MENUMENU

Consejos para el cultivo ecológico de las habas

Publicado en Blog, Productos ecológicos | 4 comentarios »

Habas, Vicia faba L, planta herbácea que pertenece a la familia botánica Fabaceae, igual que los garbanzos, las lentejas, los guisantes o arvejas y las judías verdes.

Las habas o habichuelas son las semillas de una planta hortícola de rápido crecimiento. Las plantas tienen hojas grandes ovaladas que crecen de un tallo vertical principal que puede alcanzar fácilmente 1 metro de altura. Cuando cuajan las flores, se forma una vaina en la que se encuentran las semillas, las habas.

.

Cómo cultivar habas

Siembra: riega el terreno en el que vas a sembrar la noche anterior. Al día siguiente haremos hoyos de unos 2 ó 3 centímetros de profundidad y ponemos dos semillas en cada uno. Cubrimos los hoyos sin presionar mucho la tierra y volveremos a regar ligeramente con cuidado. Mantendremos la tierra húmeda para favorecer la germinación de las semillas, que suele ocurrir en unos 7 a 10 días.

Sustrato: esta planta necesita suelos sueltos y profundos, ricos en materia orgánica. Incorpora humus de lombriz u otros abonos para mejorar la calidad y aumentar la fertilidad de la tierra en la que vayas a cultivar esta leguminosa. El humus de lombriz es ideal porque es de rápida absorción por las raíces de esta planta que tiene un crecimiento rápido.

Temperatura: las habas crecen muy bien en climas templados, con temperaturas que oscilen entre los 12 y 22 ºC.

Riegos: cultivo exigente en cuanto a la necesidad de riegos regulares y abundantes (pero sin encharcar) durante todo el ciclo vegetativo de la planta. Si la pasa planta por estrés hídrico o falta de agua se reflejará en una reducción en la cosecha. Cuando riegues las habas, procura evitar mojar el tallo, porque tiende a aparecer hongos y si seguimos mojándolo puede llegar a pudrirse con facilidad.

Luz: requiere una buena exposición durante todo su ciclo vital para que las semillas o habas se formen bien. Ubicar las plantas en semisombra podría provocar la caída de las hojas y en general deficiencias en el crecimiento de la planta.

Plagas y enfermedades: en el cultivo de las habas podemos encontrar plaga de gusanos (que los podemos eliminar uno a uno manualmente) y también pueden aparecer hongos. Lo podemos prevenir y combatir utilizando estos remedios ecológicos para plagas y enfermedades.

Cosecha: en unos 120 a 130 días tras la siembra ya podremos empezar a cosechar las vainas. Veremos que éstas se vuelven amarillas, ese es el momento de cosecharlas manualmente con delicadeza para no dañar el tallo. Podemos comer las habas tanto frescas (verdes) como secas. Una misma planta nos puede dar dos o tres cosechas.





.

3 comentarios a Consejos para el cultivo ecológico de las habas

  1. Sitio muy bueno para neofitos y conocedores de ecoagricultura.

  2. Con respecto a las habas mi consulta es la siguiente. ¿ puedo plantar semillas de habas, recién sacadas de las vainas?. Es decir cuando todavía estan verdes o hay que esperar que se sequen. Charlie_Sr

  3. soy una persona de 79 años que consumo cereales tostados y molidos y crema de habas y garbanzas desde los 35 años de edad porque antes de iniciarme en este alimento pesaba 91 kg y me infarte era ya pediatra pero un medico anciano cirujano otorrino acupunturista y Macrobiótico entiendo que Dios lo puso en mi camino porque desde ese entonces

    soy cerealivoro gracias muchas gracias.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete gratis a ECOagricultor

Únete a más de 100.000 personas que ya reciben cada semana las últimas publicaciones.
Debe introducir un email válido
Acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento a ECOagricultor para que me mantenga informado vía el email que introduzco de las novedades, noticias y productos presentes en la página.
Si deseas revocar tu consentimiento o dejar de recibir información de ECOagricultor, puedes anular tu suscripción pulsando el enlace que hay al final de cada una de las newsletters que son enviadas. Valoramos y respetamos tus datos personales. Recuerda que siempre puedes consultar nuestra Política de Privacidad para saber cómo tratamos tus datos.
Debe aceptar la Política de Privacidad para suscribirse