MENUMENU

Insolación o golpe de calor: cómo prevenirlo y tratarlo con remedios naturales.

Publicado en Blog, Remedios caseros | Sin comentarios »

¿Qué es la insolación?

Una de las enfermedades más comunes en los meses de calor es la insolación. El hecho de realizar actividades al aire libre, ir a la playa en las horas de más sol, no beber los suficientes líquidos etc, son sólo unos simples ejemplos de por qué se puede dar la insolación.

.

¿Quién es más propenso a la insolación?

Hay personas que deben tener más cuidado con este tema, ya que son más propensas a la insolación. Nos referimos a los ancianos, los niños y las personas obesas, éstas deberán tener en cuenta su condición y tener un mayor cuidado, que no irá más allá de unas mínimas normas de cuidado que son fáciles de asumir, como el llevar ropa clarita y ligera, buscar la sombra o evitar el ejercicio físico bajo el sol.  No hay que olvidar, que aunque sea más común la insolación en este tipo de personas, no significa que no pueda darse en una persona que se encuentre en plenas condiciones físicas, así  todas las personas pueden sufrir una insolación, tengan la edad que tengan y sean como sean.

.

¿Cómo se puede evitar la insolación?

Para evitar esta situación, basta, como ya se ha mencionado antes, atender a una serie de cuidados entre los que incluímos:

Estar en un ambiente fresco Beber muchos líquidos durante todo el día y más aún durante el ejercicio de alguna actividad
Usar ropa ligera y de colores claros Buscar sitios sombreados y descansar con frecuencia
No exponerse demasiado tiempo al sol y en caso de exposición, procurar evitar las horas del mediodía y de la tarde Evitar grandes esfuerzos físicos y su ejercicio en zonas de calor o húmedas y realizarlas por la mañana o durante el atardecer.
Ingerir alimentos salados para compensar las pérdidas de sales durante la transpiración   Evitar el uso de colonias que puedan producir manchas
Evitar el consumo de bebidas alcohólica y la exposición al sol mientras se toman medicamentos Prestar atención al calentamiento de los automóviles, dejando que se enfríen en caso necesario
– Prestar especial atención a los bebés y niños Utilizar cremas hidratantes con filtros solares
No dormirse bajo el sol Refrescar el cuerpo con frecuencia

.

¿Cómo se presenta la insolación?

La insolación tiene varias formas de manifestarse, además cada persona puede experimentarlos de una forma diferente, pero los síntomas comunes pueden ser los siguientes:

  • La presencia de cansancio
  • Sed
  • Alucinaciones
  • Orina oscura
  • Piel seca, pero no sudorosa
  • Confusión y mareos
  • Debilidad, vértigos, dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Aumento en el ritmo cardíaco y de la respiración
  • Fiebre
  • En los casos graves la presencia de convulsiones y pérdida de conciencia

 

Qué hacer frente a la insolación

Debemos saber ante qué tipo de insolación estamos. Pero siempre se recomienda:

  • Retirar al enfermo del calor
  • Tumbarlo
  • Utilizar un ventilador para reducir su temperatura
  • Elevarle los pies
  • Aplicar compresas frías por el cuello y frente
  • Darle líquidos
  • Una ducha con agua tibia puede resultar muy beneficiosa
  • Aloe Vera o sávila: Sin duda esta planta es uno de los mejores remedios naturales para mejorar y recuperar el buen estado de la piel. La puedes aplicar incluso directamente sobre la zona afectada por la insolación con la parte de la gelatina sobre tu piel.
  • Pepino: igual que el aloe, déjalo sobre la zona afectada durante 15/20 minutos.
  • Vinagre: mezcla una parte de vinagre de manzana por cinco de agua fría y con una toalla lo vas aplicando sobre la piel.
  • Manzanilla y menta: haz una infusión con una de estas plantas que elijas. Déjala enfriar y métela en la nevera durante una hora. Después lo aplicaremos sobre la piel con una toalla.


Si se detecta pronto, puede ser tratada desde casa, siempre bajo la ayuda de un médico.  En general, se superará con líquidos frescos. Hay bebidas deportivas que son ideales para estos casos, ya que reponen los líquidos y las sales del cuerpo que se han perdido. En el caso de los niños, será  necesario la consulta a su pediatra, ya que los alimentos y líquidos más apropiados pueden variar.

Si la insolación es moderada, pero detectada a tiempo, una medida eficaz será su rehidratación, aunque podrá ser necesario la administración de líquidos intravenosos (sueros).

En los casos de una insolación grave, cuando el enfermo muestra signos de shock, convulsiones, la persona presenta fiebre de más de 102 grados F (38,8ºC), o pérdida de conciencia, serán tratados como una emergencia médica, avisando de inmediato al número de emergencias y administrándole los primeros auxilios. Euroresidentes.

.




.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete gratis a ECOagricultor

Únete a más de 100.000 personas que ya reciben cada semana las últimas publicaciones.
Debe introducir un email válido
Acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento a ECOagricultor para que me mantenga informado vía el email que introduzco de las novedades, noticias y productos presentes en la página.
Si deseas revocar tu consentimiento o dejar de recibir información de ECOagricultor, puedes anular tu suscripción pulsando el enlace que hay al final de cada una de las newsletters que son enviadas. Valoramos y respetamos tus datos personales. Recuerda que siempre puedes consultar nuestra Política de Privacidad para saber cómo tratamos tus datos.
Debe aceptar la Política de Privacidad para suscribirse