de limón y comino, e ir agregando aceite de oliva hasta que la pasta resulte suave. También es posible hacerlo con garbanzos en conserva.

 

  • Sopa de frijoles negros (Brasil): lavar 1 pié de cerdo, secarlo con papel y quemarle el vello; Cocinar los frijoles (después de 24 hs de remojo) en una olla a presión con el pié de cerdo, 100 g de costillas de cerdo ahumada y desalada, 2 salchichas sin piel, 50 g de carne seca desalada, 2 hojas de laurel y sal a gusto; saltear 50 g de cebolla y ajo en aceite de oliva y añadirlo a los frijoles. Cocinar con la olla al descubierto hasta que el caldo espese; colar el guiso para obtener la sopa y aliñar con pimiento.

 

  • Maharagwe (África Oriental y del Sur): Hervir 1 taza de alubias rojas (previamente remojadas 10 horas) hasta que estén suaves; Freír 1 cebolla picada y 2 ajos en otra olla hasta dorarlos; Añadir ½ kg de carne picada y cocer por 10 minutos; Incorporar 2 tomates picados, 2 zanahorias picadas y cilantro, rehogar durante 5 minutos, añadir el agua de cocción de las judías y hervir durante 2 minutos. Mezclar con las alubias y servir.

Más allá de estas recetas, existen muchas formas de combinar las legumbres e incorporarlas a distintas preparaciones, sencillas y complejas, para servirlas a cualquier hora del día.

Fuentes

  • “La cocina de las legumbres”, Fundación Alicia.
  • “Informe sobre Legumbres, Nutrición y Salud (Adaptado al reglamento relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables en los alimentos)”, Fundación Española de Nutrición.
  • “Legumbres, un plato de lujo”, Consumer
  • Tablas de tiempo de cocción, crockpotting.es
  • “Condimentos naturales y sus propiedades”, Fisiogenómica
  • “Las especias condimentos vegetales. ¿Sólo saborizantes o también remedios medicinales?”, Waizel-Bucay J. y Waizel-Haiat S. An Orl Mex, 2016.
  • “Legumbres. Semillas para un futuro sostenible”, FAO. 2016.

.




.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete gratis a ECOagricultor

Únete a más de 100.000 personas que ya reciben cada semana las últimas publicaciones.
Debe introducir un email válido
Sí, quiero recibir también la newsletter de la Tienda Ecológica ECOagricultor con todas su ofertas, promociones y nuevos productos.
Acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento a ECOagricultor para que me mantenga informado vía el email que introduzco de las novedades, noticias y productos presentes en la página.
Si deseas revocar tu consentimiento o dejar de recibir información de ECOagricultor, puedes anular tu suscripción pulsando el enlace que hay al final de cada una de las newsletters que son enviadas. Valoramos y respetamos tus datos personales. Recuerda que siempre puedes consultar nuestra Política de Privacidad para saber cómo tratamos tus datos.
Debe aceptar la Política de Privacidad para suscribirse