MENUMENU

Cómo recolectar y almacenar correctamente las semillas

Publicado en Blog, Huerto ecológico | 1 comentario »

recolectar semillas

¿Cómo se recolectan y almacenan las semillas de hortalizas, plantas aromáticas y ornamentales?

Aprender a recolectar y a almacenar semillas de forma correcta nos puede ser de gran utilidad para ser más autosuficientes en nuestro huerto o jardín, ya que nos da la oportunidad de realizar todo el proceso de la reproducción de las plantas, desde la germinación hasta la floración.

Para tener esta opción debemos conocer los métodos para recolectar y almacenar las semillas, cómo hacerlo de forma correcta para posteriormente utilizarlas para la siembra o incluso en algunos casos para el consumo de las semillas en nuestra dieta.

Aunque comprar semillas ecológicas puede ser muy económico, obtener las tuyas propias es un proceso que puede ser muy satisfactorio.

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de recolectar las semillas es utilizar una planta de calidad. Entre las plantas del mismo tipo que tengamos debemos observar cuál es la más fuerte y la mejor y usarla para nuestro objetivo, ya que así aseguramos que la transmisión genética también será de calidad.

> Lee Cómo hacer biopreparados contra plagas

En segundo lugar, debemos localizar dónde se encuentran las semillas de cada planta. Normalmente, las semillas se ubican en la flor o el fruto que genera la planta.

En el caso de las semillas en los frutos es más sencillo reconocerlas, ya que es la parte dura que encontramos en el interior. Los frutos pueden ser monospermas cuándo sólo contienen una semilla, como por ejemplo el aguacate o la cereza, o polispermas cuándo tienen más de una, como la manzana o la calabaza.

Cuándo las semillas se encuentran en la flor, suelen ser más  difíciles de encontrar. Para localizarlas debes arrancar los pétalos de la flor y quedarte con su parte interior. En algunas plantas encontrarás la semilla en la punta de sus estambres, si los agarras hay una pequeña parte más dura y eso es la semilla de su flor, como en la amapola. En otras flores verás unos hilos alargados y finos alrededor del pistilo, esos hilos alargados son las semillas, por ejemplo el clavel de moro. Y en otras ocasiones la semilla se encuentra en la parte inferior de la flor, en el pistilo.

> Lee El huerto vertical urbano

Existe una forma práctica para poder recoger bien las semillas y consiste en rodear la flor con una bolsa de papel y apretarla a su tallo. Cuando estén listas para esparcir sus semillas caerán en la bolsa y así nos será fácil su recolección. Además, podemos ayudar a que caigan haciendo movimientos bruscos con la flor. Una vez hemos realizado este proceso, cortamos la flor y la colocamos del revés, abriendo la bolsa en la que obtendremos las semillas. Un buen ejemplo para utilizar este método es la cebolla.

.

Cómo obtener semillas de las hortalizas más comunes

Calabaza, calabacín, judías, habas, guisantes, pepinos, melón y maíz

La localización de sus semillas es muy sencilla. En el interior de la hortaliza encontramos las semillas que aparecen como entes más duras y en muchas cantidades. Podemos extraerlas de forma fácil, limpiarlas si tienen restos de la pulpa de la hortaliza y dejarlas en un lugar fresco y seco.

.

Berenjena, pepinos y tomates

Para obtener sus semillas el proceso es un poco más elaborado.

Debemos escoger los mejores frutos tempranos y los dejamos madurar completamente. Tras su recolección, tendremos que abrirlos y con la utilización de agua separar la pulpa del grano, que es la semilla. Tras este proceso deberán secarse en un lugar fresco y seco.

.

Pimientos y guindillas

Las semillas se encuentran dentro del pimiento o la guindilla. Tienen una forma redondeada y se colocan en la parte baja de la hortaliza. Debemos sacarlas de la fruta y dejarlas secar en un lugar fresco.

.

Cebollas, puerros, rábanos, remolacha, coles y lechugas

Estas hortalizas florecen y es en la flor donde podemos encontrar las semillas. Como hemos contado anteriormente podemos usar el método de la bolsa de plástico para conseguir las semillas o bien cogerlas manualmente.

.

Brócoli o coliflor

Debes dejar florecer la planta y le saldrá una parte central o pella. Corta las partes laterales y deja crecer.

En ella florecerá y se posarán las semillas dentro de vainas. Si las dejas secar, se convierten en un color marrón y ya contienen en su interior las semillas. Es el momento de cortarlas y extraer las semillas.

.

Puedes realizar el mismo proceso con las plantas aromáticas y ornamentales

Laurel, albahaca, cebollino, cilantro, eneldo, hinojo, orégano, menta y perejil

Tras florecer, las flores se secan y es el momento de extraer las semillas, ya que en permanecen en su interior. Podemos cortar el tallo que tiene las flores secas y ayudarte con los dedos para extraes la semilla que se encuentra en cada flor.

Con todas estas plantas puedes realizar el mismo proceso.

.

Girasoles, capuchina, amapola, flor de luna y campanitas

Son algunas de las flores ornamentales de las que puedes obtener fácilmente su semilla. Sólo necesitas esperar a que la flor se seque y en ese momento encontrarás en su interior, en la parte más cercana al tallo, la semilla. Recoléctalas usando tus manos.

.

¿Y cómo almaceno las semillas?

Para almacenar las semillas es importante en primer lugar realizar un buen secado para evitar la aparición de moho.

Para secar completamente las semillas que quieres guardar simplemente colócalas sobre papel o servilletas y las dejas en una zona fresca y seca, que esté bien aireada pero sin corrientes de viento para que no se vuelen.

Una vez se hayan secado de forma correcta tus semillas, puedes colocarlas en tarros de vidrio que impidan la entrada de aire, e intentar que sean de un color oscuro para que la luz del sol no las dañe o las haga germinar. Otra forma de guardarlas es colocarlas en sobres de papel o en bolsitas de papel. No se recomienda guardarlas en bolsas de ropa ya que puede aumentar la humedad y hacerlas germinar. Después se almacenan en un lugar oscuro y fresco.

Independientemente de si las guardas en un tarro de cristal o en un sobre de papel, acuérdate de indicar de qué planta se trata y cuándo recolectaste las semillas para facilitar su identificación.

> Lee Porqué es importante que hacer un cuaderno de campo para tu huerto

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y puedas realizar tu propia recolección de semillas partiendo de estos métodos y su posterior almacenaje con éxito.

Un comentario a Cómo recolectar y almacenar correctamente las semillas

  1. Muy bueno el articulo, a las semillas almacenadas le agrego cenizas para controlar la humedad y evitar la aparición de hongos

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete gratis a ECOagricultor

Únete a más de 100.000 personas que ya reciben cada semana las últimas publicaciones.
Debe introducir un email válido
Acepto la Política de Privacidad y doy mi consentimiento a ECOagricultor para que me mantenga informado vía el email que introduzco de las novedades, noticias y productos presentes en la página.
Si deseas revocar tu consentimiento o dejar de recibir información de ECOagricultor, puedes anular tu suscripción pulsando el enlace que hay al final de cada una de las newsletters que son enviadas. Valoramos y respetamos tus datos personales. Recuerda que siempre puedes consultar nuestra Política de Privacidad para saber cómo tratamos tus datos.
Debe aceptar la Política de Privacidad para suscribirse