¿Cómo hacer humus de lombriz? | Guía de vermicultura fácil
Iniciar sesión
Ver carrito

Descubre y crea humus de lombriz: de la cocina a la huerta con la lombricultura

Publicado en Blog, Huerto ecológico | Sin comentarios »

compost de lombriz

 

¿Por qué usar humus de lombriz? La agricultura ecológica depende de buenos productos naturales y entre ellos no puede faltar el fertilizante. Las lombrices son tus aliadas en la huerta ecológica.

Reduces tus residuos vegetales y devuelves a la tierra su vitalidad. Con el vermicompost todos salimos ganando y, además, es muy fácil de hacer. En realidad, lo hacen todo ellas. ¿Te apuntas a la lombricultura?

.

La lombriz de lombricultura

La lombriz roja californiana (Eisenia fetida) es la lombriz de tierra más común en la vermicultura porque es la más eficiente:

 

  • Es resistente y longeva. Vive varios años y soporta un amplio rango de temperaturas (entre 4 y 30 °C), aunque está más cómoda en torno a los 20 °C.

 

  • Es voraz. Come diariamente una cantidad casi equivalente a su propio peso en residuos vegetales.

 

  • Es muy reproductiva. Se multiplica con mucha rapidez, por lo que aumenta muy rápido el rendimiento de la vermicompostera.

 

  • Es muy fácil de cuidar. Comida, ambiente húmedo, oscuridad y temperatura templada, no pide mucho más.

 

Si no tienes a alguien que te regale un puñado de lombrices, puedes conseguirlas en tiendas especializadas. Como se multiplican muy rápido, en poco tiempo tendrás la vermicompostera llena de lombrices.

.

lombriz california

.

El vermicompostador o vermicompostera

Para conseguir el nutritivo humus que fertilice el suelo, debemos concentrar a las lombrices en un espacio limitado para que trabajen con los restos orgánicos que les demos.

Ese espacio es la vermicompostera o vermicompostador, una estructura que básicamente es una columna de cajas donde viven las lombrices y echamos los restos.

En el mercado existen vermicompostadores que puedes comprar y usar con toda comodidad. Es la manera más sencilla y rápida de hacerte con este artilugio.

También tienes la opción de fabricarte tu propia granja de lombrices. Para ello, necesitas varios cajones de plástico o madera que se puedan apilar.

El fondo de los cajones debe estar agujereado o formado por una rejilla para permitir el drenaje de la humedad y el movimiento de las lombrices entre ellos. Una tapa evitará que entre el agua, la luz del sol y algunos depredadores.

Debajo, debes tener una bandeja u otra caja para recuperar los filtrados, que forman el extraordinario humus líquido de lombriz.

¿Todo listo? Pues pongamos a trabajar a las lombrices.

.

¿Cómo se hace el humus de lombriz?

 

El proceso de elaboración de humus de lombriz es pausado, algo lento al principio, pero cuando coge ritmo te dotará de una buena cantidad de fertilizante para tu jardín o huerta.

A continuación te damos los pasos para conseguir este fertilizante.

.

La preparación de la vermicompostera

 

Lo primero es crear el hogar de las lombrices. Sigue estos pasos:

  • Prepara la cama. Pon una capa de unos 5 cm de material de base, como  fibra de coco, turba o tierra del jardín o el campo, si está sana y limpia. Esta cama debe estar humedecida.

 

  • Añade las lombrices y unos 250 g de restos vegetales crudos y troceados (fruta y verdura, restos de poda, hojas, posos de té o café…).

 

  • Tapa la caja y deja pasar unos días para que las lombrices se acostumbren a su nuevo hogar y vayan comiendo esa primera ración de comida.Lo que digieran será expulsado en forma de humus, una tierra granulada y oscura que poco a poco irá quedando en el fondo del cajón.

 

Una vez acabado el primer suministro de comida, puede dar inicio la rutina de mantenimiento de la colonia.

 

Haciendo crecer la vermicompostera

 

Cuidar de las lombrices es sencillo.

Empieza dándoles poca comida cada vez, aumentando la cantidad a medida que se vayan multiplicando y admitiendo más.

Poco a poco se irá acumulando más y más humus de lombriz y, con las semanas, su nivel se acercará al borde de la caja. Cuando eso ocurra, es el momento de añadir otro piso a la columna.

Coloca una caja más sobre la anterior llena y pon restos de comida en ella. Las lombrices subirán a este nuevo piso a través de los agujeros del fondo. El proceso continúa.

.

Obteniendo el humus de lombriz

 

Llegados a este punto, el recipiente inferior estará lleno de humus. Cuando la mayor parte de las lombrices hayan subido al nivel superior, aparta la caja llena.

En ese humus todavía quedarán algunas lombrices y restos no digeridos, como palitos, cáscaras de frutos secos o huesos de fruta. Debes separar las partículas finas de esas gruesas con un tamiz.

La tierra fina resultante es el humus que buscamos. Déjalo al sol un par de días para que se seque y ya está listo para utilizar.

Ya ves: de restos de frutas y verduras frescas a una tierra negra, fértil y sana. Es el ciclo de la naturaleza en acción.

.

humus de lombriz

.

 

El humus líquido de lombriz

El agua producida por la actividad de las lombrices se une a la propia humedad de la vermicompostera y se va filtrando hasta acabar en la bandeja inferior.

Eso no es un residuo, sino el humus líquido de lombriz, un magnífico fertilizante que debes aprovechar análogo al té de compost.

Recógelo y utilízalo en tu jardín o huerto, pero ten cuidado, porque es tan sumamente potente en nutrientes que puede quemar a las plantas. Antes de utilizarlo, dilúyelo en agua (una medida de humus líquido y nueve de agua).

.

Los cuidados de la lombriz roja californiana

.

La humedad

Las lombrices rojas necesitan de un entorno hidratado. Si tocas la tierra y está húmeda o, incluso, si aprietas un puñado y salen algunas gotas, es que lo estás haciendo bien.

.

La temperatura

Presta atención a la temperatura. El vermicompostador debe estar a la sombra o donde no le dé el sol directo. Puedes taparlo con un plástico para protegerlo de la lluvia.

.

Insectos y olores

Un vermicompostador en buena forma, funcionando bien, no debería emitir malos olores. Si se da al caso, es posible que estés acumulando demasiada comida. Remueve para airear y facilitar la oxidación de los restos, y espera unos días antes de echar más.

Si ves hormigas, es que falta humedad. Si hay moscas de la fruta, tapa la superficie con hojas de papel.

¿Escolopendras y ciempiés? Son depredadores de lombrices, quítalos siempre que los veas. Y cuidado con dejar la vermicompostera abierta, pues puede secarse con el sol y atraer a los pájaros depredadores.

.

¿Quién no quiere abono ecológico?

Conseguir nuestro propio humus es realmente sencillo. Las lombrices rojas son animales muy agradecidos que apenas dan trabajo mientras dan un producto excelente para el cultivo.

¿Quieres que tus plantas crezcan fuertes? Olvida la química y pásate al fertilizante más ecológico.

 




Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Naturvegan Ecológico S.L.
  • Finalidad: Moderar comentarios y responder a consultas.
  • Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros.
  • Derechos: Acceso, rectificación, oposición, cancelación, portabilidad y no limitación del tratamiento y derecho al olvido.
  • Información adicional: Consulta nuestra Política de privacidad.