MENUMENU

La deshidratación puede causar hipertensión, problemas digestivos, fatiga, diabetes o aumento de peso

Publicado en Blog, Nutrición | 2 comentarios »

deshidratacion

La deshidratación ocurre cuando hay pérdida de líquido de nuestro organismo y no se repone.

Somos aproximadamente un 75% agua y si, especialmente en temporadas calurosas, no nos hidratamos bebiendo suficiente líquidos y comiendo frutas y verduras frescas podríamos perjudicar a nuestra salud e incluso favorecer el sobrepeso.

Cuando nos sentimos sedientos es un síntoma de que estamos deshidratados y debemos beber agua, zumos naturales o comer frutas de temporada en el momento. No debemos permanecer mucho tiempo sin beber, especialmente durante los meses más calurosos y cuando sudamos mucho.

No subestimes la importancia del agua en nuestro organismo, para que te hagas una idea, más del 90% de la sangre es agua, nuestro cerebro es en un 75% agua, al igual que nuestros músculos e incluso los huesos tienen más de un 20% de agua.

.

Si nos falta agua afecta a todo nuestro organismo

– Como ya hemos visto, más de un 90% de la sangre es agua, por lo que si no hay suficiente, la sangre se vuelve más densa, circula peor, los vasos sanguíneos se contraen y se produce la hipertensión. Incluso la deshidratación severa puede llegar a causar la muerte por shock hipovolémico en el que hay un descenso brusco de la circulación de la sangre y al no poder proveer a los órganos ni tejidos con oxígeno se podría producir su muerte.

– También cuando la sangre no circula bien sentimos más cansancio y fatiga, esta falta de energía se puede producir porque las funciones enzimáticas de nuestro organismo se ralentizan.

– Incluso una insuficiente hidratación del organismo puede provocar problemas digestivos como ardor de estómago o agruras, gastritis, úlceras, digestiones lentas, mala absorción de nutrientes, etc.

– El dolor en las articulaciones, la artritis, el dolor de espalda o incluso las migrañas pueden aparecer o agravarse si no solemos estar convenientemente hidratados. Una deshidratación continua es causa y agravante de muchas condiciones físicas crónicas.

– Problemas de vejiga y riñones por deshidratación. Al haber una deficiencia de agua, las toxinas y otros deshechos se acumulan y los riñones no pueden actuar debido a la falta de agua. Esto es un campo de cultivo perfecto para que proliferen todo tipo de microorganismos que provoquen infecciones en riñones y vejiga.

– El estreñimiento puede ser otro síntoma de deshidratación, pues los deshechos se mueven más despacio por el intestino grueso.

– La deshidratación crónica puede provocar envejecimiento prematuro, no sólo por dentro sino además también por la aparición de  arrugas de la piel.

– El asma y las alergias pueden indicar una falta de agua en nuestro organismo porque éste, cuando estamos deshidratados, produce más histamina para favorecer la constricción bronquial e impedir que no se pierda agua.

– Los problemas de piel son comunes en personas que no ingiere suficiente agua. A través de la piel eliminamos toxinas pero también evitamos la entrada de patógenos. Puede aparecer acné, dermatitis, psoriasis, etc.

– Con la deshidratación crónica se favorece el aumento de peso, esto ocurre porque muchas veces confundimos la señal de sed con la de hambre. También porque cuando nos sentimos fatigados o sin energía tendemos a comer en lugar de a beber agua o zumos naturales.

– La deshidratación crónica podría ser la causa de la diabetes tipo I, pues cuando hay un déficit de agua se segrega la prostaglandina E, que distribuye el agua en nuestro organismo y hace que el páncreas no pueda secretar insulina

.

La cantidad de agua que podemos necesitar cada uno es distinta, pero está entre uno y dos litros. Además es importante beber zumos naturales de frutas y aumentar el consumo de éstas, porque son ricas en agua biológica muy beneficiosa para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.  Cuanto más sudes, menos frutas y verduras frescas comas, si fumas, el estrés, si bebes alcohol o bebidas con cafeína necesitarás beber más agua.

.




.

0 comentarios a La deshidratación puede causar hipertensión, problemas digestivos, fatiga, diabetes o aumento de peso

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete gratis a ECOagricultor

Únete a más de 100.000 personas que ya reciben cada semana las últimas publicaciones.
Debe introducir un email válido
Acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento a ECOagricultor para que me mantenga informado vía el email que introduzco de las novedades, noticias y productos presentes en la página.
Si deseas revocar tu consentimiento o dejar de recibir información de ECOagricultor, puedes anular tu suscripción pulsando el enlace que hay al final de cada una de las newsletters que son enviadas. Valoramos y respetamos tus datos personales. Recuerda que siempre puedes consultar nuestra Política de Privacidad para saber cómo tratamos tus datos.
Debe aceptar la Política de Privacidad para suscribirse