MENUMENU

Golosinas y alimentos artificiales

Publicado en Blog, Nutrición | 2 Comments »

El consumo de alimentos artificiales (entre ellos , las golosinas) que contienen ingredientes como azúcar o endulzantes en general, lácteos, harinas y derivados del trigo, sustancias de origen animal, y una lista infinita de componentes sumamente químicos que se utilizan para realzar el sabor de lo que comemos, trae como consecuencia, una intoxicación que pasa desapercibida hasta que nuestros órganos depuradores están tan colapsados intentando deshacerse de la basura que reciben, que comienzan a fallar.

Nuestra sangre se vuelve espesa y ácida, llena de toxinas que intenta sacar a través de otros medios, acumulándola en varios tejidos internos o buscando vías nuevas de escape como la piel, los ojos, la boca, etc, etc. Además, todo el tiempo se genera un mecanismo natural de regulación del ph sanguíneo , que consiste en liberar algunos minerales “alcalinizadores” para contrarrestar esta acidificación. El calcio, por ejemplo, es uno de estos minerales, y el cuerpo los recoge de nuestras formaciones óseas , como huesos y dientes, que se debilitan.

En definitiva, el consumo de alimentos artificiales y acidificantes, nos perjudica de manera global, y nos vuelve mucho más propensos a enfermarnos.

Alimentos como los lácteos y el trigo, son responsables además, de un gran porcentaje de las alergias que se sufre hoy en día, aunque esto se desconozca. La leche es causa de un espectro enorme de síntomas que se asocian a otras enfermedades por confusión o desconocimiento, como cólicos en los niños pequeños, colon irritable, problemas ginecológicos y hormonales, alergias de todo tipo y mucha mucosidad, dificultades para digerir, formación de cálculos, dolores de cabeza persistentes, resistencia a los antibióticos, problemas en las articulaciones y hasta la misma osteoporosis. También se ha ligado el consumo de lácteos y otros alimentos de origen animal a enfermedades como la esquizofrenia , la depresión, y el autismo.

Por su parte, el consumo regular de azúcar y grasas agota nuestro páncreas y glándulas suprarrenales, que dejan de cumplir un montón de funciones indispensables para la buena digestión de nutrientes, la utilización de grasas como fuente de energía, y responder a factores de estrés , para mantener un equilibrio interno. La recarga de energía que sentimos al consumir cosas dulces es el resultado de una elevación muy fuerte del índice glicémico, con el paso directo del azúcar a la sangre, que el páncreas intenta reducir al secretar insulina, para poder dirigir el azúcar a las diferentes células. Pero el pick es tan alto, que el aumento de insulina es enorme , y luego de un rato nos sentimos cansados otra vez. Así, se puede generar un círculo vicioso, de sentir la necesidad de consumir un estimulante, para luego quedar más cansados y necesitar más… El azúcar es súper adictivo y quienes hemos sufrido de su dependencia sabemos lo mucho que cuesta dejarlo.

Concluyendo… el consumir alimentos cocidos, procesados, muy artificiales, nos roba energía y nos volvemos dependientes a esta sobrecarga de sabor y falsa energía. Reduce nuestra capacidad natural de distinguir por instinto qué alimentos son propicios para nuestro organismo y nos harán bien y cuáles, no. También satura nuestras papilas gustativas, y cuando consumimos alimentos más naturales , los percibimos desabridos. Son un desincentivo muy grande a nutrirnos de verdad.

Por eso es tan importante comenzar desde pequeños a educar en alimentación, ofreciéndole a los niños frutas en vez de galletas, preparando batidos de frutas de la estación, en vez de helados, o disfrutar con ellos de los colores y aromas de ensaladas verdes grandes con adornos como pimentones, naranjas, tomates frescos, aceitunas, pepino, albahaca, zapallo, zanahoria… uf! Hay tantas posibilidades de alimentos sanos que no consideramos como opción, porque simplemente no se nos ocurre.

Abrámonos a probar nuevos platos con alimentos vegetales crudos, y vayamos añadiendo más comida viva a nuestra dieta cada día. Traerá muchos beneficios! .

vía anutrirlavida
.




.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *