Baobab, descubre las propiedades medicinales y usos de este árbol | ECOagricultor
Iniciar sesión
Ver carrito

Baobab, descubre las propiedades medicinales y usos de este árbol

Publicado en Blog, Plantas medicinales | Sin comentarios »

baobab propiedades

Para el cansancio muscular y la fatiga, cuidar el cabello, encías inflamadas, para las alergias, la fiebre, la hipertensión arterial…. el Baobab es un árbol maravilloso del cual se utilizan sus raíces, corteza, hojas, semillas y el aceite para cuidar la salud de manera natural contra multitud de dolencias.

Las cualidades nutricionales y medicinales del Baobab nos recuerdan a la prodigiosa Moringa (conocida como el árbol de la vida).

Si quieres saber todo lo más importante sobre este árbol mágico, en este artículo te descubrimos los datos más extraordinarios que no te puedes quedar sin conocer.

.

¿Qué es el Baobab?

El baobab (Adanzonia digitata) es una famosa, aunque no muy distribuida, especie de árboles de gran porte y forma espectacular, llamado también “Árbol plantado al revés”, por su forma, “elefante de madera” o “elefante vegetal”, por su gran porte, o “Árbol mágico”, por sus múltiples usos.

Se trata de una especie nativa de las regiones semiáridas de África subsahariana, cuyos ejemplares suelen encontrarse aislados unos de otros, pudiendo alcanzar los 30 metros de alto.

Su característico tronco, puede alcanzar los 20 metros de diámetro y almacenar desde 6.000 a 100.000 litros de agua en su interior. Tanto su tronco, como hojas y frutos, se aprovechan con fines nutricionales y medicinales, así como para múltiples actividades.

Existen 8 especies de Adansonia, una de ellas (A. gibbosa) se encuentra exclusivamente en el Noroeste de Australia, y otras seis son endémicas de Madagascar, pero la más numerosa y ampliamente distribuida es la A. digitata, o baobab Africano.

Se trata de un árbol que vive normalmente unos 500 años y puede llegar a vivir más de 5.000 años.

Sus hojas son grandes y palmeadas, y sus flores blanquecinas se abren únicamente de noche. Su fruto es una cápsula de forma ovalada que mide entre 10 y 45 cm, con una cáscara dura y leñosa que lleva dentro muchas semillas incrustadas a una pulpa deshidratada compuesta por pequeñas aglomeraciones harinosas de sabor ligeramente cítrico.

Las frutas y las hojas son las partes más comúnmente utilizadas como alimento, pero su corteza y raíces tienen también importantes propiedades medicinales.

Sus hojas son consumidas cocidas o en sopa, siendo un alimento básico en muchas poblaciones de África Subsahariana. La pulpa de la fruta se come fresca, se extrae de las fibras y semillas amasándolas en agua fría cuya emulsión se tamiza, o se mezcla en diferentes preparaciones.

La producción de pulpa y hojas de baobab se basa casi por completo en árboles que crecen naturalmente en bosques o campos de agricultores locales. Como ocurre con otras especies no domesticadas, existe una gran variabilidad en las características entre árboles silvestres individuales en diferentes regiones, incluidos los rasgos morfológicos y el contenido de nutrientes de la pulpa, las semillas y las hojas.

Por ello, es importante conocer la procedencia de los productos de Baobab que compremos, asegurándonos de que se garantizan las condiciones de sostenibilidad en la producción e incluyen su información nutricional.

.

propiedades baobab

.

Composición y valor nutricional del Baobab

Varias partes de la planta tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antimicrobianas, antivirales, antihepatotoxicidad, antidiarreicas y tripanocidas (un grupo de parásitos).

Según la composición de cada una de estas partes del Baobab, se aprovechan en diferentes usos tradicionales.

  • Las hojas del Baobab

Contienen entre de un 13 y 15% de proteínas, de 60 al 70% de carbohidratos, de 4 a 10% de grasas y alrededor de un 11% de fibra, proporcionando un valor energético de alrededor de 450 kilocalorías de las que el 80% es energía metabolizada.

Son ricas en pro-vitamina A y vitamina C, y tienen 5 de los 8 aminoácidos esenciales. Son una fuente significativa de proteínas vegetales y minerales (especialmente hierro), además de aportar una consistencia viscosa a platos tradicionales locales, como sopas y guisos.

.

  • La pulpa del Baobab

Contiene un 8,7% de humedad con 2,7% de proteína vegetal, 0,2% de grasa, 73,7% de carbohidratos y 8,9% de fibra, con un valor energético similar al de las hojas.

Es muy reconocida por su muy alto contenido en vitamina C que puede alcanzar hasta 10 veces el de la naranja.

La dulzura se la proporciona el alto contenido de fructosa, sacarosa y glucosa, mientras que el sabor ácido se debe a la presencia de ácidos orgánicos que incluyen ácido cítrico, tartárico, málico, succínico y ascórbico (vitamina C), aportando también minerales como el calcio, el hierro y el magnesio.

.

  • Las semillas de Baobab

Contienen un 33,7% de proteínas, un 30,6% de grasa, un 4,8% de carbohidratos y un 16,9% de fibra. El valor energético es aproximadamente un 50% más alto que el de las hojas.

Se utilizan como espesantes en las sopas y se fermentan como agentes aromatizantes. También se tuestan para utilizarlas como sustituto del café o se comen en bocadillos.

.

  • El aceite de las semillas de Baobab

Contienen un 73,1% de ácidos grasos insaturados y 26,9% saturados, con altas proporciones de ácido linoleico (39,4%) y oleico (26,7%), así como ácido palmítico y alfa-linolénico.

Han sido utilizados durante siglos por las comunidades locales con propósitos medicinales, alimenticios y aplicaciones cosméticas.

.

usos del baobab

.

Para qué es bueno el Baobab

Muchos estudios muestran que la pulpa del fruto de la Adansonia digitata es rico en vitaminas y minerales, además de contener una gran cantidad de fibra dietética soluble e insoluble.  El contenido de vitamina C contribuye a su alta capacidad antioxidante, así como ciertos flavonoides y taninos.

En la medicina tradicional la pulpa del fruto y las semillas en polvo del baobab se utilizan en casos de disentería y para promover la transpiración.

La corteza, por su parte, es considerada un tónico cardíaco que posee además propiedades diuréticas.

Los aceites de las semillas se utilizan en la medicina tradicional local para el tratamiento tópico de espasmos musculares, venas varicosas y heridas, así como para el cuidado del cabello.

Las hojas y la pulpa de los frutos se usan como antipirético. Las hojas en polvo se preparan para tratamientos antiestrés y antifatiga, así como para aliviar picaduras de insectos y como tónico.

También en la medicina tradicional, las semillas tostadas y trituradas se usan para aliviar los dientes enfermos y las encías inflamadas; en algunas regiones, se utiliza también una decocción de la corteza como enjuague para limpiar las encías enfermas.

Los estudios han confirmado que la corteza tiene propiedades anti-hemorrágicas, diaforética, antipirética y anti-oftálmica, comprobando que un extracto etanólico de esta mejoraba las contracciones de los músculos del corazón en ratas y uno de sus componentes glucósido es un antioxidante con propiedades anticancerígenas, anti-VIH y antibióticas.

Por su parte, los estudios confirman que las preparaciones con hojas tienen también efectos hipotensivos, antihistamínnicos, calmantes y emolientes, mientras que la pulpa del fruto del baobab actúa como un paliativo para fiebres y disenterías.

Algunos experimentos en ratas también mostraron que la pulpa del fruto tiene un marcado efecto antiinflamatorio y actividad analgésica y antipirética, producto de la presencia de esteroles, saponinas y triterpenos.

Las pruebas también han demostrado que la pulpa del fruto podría utilizarse para tratar la anemia falciforme. Por los taninos, mucílagos, ácido cítrico y celulosa, puede resultar efectiva contra la diarrea, y tiene efectos prebióticos, por las fibras dietéticas solubles, estimulando el crecimiento y la actividad metabólica de los organismos beneficiosos de nuestros intestinos.

Los extractos de la fruta, las semillas y las hojas son antimicrobianos contra Bacillus subtilis, Escherichia coli, Mycobacterium leprae, y antimicótico contra Penicillium crusto-sum, Candida albicans y Saccharomyces cervisiae.

Las vitaminas esenciales (B1 y B2) presentes en la pulpa del fruto son importantes para la integridad de las células, el  sistema nervioso, los ojos y la piel. La vitamina B3 (niacina) es fundamental en las funciones metabólicas y la vitamina B6 (piridoxina) interviene en la elaboración de sustancias que regulan el estado de ánimo.

La cantidad de vitamina C en la pulpa del fruto del baobab alcanza los 300 mg cada 100 g, por lo que con sólo 25 a 30 g llegaría a la cantidad diaria recomendada (75 mg para las mujeres y 90 mg para los hombres). La acción antioxidante de la vitamina C protege las células del daño de los radicales libres, además de ayudar a la absorción de hierro y calcio. La deficiencia en vitamina C puede producir escorbuto y debilitar el sistema inmune promoviendo la susceptibilidad a enfermedades.

Por su parte, la vitamina A resulta indispensable para el mantenimiento de la integridad celular y, junto a las anteriores, favorece la síntesis de melanina.

.

En resumen….

En particular la pulpa del fruto de baobab, es estudiada como un alimento funcional e importante elemento para el uso cosmético por sus propiedades:

  • Antioxidante: favoreciendo la regeneración de las células, previniendo el envejecimiento y las enfermedades.
  • Antiinflamatoria: reduciendo la inflación muscular por lesiones, artritis, artrosis, etc.
  • Analgésica: reduciendo el dolor.
  • Antimicrobiana: contribuyendo a eliminar o inhibir el crecimiento de microorganismos como bacterias y parásitos.
  • Prebiótico: promoviendo el crecimiento de bacterias beneficiosas para la protección intestinal.
  • Fuente de vitaminas y minerales: que contribuyen al bienestar general y al estado de ánimo.

.

Posibles contraindicaciones del Baobab

La cantidad diaria aconsejada se establece entre los 5 y los 30 gramos de pulpa del fruto del baobab (una cucharadita hasta una cucharada sopera, como máximo), que puede diluirse en líquidos, como jugos, agua, yogures u otros preparados.

La pulpa resulta negativa a los alérgenos más comunes, y no se han registrado estudios concluyentes sobre la sensibilidad a sus componentes. Sin embargo, existen algunas preocupaciones respecto a algunos ácidos grasos, especialmente en los aceites de semillas de baobab, que podrían resultar nocivos.

Se recomienda no superar las dosis indicadas y evitar su uso durante el embarazo o la lactancia, puesto que no hay evidencia científica concluyente respecto a su uso en estas situaciones o del exceso en su consumo, así como en cuanto a las interacciones con medicamentos específicos.

.

Bibliografía consultada

  • “Baobab Tree (Adansonia digitata L) Parts: Nutrition, Applications in Food and Uses in Ethno-medicine – A review”, Zahrau Bamalli, Abdulkarim Sabo Mohammed, Hasanah Mohd Ghazali y Roselina Karim. Departament of Food Science, Faculty of Food Science and Technology, Universiti Putra, Malaysia. Annals of Nutritional Disorders & Therapy, Vol 1, Issue 3. 2014
  • “Descriptors for Baobab (Adansonia digitata)”, Kehlenbeck K., S. Padulosi and A. Alercia. Biodiversity International y World Agroforestry Centre. 2015
  • “Baobab, el súper fruto africano del bienestar”, Todo Salud, Instituto Biológico de la Salud. 2011
  • “Market Brief in the European Union for selected natural ingredients derived from native species. Adansonia digitata Baobab”, Dr. Joerg Gruenwald and Dipl. Ing. Agr. Mathias Galizia. United Nations Conference on Trade and Development. 2005

 




Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Naturvegan Ecológico S.L.
  • Finalidad: Moderar comentarios y responder a consultas.
  • Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros.
  • Derechos: Acceso, rectificación, oposición, cancelación, portabilidad y no limitación del tratamiento y derecho al olvido.
  • Información adicional: Consulta nuestra Política de privacidad.