Golpe de calor e Insolación: definición, síntomas, cómo prevenirlo y qué hacer en estos casos | ECOagricultor
Iniciar sesión
Ver carrito

Golpe de calor e Insolación: definición, síntomas, cómo prevenirlo y qué hacer en estos casos

Publicado en Blog, Remedios caseros | Sin comentarios »

golpe de calor

¿Qué es el golpe de calor? ¿Y la insolación?

El golpe de calor es el resultado tras permanecer a una alta temperatura por demasiado tiempo, ya sea por la acción directa y prolongada del sol, así como por la sola exposición al calor. El organismo reacciona con respuestas como la insolación y el golpe de calor, o fiebre térmica, conduciendo a un shock térmico.

La insolación ocurre principalmente por el efecto directo de los rayos del sol, la persona se deshidrata y debilita debido a la excesiva sudoración con pérdida de agua y electrolitos. La temperatura corporal puede no ser muy alta y, generalmente, los mecanismos termorreguladores no se ven afectados.

.

En este artículo te contamos todo sobre el golpe de calor y la insolación:

  • Cuáles son sus síntomas
  • Consejos para prevenirlos
  • Recomendaciones a tener en cuenta durante una ola de calor
  • Porqué prestar especial a tención a niños y adultos mayores
  • Qué hacer en caso de sufrir una insolación y golpe de calor.

.

Tanto niños como adultos mayores son más vulnerables a sufrir golpe de calor e insolación.

Es imprescindible prestar mucha atención a la hidratación. Además de beber agua (bebida por excelencia que debe predominar en cualquier momento del año) te dejo estos consejos sobre  5 Formas creativas de hidratarte que querrás probar y un acceso directo a las Recetas de Bebidas del Blog que puedes preparar este verano.

Por otra parte, la evolución del estrés por calor al golpe de calor, atraviesa una combinación de eventos que incluyen fallas en los mecanismos de termorregulación, las que generan una exagerada respuesta de fase aguda de calor y conducen a una alteración en las proteínas de shock térmico.

> Lee: Las 15 Mejores Infusiones contra la Tensión Alta

Los casos de hipertermia, por el sobrecalentamiento que sufre el cuerpo debido a la exposición a la alta temperatura y la pérdida de hidratación, son consecuencia del fracaso agudo de la termorregulación y es cuando se produce el golpe de calor que puede ir acompañado de insolación.

.

El golpe de calor se produce cuando el organismo recibe más calor del que puede expulsar, sea por exposición al sol (insolación) o al estar el cuerpo expuesto a temperaturas mayores a los 32°C que no caen por debajo de los 27°C.

.

Se trata de patologías infradiagnosticadas y, en el caso del golpe de calor, es potencialmente fatal.

> Lee 7 Recetas de Granizados Terapéuticos

Los datos de mortalidad atribuibles a golpes de calor son difíciles de determinar debido a que, en algunos casos, las condiciones ambientales de alta temperatura y humedad también producen el agravamiento de patologías de base.

El golpe de calor puede anticiparse por otras respuestas como lipotimia y calambres, y se define como tal cuando la temperatura rectal excede los 40,6°C.

El golpe de calor es una urgencia médica extrema, dado que su evolución puede ocasionar una disfunción que diversos órganos y, si no se trata rápidamente, un fallo multiorgánico que puede causar la muerte.

> Lee 14 repelentes de mosquitos para evitar picaduras

.

golpe de calor sintomas que hacer

.

Síntomas de la insolación y el golpe de calor

Una correcta interpretación de los síntomas y diagnóstico temprano del golpe de calor puede evitar la muerte por fracaso multiorgánico.

Los síntomas de la incapacidad del cuerpo para disipar la carga térmica son múltiples:

Desde fiebre, dolor de cabeza y decaimiento, hasta manifestaciones neurológicas como delirio, convulsiones, alteraciones del comportamiento. Estos síntomas van a depender en gran medida de si el golpe de calor se produce por esfuerzo o de si se produce en niños y personas mayores:

A. Golpe de calor por esfuerzo

También llamado forma activa, que se presenta generalmente en personas jóvenes que han realizado ejercicio físico intenso en días de calor y humedad relativa elevada. En este caso la termorregulación falla por una mayor sudoración en relación a la reposición de agua y sales.

Los síntomas, que se presentan en minutos y pueden producirse aún en ambientes que no superan una temperatura de 25°C, son:

  • Confusión y desorientación
  • Comportamiento irracional y alucinaciones
  • Convulsiones y coma

.

B. Golpe de calor en sí

También llamado forma pasiva, afecta principalmente a niños y adultos mayores, así como también a personas con patologías previas cuyos mecanismos de termorregulación se ven alterados por la enfermedad o el uso de medicación. En este caso la termorregulación falla con una disminución o falta de sudoración.

Los síntomas tienen una aparición más lenta, similares a los de una enfermedad viral, que incluso se van apareciendo en uno o dos días:

  • Aletargamiento y fatiga
  • Debilidad
  • Náuseas y vómitos
  • Cefaleas y vértigo
  • Calambres y mialgias
  • Piel seca y caliente
  • Anhidrosis (falta de sudoración)
  • Deshidratación
  • Fiebre
  • Hiperventilación y pulso débil

La progresión en el incremento del calor genera, como respuesta fisiológica, hipertermia, toxicidad del calor y respuesta inflamatoria subsecuente.

> Lee 16 Recetas de Helados Caseros

.

Consejos para prevenir la insolación y el golpe de calor

La alteración en la respuesta sistémica y celular debida al desbalance entre mecanismos productores y disipadores de calor, es lo que da lugar a la producción de proteínas de shock térmico.

Para entenderlo mejor, es necesario conocer cuáles son los mecanismos productores y facilitadores de la pérdida de calor.

> Lee: Descubre las propiedades de los melocotones o duraznos

.

Mecanismos productores de calor:

  • Metabólicos: el 90% de la energía generada por el organismo (3.000 Kcal diarias) produce calor corporal que actúan con independencia de la temperatura ambiental.
  • Radiaciones: el 80% de la superficie corporal absorbe calor en forma de radiaciones ultravioleta o infrarrojas.
  • Alimentos: las bebidas calientes suponen, en realidad, un mínimo incremento de la producción de calor.
  • Temperatura ambiental: incrementa la temperatura corporal en asociación a estados de deshidratación.

La producción de calor debería ser disipada para mantener un margen de temperatura corporal que evite la difusión celular y enzimática; en los seres humanos, este margen se mantiene entre los 36,5 y los 37,5°C.

.

Mecanismos facilitadores de la pérdida de calor:

  • Radiación: el cuerpo emite calor en forma de radiaciones cuya cantidad varía en función del gradiente que se establece entre el cuerpo y el medio ambiente. La piel y la vasodilatación cutánea son responsables de la mayor parte (65%) de la pérdida de calor corporal.
  • Convección: la disipación de calor corporal a través de la superficie corporal es proporcional a la superficie de piel expuesta al aire o agua que lo rodean.
  • Conducción: la trasmisión por contacto directo supone pequeñas pérdidas del 2% del calor corporal.
  • Evaporación: a través de la sudoración y la respiración se pude perder hasta un 30% de calor corporal.

En los adultos, la pérdida de agua y sales puede llegar a los 2 litros por hora, lo que modifica los mecanismos de termorregulación y el déficit debe cubrirse con la ingestión de agua y sales.

Entre las causas principales de la alteración en los mecanismos termorreguladores se encuentran el trabajo o ejercicio físico en ambientes con altas temperaturas, ventilación inapropiada y ropa inadecuada.

> Lee: Los Mejores Remedios Naturales para el Cuidado de tu Piel

.

Sin embargo, también puede estar relacionada al uso de algunas drogas y toxinas, como  betabloqueadores, anticolinérgicos, etanol, antihistamínicos, antidepresivos cíclicos simpaticomiméticos (cocaína y anfetaminas), fenotiazinas, litio y salicilatos.

Otros factores que se consideran predisponentes se concentran, por diferentes razones, en las edades extremas de la vida: los niños entre 0 y 5 años suelen ser los más afectados, así como los adultos mayores de 65 años de edad.

.

Sabías que…

Patologías neurológicas, renales, endocrinas (como diabetes) y enfermedades cardíacas, junto con la obesidad, son también factores de riesgo en casos de insolación y golpe de calor.

.

Durante una ola de calor se incluyen las siguientes recomendaciones

  • Beber agua a pesar de no tener sed.
  • En lacantes, darle el pecho de manera más frecuente.
  • Beber entre 400 y 500 ml de líquidos frescos antes de realizar actividades con exposición al sol y al calor, y 200 ml durante el ejercicio.
  • Evitar ejercicios físicos extenuantes durante las horas de mayor calor, sobre todo en días húmedos.
  • Si no puede evitarse el trabajo físico en días de calor, se deben realizar pausas cada 15 o 30 minutos, aprovechándolas para reponer líquidos.
  • Bañar el cuerpo, humedecerlo con un rociador o aplicar paños empapados en agua fría, de manera frecuente, sobre todo en las horas de calor más intenso.
  • Las personas con enfermedad concurrente, no deben realizar actividades en condiciones de temperaturas extremas.
  • Registrar el peso corporal antes y después del ejercicio, pues una pérdida de más del 7% del peso corporal representa un agotamiento severo de agua.
  • Ingerir suficiente sal.
  • Resguardarse en ambientaciones templadas y bien ventiladas.
  • Utilizar ropa holgada, transpirable (por ejemplo, de algodón) y de clores claros.
  • Proteger la cabeza del sol, preferentemente con gorra o sombrero.
  • Vigilar los signos tempranos como mareos, náuseas, somnolencia y confusión.

Aunque la mayor parte de estas recomendaciones aparecen en planes de prevención frente a olas de calor, especialmente en comunidades vulnerables, es aplicable a los días de verano en general, pues -como se dijo antes- se registran casos de golpe de calor en ambientes con poca ventilación y temperaturas inferiores a 25°C.

Niños y calor

En el caso de los niños, por características fisiológicas específicas relacionadas con la composición de agua corporal, el patrón de sudoración y la producción de calor metabólico, tienen una clara desventaja termorreguladora.

Como respuesta a la exposición al calor, pueden presentarse en los niños otras manifestaciones como:

  • Edema térmico, que ocurre en los primeros días y se asocia con edema en pies y manos como respuesta a la vasodilatación cutánea y el aumento de la hormona antidiurética.
  • Calambres, o sensación de dolor causada por contracciones y espasmos súbitos e involuntarios en uno o varios músculos, sobre todo después del ejericio.
  • Lipotimia, acompañada por desvanecimiento por disminución vasomotora con hipotensión y como respuesta a la deshidratación.

Es por ello que resulta imprescindible la supervisión en cuanto a la reposición de líquidos, la limitación del ejercicio físico y la exposición al sol y al calor, así como el control de cualquier síntoma y la rápida atención médica.

.

¿Y los adultos mayores?

De manera similar, con la edad el cuerpo va perdiendo la capacidad de regular la temperatura corporal y se transpira menos.

Es por ello que los adultos mayores de 65 años son también un grupo de riesgo, sobre todo cuando consumen de medicamentos y padecen alguna enfermedad crónica que podrían inhibir la transpiración y afectar la capacidad termorreguladora.

.

Cómo actuar en caso de insolación y golpe de calor

No hay fármacos para acelerar la pérdida de calor y los antipiréticos están contraindicados, debido a que pueden empeorar las coagulopatías y causar daño hepático.

La prevención tiene resultados indiscutibles, especialmente en comunidades vulnerables. A raíz de ello, se elaboran planes para brindar información sobre los riesgos y cómo identificar los signos tempranos de problemas relacionados al calor.

Las tres As de los planes de prevención implican:

  • Anticiparse: evitar las altas temperaturas y que el cuerpo alcance un nivel de estrés por calor.
  • Acostumbrarse: crear hábitos que sirvan como recordatorio para evitar la deshidratación.
  • Actuar: de inmediato, ante cualquier síntoma o situación de peligro, contactar con emergencias.

.

Las técnicas para disminuir la temperatura se concentran en disminuir la temperatura corporal:

  • Recostar boca arriba a la persona afectada en un espacio fresco, aireado y resguardado del sol.
  • Quitar la ropa innecesaria, especialmente la ajustada, y rociar el cuerpo con agua fría (no helada ni hielo directo), o colorar paños empapados en agua fría en cuello, axilas, ingles y tórax. Sumergir completamente el cuerpo en agua fría, puede resultar perjudicial.
  • Iniciar masajes musculares para evitar la vasoconstricción, sin utilizar otros elementos y mucho menos alcohol o sustancias que pudieran contenerlo, puesto que puede producir una intoxicación etílica.
  • Rehidratar por vía oral, siempre que la persona afectada esté consciente.
  • Ingresar en el hospital para continuar con un tratamiento de los síntomas con un control de las funciones orgánicas, aún cuando la persona afectada se haya recuperado después de la hidratación.

La morbilidad y mortalidad están directamente relacionadas con el pico de temperatura corporal alcanzada y el tiempo de exposición.

Un retraso de sólo 2 horas en el inicio del tratamiento en el golpe de calor podría aumenta la probabilidad de muerte hasta en un 70%.

.

Fuentes:

  • “Enfermería: Atención y cuidados en el golpe de calor”, Loro Sancho, N., Sancho Sánchez, MJ., Sancho Sánchez, MT., Peiró Andrés, A., Martínez Hernández, E. Enfermería Global N°6. 2005
  • “Golpe de calor. A propósito de un caso clínico”, Christian Yic, Daniel gindel, Federico Galusso, Mario Cancela. Rivista Chilena de Medicina Intensiva 2014. Vol 29.
  • “Golpe de calor en niños”, José Luis Pinacho-Velázquez. Revista Mexicana de Pediatría, Vol. 81. 2014
  • “Niños en los automóviles y el golpe de calor en la infancia”, dossier informativo Fundación Mapfre y Asociación Española de Pediatría. 2016
  • “Golpe de calor, fiebre térmica o insolación”, Dra. Ana Pedemonte. Revista de Salud de CASMU. 2015

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete gratis a ECOagricultor

Únete a más de 100.000 personas que ya reciben cada semana las últimas publicaciones.
Debe introducir un email válido
Sí, quiero recibir también la newsletter de la Tienda Ecológica ECOagricultor con todas su ofertas, promociones y nuevos productos.
Acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento a ECOagricultor para que me mantenga informado vía el email que introduzco de las novedades, noticias y productos presentes en la página.
Si deseas revocar tu consentimiento o dejar de recibir información de ECOagricultor, puedes anular tu suscripción pulsando el enlace que hay al final de cada una de las newsletters que son enviadas. Valoramos y respetamos tus datos personales. Recuerda que siempre puedes consultar nuestra Política de Privacidad para saber cómo tratamos tus datos.
Debe aceptar la Política de Privacidad para suscribirse