Macadamia para cuidar el sistema cardiovascular y nervioso

Publicado en Blog, Nutrición | Sin Comentarios »

macadamia


La Macadamia (Macadamia integrifolia) es un árbol pequeño perteneciente a la familia Proteaceae nativo de Australia. Sus hojas son dentadas y suelen medir entre 7 y 15 cm de largo, las flores que poseen suelen ser blancas o en tonos rosáceos que dan origen a los frutos con el mismo nombre, la macadamia, la cual se incluye dentro del grupo de los frutos secos.

Los frutos de la macadamia o nuez autstraliana se encuentran cubiertos por una cáscara muy dura que protege la parte interna, el fruto comestible, que está compuesto en un 80% de aceite.

Las nueces de macadamia tienen un sabor muy suave y característico, su textura es cremosa y crujiente.

.

Propiedades de la nuez de macadamia (Macadamia integrifolia)

Las nueces de macadamia son ricas en ácidos grasos Omega 9 y Omega 3, contienen proteínas vegetales, vitaminas B3, B9, C y E, minerales como el potasio, fósforo, magnesio, hierro y calcio, así como fibra.

.

Para qué es buena la macadamia

propiedades macadamiaProtegen nuestro sistema cardiovascular

Tiene efecto antiinflamatorio

Estos frutos secos nos ayudan a mantener unos huesos y dientes sanos

La macadamia cuida y mejora el estado general de la piel

Combate el estreñimiento

Las macadamias fortalecen el sistema inmunitario

Cuidan de nuestro sistema nervioso favoreciendo su buen funcionamiento

Tiene propiedades suavizantes

Da elasticidad a la piel

Poseen efecto saciante y reductoras del apetito

Ayudan a mejorar los casos de depresión leve

La macadamia favorece que se queme grasa más rápido

El aceite se usa como mascarilla para revitalizar el cabello estropeado y seco

Son un complemento excelente para deportistas y niños

Las nueces de macadamia aportan unas 680 kcal por cada 100 g, por eso, aunque tienen efecto saciante y ayudan a quemar grasas, deberán limitar su consumo las personas con obesidad o sobrepeso.

Para aprovechar sus beneficios es mejor dejar la macadamia cruda (sin tostar ni salar) en remojo durante unas 6 horas, después las escurrimos y las comemos tal cual, o podemos elabroar leche vegetal de macadamia (200 g de fruto por cada litro de agua), lo podemos añadir a ensaladas, etc.

También podemos encontrar aceite de macadamia, el cual es muy saludables tanto para uso interno como externo. Para asegurarte que es de buena calidad y que contiene todas las propiedades, busca un aceite ecológico prensado en frío.

Síguenos a través de TwitterGoogle +PinterestFacebook y recibe gratis el boletín semanal

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *