MENUMENU

El TTIP sigue adelante amenazando el medio ambiente y la soberanía energética

Publicado en Agricultura Ecológica, Blog | Sin Comentarios »

ttip

El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) que se está negociando entre Estados Unidos y la Unión Europea a espaldas de los ciudadanos atenta directamente sobre derechos básicos como la soberanía alimentaria y energética o sobre la protección y el cuidado del medio ambiente.

Desde hace más de tres años se viene negociando el TTIP y desde entonces no ha cesado la polémica por las consecuencias sociales y medioambientales tan negativas que tendría este tratado si finalmente se llevara a cabo en cuestiones como la soberanía alimentaria y energética. En la 14ª ronda de negociaciones entre Estados Unidos (EEUU) y la Unión Europea (EU) se está negociando sobre energías fósiles y renovables y los compromisos para el cuidado del medio ambiente y el cambio climático.

La desconfianza que sentimos hacia este tratado crece a medida que se filtra más información sobre los puntos que se están negociando del TTIP. En concreto, en la 14ª ronda de negociaciones que se está produciendo en Bruselas se están tratando cuestiones como las energías renovables y las fósiles. En este tema, en el documento del TTIP se proponen medidas alarmantes como eliminar toda posibilidad de que los Gobiernos tengan autonomía para incorporar políticas que promuevan la producción y consumo de las energías limpias o el desarrollo sostenible y quitar la restricción de la venta de gas o petróleo a la UE que EEUU tiene que acatar actualmente.

En esta nueva negociación se quiere eliminar cualquier tipo de restricción que limite la exportación de gas de EEUU a la UE y perpetuar el consumo de combustibles fósiles. Este gas es extraído a través de fracking o fractura hidráulica y durante su proceso, además de contaminar acuíferos, se produce gran emisión de gases de efecto invernadero (GEI).

En cuanto a desarrollo sostenible, se relega a una cuestión de buenas prácticas y no existe ninguna obligatoriedad de cumplir ningún objetivo de reducir los gases de efecto invernadero, eliminando todo tipo de responsabilidad para que las grandes corporaciones puedan contaminar libremente y puedan incluso denunciar un trato discriminatorio ante el uso de energías renovables. Así es imposible frenar el cambio climático y los daños sociales y ambientales que ocurren como consecuencia de éste (migraciones de personas, pérdida de biodiversidad en flora y fauna, mayor incidencia de enfermedades y muertes por contaminación, sequías, inundaciones, etc).

Con estos datos filtrados de las negociaciones de la 14ª ronda del TTIP podemos decir que seguimos estando muy preocupados porque se confirma que este tratado busca principalmente proteger y cubrir las necesidades de las multinacionales a toda costa y cueste lo que cueste.

En conclusión: más poder para las grandes corporaciones, eliminación de las restricciones a las que están sometidas actualmente y eliminación de todo poder legislativo, regulador y sancionador de los Gobiernos para que éstas tengan absoluta libertad para vender sus productos/servicios altamente contaminantes y disfruten de total impunidad ante catástrofes humanas y ambientales.

.


.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *