Espino blanco, la planta para el corazón | ECOagricultor
Iniciar sesión
Ver carrito

Espino blanco, la planta para el corazón

Publicado en Aparato circulatorio, Aparato digestivo, Aparato reproductor, Aparato urinario, Blog, Plantas medicinales, Sistema inmunológico, Sistema nervioso | Sin comentarios »

majuelo

 

El espino blanco es conocido como la planta para el corazón, si bien es solo una de sus características más estudiadas, pero no la única.

Como en ECOagricultor nos encantan las Plantas Medicinales, en este artículo te queremos descubrir las excelentes propiedades del espino blanco, sus usos y posibles contraindicaciones.

¿Qué es el espino blanco?

El Crataegus monogyna es un arbusto de flores blancas o rosadas con intenso aroma y pequeños frutos rojos de forma ovoide, también conocido como espino blanco, espino albar, majuelo o hawthorn (en inglés).

Existen alrededor de 280 especies de espino, siendo Crataegus monogyna y Crataegus oxycantha las más utilizadas comercialmente.

Se trata de un árbol pequeño que crece principalmente en los claros de bosques, barrancos, zarzales y espinares donde el suelo es profundo y fresco, distribuido por toda Europa, Noroeste de África y Asia.

Los brotes, tallos y hojas tiernas se utilizan en algunas regiones como verdura, mientras que los frutos han sido consumidos en épocas de escasez como si se tratara de golosinas o para la elaboración de mermeladas, así como también para preparar licores o aguardientes.

Sus hojas y flores son ampliamente conocidas y utilizadas tradicionalmente para la preparación de infusiones con propiedades naturales para el tratamiento de la presión arterial, como cardiotónico, tranquilizante y para mejorar la circulación sanguínea.

Las referencias históricas y hallazgos arqueológicos prueban el uso de las semillas desde la prehistoria. En la antigüedad se la llamaba Oxyákantha, cuyas hojas se utilizaban para detener la diarrea, tratar las calenturas asociadas a la gastroenteritis y los dolores menstruales.

.

Acción medicinal y propiedades del majuelo

La composición y bioactividad de flores, hojas y frutos del espino blanco presentan fundamentalmente O-heterósidos flavónicos y terpénicos.

El majuelo o espino albar posee propiedades antioxidante, antiagregante y antiinflamatoria, así como actividad vasodilatadora, hipotensora, antibacteriana y gastroprotectora, debidas a los compuestos polifenólicos de la planta..




En su uso tradicional el espino blanco puede aplicarse a:

  • Sistema circulatorio: regulación de la presión arterial, tónico cardíaco para fortalecer el corazón, y tratamiento de trastornos circulatorios, ya que contribuye a aclarar o rebajar la sangre.
  • Sistema digestivo: antidiarreico, digestivo, protector hepático, tratamiento de espasmos gastrointestinales y del malestar estomacal, especialmente de origen nervioso, regulador del ritmo intestinal y para tratar los cólicos.
  • Sistema respiratorio: antitusígeno, anticatarral, antiséptico bucofaríngeo y antiinflamatorio faríngeo, tratamiento de afecciones respiratorias, tos y bronquitis.
  • Sistema endocrino-metabólico: regulador del colesterol, ácido úrico y nivel de azúcar en sangre.
  • Sistema nervioso: sedante, ansiolítico, tranquilizante, antidepresivo, tratamiento de migrañas y dolores de cabeza o cuello.
  • Aparato locomotor: antiinflamatorio, tratamiento de la tendinitis, dolores de piernas y antirreumático.

En muchos de los casos se utilizan hojas y flores secas, a veces también tallos y el fruto, así como combinado con otros productos medicinales naturales.

.

Beneficios del espino blanco

Los estudios sobre el uso de extractos espino blanco se concentran, principalmente, en dos acciones orientadas al tratamiento de la insuficiencia cardíaca: la acción inotropa positiva (aumento de la fuerza del miocardio), y la reducción de las resistencias a la circulación sanquínea.

La primera, acción inotropa positiva, se debe a la acción inhibidora de la fosfodiesterasa-3, que aumenta la fuerza de contracción del miocardio gracias al aprovechamiento del calcio fisiológico.

Por su parte, la reducción de las resistencias a la circulación sanguínea, se debe al carácter hipotensor, vasodilatador y antiagregante del espino blanco.

La sinergia entre estas dos acciones ofrece efectos considerables en el tratamiento de algunos tipos de insuficiencia cardíaca congestiva y, producto de la modesta concentración de principios activos en el espino blanco, la incidencia de reacciones adversas es muy baja.

Junto con estas dos acciones, también se estudia el uso de extractos de espino blanco para la reducción de la incidencia de problemas cardiacos isquémicos tipo agina de pecho y la mejora de la salud cardiovascular en general.

Por otra parte, se aplica también a la reducción de diversos tipos de arritmias de origen nervioso, por su acción sedante y ansiolítica, simpaticolítica, y la reducción de la excitabilidad del sistema de conducción cardiaco.

Las pruebas in vitro e in vivo han demostrado las propiedades del espino blanco como antioxidante y antiinflamatorio, así como su acción a nivel cardiovascular, su efecto inotópico positivo, vasodilatador, hipotensor, antiarrítmico y antiagregante.

La utilización de extractos para la preparación de productos farmacéuticos, ha dado lugar a ensayos clínicos que demuestran la eficacia y seguridad de la especie medicinal en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca congestiva, determinados casos de hipertensión, arritmias e hiperlipidemias (niveles elevados de grasas en la sangre).

-

Usos medicinales del espino blanco

El uso tradicional del espino blanco se concentra en las dolencias reumáticas y cardíacas, como en el caso de la insuficiencia congestiva crónica y actuando como vigorizante de la función cardíaca.

Las indicaciones terapéuticas aprobadas por ESCOP (European Scientific Cooperative on Phytotherapy) se refieren solo a la insuficiencia cardíaca grado II (pacientes con ligera limitación de la actividad física y ausencia de síntomas en reposo), a las alteraciones del ritmo cardíaco de causa nerviosa, y como coadyuvante en el tratamiento de alteraciones cardíacas y circulatorias.

Para su administración interna, se prepara una infusión de espino blanco con 2 cucharadas (1-1,5 g) de flores y hojas secas en 1 litro de agua recién hervida y se lo deja reposar por 20 minutos. Una taza de esta bebida puede tomarse hasta 3 veces al día.

Para su uso externo, se prepara una decocción con 1 cucharada de corteza de espino blanco picada en 1 litro de agua. Esta se deja hervir durante 10 minutos y se utiliza en compresas.

El espino blanco también se comercializa en forma de droga pulverizada, tintura, extracto fluido, extracto seco, macerado glicerinado y extractos hidroalcohólicos.  La posología varía según el producto.

.

Contraindicaciones del espino blanco

Se recomienda evitar su preparación con utensillos de aluminio y leer atentamente las especificaciones e instrucciones de preparación según el producto que adquiera.

Si bien el uso tradicional se encuentra respaldado científicamente, se recomienda consultar previamente con un especialista sobre las interacciones con determinados fármacos y evitar el uso simultáneo con cardiotónicos antracénicos y benzodiacepinas.

Como efectos adversos leves pueden aparecer mareos, vértigo, migraña, problemas gastrointestinales, palpitaciones y retención de líquido en las piernas. En cualquiera de estos casos, deberá suspender su consumo y consultar con un especialista.

No se recomienda su utilización durante el embarazo y la lactancia.

-

Fuentes:

  • “Inventario Español de los conocimientos tradicionales relativos a la biodiversidad”, Pardo de Santayana, Manuel; Morales, Ramón; Aceituno-Mata, Laura; Molina, María (editores), Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España. 2014.
  • “Medicamentos Herbarios Tradicionales”, Ministerio de Salud de Chile.
  • “Espino Blanco”, María Emilia carretero Accame. Portalfarma, 2014.
  • “El espino blanco, en el corazón de la salud”, Pallardo Fernández. Universidad San Pablo CEU, España. Elsevier, Vol. 4, Núm 1. 2016.
  • “ESPINO ALBAR Majuelo Crataegus monogynaoxyacanta”, Pablo Saz-Peiro, María Carmen Tejero Lainez. Medicina Naturista, Vol 11, Num 1, 2017.

.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Naturvegan Ecológico S.L.
  • Finalidad: Moderar comentarios y responder a consultas.
  • Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros.
  • Derechos: Acceso, rectificación, oposición, cancelación, portabilidad y no limitación del tratamiento y derecho al olvido.
  • Información adicional: Consulta nuestra Política de privacidad.